in

Mejor trato en negocios

Héctor López Gutiérrez recibe una constancia de manos de la investigadora Gina Villagómez Valdés

Capacitación a trabajadores en apoyo a la mujer

Con la convicción de crear espacios seguros para las mujeres y reeducar bajo una cultura de equidad y respeto, el Instituto Municipal de la Mujer (IMM) impartió dos talleres al personal masculino de la Fundación Club Cultural.

La fundación está integrada por los bares La Negrita, La Fundación Mezcalería y Casa Chica.

Su personal, alrededor de 80 varones, participaron en los talleres “Masculinidad y violencia” y “Fortaleciendo espacios seguros” que se impartieron a lo largo de un mes, con un total de 24 sesiones divididas en cuatro grupos.

Ayer personal del IMM, encabezados por la directora Fabiola Josefina García Magaña, entregó constancias a los participantes del taller.

También se contó la presencia de Patricia Martín Briceño, socia de la Fundación Club Cultural; Julio Sauma Castillo, secretario municipal de Participación Ciudadana; y Gina Villagómez Valdés, representante de la Red de Mujeres por la Democracia Paritaria.

Contra el machismo

Patricia Martín señaló que el machismo es el mal del siglo y como empresa se sienten comprometidos a tomar acciones que ayuden a cambiar la forma en que los hombres ven a las mujeres, para propiciar equidad, y en la búsqueda de que ellas se sientan seguras y libres de acoso.

A su decir, el machismo es un mal cultural, una cuestión de educación, y al contar con personal en su mayoría hombres resulta importante reeducarlos para que sepan no solo cómo tratar a las mujeres que acuden a los negocios que operan, sino también saber cómo responder o ayudar ante situaciones de acoso o violencia que pueda generarse dentro de esos establecimientos.

No es la primera vez que solicitan al IMM la impartición de talleres de este tipo, pues desde 2017 y en 2018 participaron de éstos, pero como el personal suele rotar mucho, le parece necesario el que se cursen de nuevo y haya una continuidad al trabajo que se realiza en este sentido.

En los negocios que opera la fundación, indicó, se han tenido situaciones complejas, y nunca han evadido esas situaciones o hacerse responsables de los conflictos derivados de las formas culturales machistas, por el contrario, las enfrentan.

Una forma de ayudar a reducir o eliminar esos casos, al menos por parte del personal, son estos talleres que han cursado, expuso.

El trato diferencial con las clientas respecto a los hombres es una de las quejas que suelen recibir, pues los meseros tienen la idea que el hombre es el que paga y, por tanto, es al que deben dirigirse cuando es una mesa con comensales mixtos, precisó.

Las féminas suelen expresar que los meseros les hacen más caso a los hombres, les sirven más rápido y brindan más atención.

Detalles en la conducta como esos son los que buscan cambiar, fomentando la equidad, dijo.

De ahí que en los talleres que se les impartieron, los facilitadores hayan trabajado en la sensibilización del ejercicio de la violencia contra las mujeres, para que pudieran identificar los tipos de violencia, algunos de los cuales no reconocían como tal.

Así lo explican el antropólogo Rafael Alfaro Cob y el psicólogo Jesús Ortega Mena, dos de los instructores de los talleres impartidos por el IMM, quienes indican que como parte del taller “Fortaleciendo espacios seguros” se trabajó con los asistentes rutas de actuación para saber cómo ayudar a las mujeres cuando solicitan apoyo por una situación de acoso.

Los capacitadores manifiestan que se crearon estrategias y otra de las acciones será establecer una palabra clave que las usuarias puedan decir al mesero cuando se encuentren en una situación de alto riesgo, la cual se difundiría únicamente a las mujeres en espacios propios para ellas, como los sanitarios.

Si el mesero escucha la palabra clave, sabrá que las mujer cursa una situación de peligro alta y está preparado sobre cómo actuar ante estos casos.

También enfatizaron que en los últimos años, solo dos empresas del ramo de los bares y restaurantes han capacitado a su personal sobre estos temas, la Fundación Club Cultural y Eladio’s.

En lo que va de este primer semestre del año han ofrecido cursos y talleres a 950 personas del sistema educativo, de bares y restaurantes.

Se busca que haya un mayor interés por parte los negocios del área de bares y restaurantes en capacitar a su personal.

Los talleres se imparten de manera gratuita, solo hay que solicitarlos al correo electrónico solicitudtaller@merida.gob.mx o al teléfono del IMM (924-02-96).— IRIS CEBALLOS ALVARADO

Acoso

El antropólogo Rafael Alfaro Cob y el psicólogo Jesús Ortega Mena, dos de los instructores de los cursos impartidos por el IMM, dijeron que como parte del taller “Fortaleciendo espacios seguros” se trabajó con los asistentes en rutas de actuación para saber cómo ayudar a las mujeres cuando solicitan apoyo por una situación de acoso.

Centenares de personas evacuadas por los incendios en Australia

Cartón de Tony: Preparen su cochinito