in

Menos accidentes mortales a causa de la contingencia del Covid-19

Estampa del centro meridano sin tráfico. Han disminuido los embotellamientos viales por la contingencia

Trae sus beneficios

La cuarentena obligada para frenar el avance de la pandemia del coronavirus Covid-19 tiene beneficios en Mérida: la disminución de muertes por accidentes de tránsito y de atropellamientos de peatones en calles de la ciudad, la solución de embotellamientos viales en el Anillo Periférico y avenidas muy transitadas y una reducción de la contaminación que generan los automotores en la capital estatal.

El ingeniero René Flores Ayora, especialista en temas de vialidad y quien suele recopilar estadísticas sobre muertes en siniestros de tránsito, dijo que desde hace dos semanas se observa que los accidentes mortales en el Anillo Periférico de Mérida han disminuido notoriamente. Hasta el 6 de marzo pasado llevaba contabilizadas 11 personas muertas en el Periférico de Mérida y se ha frenado esta ola de fallecimientos en esa autopista metropolitana, a la que él llama “una vía que no perdona vidas” porque los vehículos transitan a más de 90 kilómetros por hora y un choque a esa velocidad generalmente es mortal.

“En esta fase de cuarentena en la que la inmensa mayoría de la gente está en sus casas, los conductores ya no tienen la prisa de llevar temprano a la escuela a sus hijos o de llegar a su oficina. Ahora manejan con mucha calma y con mayor responsabilidad”, consideró el experto.

Prisas

“Sabemos que las prisas y manejar a alta velocidad son factores de riesgo para los siniestros viales y ahora la ciudad tiene una importante disminución de su parque vehicular y peatonal”.

El ingeniero Flores Ayora mostró dos fotografías de Mérida en la época de 1920 y las comparó con otras que muestran el panorama que tiene hoy la ciudad por la cuarentena y son idénticas: pocos autos, poca gente y calles semidesiertas.

“Las imágenes del centro de la ciudad de hoy me recuerdan a las fotografías de los años 20’s porque habían pocos vehículos automotores y pocos peatones en las calles. Convivían sin problemas los autos, la gente, las bicicletas y los coche calesas”, comentó el entrevistado.

“En esta emergencia sanitaria mundial ocasionada por la gran pandemia del coronavirus Covid-19 vemos que está paralizado el mundo y Mérida no se ha quedado atrás. Desde la semana pasada, cuando el gobierno del estado decretó la suspensión de clases, cerró muchos establecimientos y exhortó a que la gente permanezca en su casa para que no se expanda el virus, la ciudad de Mérida se semiparalizó en lo referente a la movilidad peatonal, a la circulación vehicular particular y del transporte público”, indicó.

En su opinión, la entrada de vehículos a Mérida por las distintas carreteras de acceso a la capital disminuyó alrededor de un 55%, los desplazamientos en la movilidad peatonal bajó un 70%, el transporte vehicular o privado también disminuyó en un 65% y el transporte público bajó en un 45%.

Disminución

Toda esta disminución, dijo, sin duda deja beneficios tangibles a la ciudad porque ya no se ven cientos de vehículos circular por las calles y avenidas y no se ven los embotellamientos en intersecciones conflictivas, tanto en las vialidades de la ciudad como en el Periférico de Mérida. Lo más importante, añadió, es que las muertes por siniestros de tránsito en el Periférico se estancaron en 11 hasta el momento y eso es muy significativo porque no hay pérdida de vidas humanas y cuantiosas pérdidas patrimoniales.

Accidentes

“Con el estado de emergencia en la ciudad y en el estado estamos viendo una gran disminución de choques entre vehículos y muertos”, destacó el ingeniero de tránsito.

“Se nota una disminución muy importante en la circulación de vehículos en todas las calles y avenidas de Mérida porque la gente no está manejando, no está saliendo como antes de la pandemia”, recalcó.— Joaquín Chan Caamal

Síguenos en Google Noticias

Listo el nuevo vehículo de exploración espacial de la NASA

Cartón de Tony: Estado de emergencia