in

Menos pérdida en agua

En la colonia García Ginerés se instaló recientemente tubería de “bypass” o desviación

Plan para mitigar el desperdicio de 7 de cada 10 litros

Históricamente, al menos la tercera parte del agua potable que se envía a la red de distribución en Mérida y la zona metropolitana se ha perdido por fugas y otros factores que se corregirán en gran medida en 2021, informa Sergio Chan Lugo, director general de la Junta de Agua Potable y Alcantarillado de Yucatán (Japay).

En la actualidad, explica, cada segundo se envían 5,588 litros a la red de agua potable. Siete de cada diez son pérdida, una cantidad verdaderamente preocupante, que era incluso mayor en años anteriores.

El funcionario indica que la principal causa de esa pérdida son las fugas, que se han estado atendiendo con especial énfasis desde el último trimestre de 2018.

A las fugas se agregan otros problemas que repercuten en la facturación, como medidores en mal estado, la ubicación de éstos en lugares inaccesibles para las lecturas y el “huachicol”, es decir, el robo de agua evadiendo los sistemas de medición.

Sergio Chan anticipa que en 2021 se pondrán en marcha dos estrategias encaminadas a hacer más eficiente la distribución del agua y, como consecuencia, a mejorar la facturación:

1) Producir agua de acuerdo con la demanda.— En este objetivo desempeña una función importante el sistema de telemetría, que permite regular la producción de las plantas potabilizadoras y los principales cárcamos.

Actualmente se bombean 5,588 litros por segundo las 24 horas del día y los 365 días del año, con la misma presión.

Con el sistema de telemetría se identifican las horas de mayor consumo en cada zona. Así, en horas no pico se reducirá la presión y será menor la cantidad de agua circulante en la red. Con esta disposición también se ahorrará energía eléctrica.

2) Mejorar la eficiencia en la facturación.— Es un objetivo vinculado al anterior. Desde 2018 se produce la misma cantidad anual de agua: 176.2 millones de metros cúbicos, pero no se factura el mismo volumen.

Por ejemplo, en 2018 se facturaron 52.8 millones de metros cúbicos, lo cual arrojó eficiencia física de 29%; en 2019 se elevó la facturación a 54.1 millones de metros cúbicos, para una eficiencia de 31%, y en lo que va de 2020 se han facturado 49.2 millones de metros cúbicos, con eficiencia física de 30%.

El director de la Japay subraya que en ningún sistema del mundo se logra una facturación del cien por ciento del agua producida. Si acaso se alcanza el 70%, que en el caso de la Junta es el porcentaje de agua que se pierde. Sin embargo, reitera que el objetivo es conseguir mayor eficiencia en ese aspecto.

La misma presión

Al hablar de la primera estrategia, Chan Lugo explica que hoy en día se bombea la misma cantidad de agua a todas horas. Cuando baja el consumo y los tinacos están llenos, el líquido empieza a salir por las fugas, porque conserva la misma presión.

Con el sistema de telemetría se regularán los sectores, para enviar solo el agua que se requiera. Con menos producción, la eficiencia en la facturación será mayor.

El exdirector regional de Conagua recuerda que durante su gestión en la Japay se ha dado especial atención a la reparación de fugas, lo cual se refleja en un ahorro considerable del líquido.

Y cita las siguientes estadísticas: en 2018 (el último trimestre correspondió a la actual administración) se repararon 29,133 fugas, que representaron un ahorro de 394,869.6 metros cúbicos; en 2019 se repararon 28,775 y se logró el ahorro de 554,147.2 metros cúbicos; en 2020 las cifras son de 27,458 y 444,786.4, respectivamente.

En total, en estos años se han atendido 85,366 fugas. El ahorro es de 1.393,803.2 metros cúbicos.

El entrevistado explica que, aunque las reparaciones de 2019 y 2020 son menores que las de 2018, el ahorro es mayor porque se enfocaron en tuberías de grandes dimensiones, a las que antes no se volteaba a ver.

Con esos trabajos, prosigue, se ha logrado una buena recuperación de caudales y esto se palpa en la eficiencia comercial de la Japay. En 2018, lo facturado significó una recaudación de $294.8 millones, con una eficiencia de 86% (porcentaje de ingreso de la facturación). En 2019 la suma ascendió a $323.5 millones, con eficiencia de 89%, y a punto de cerrar 2020 la cifra es de $301.2 millones y eficiencia de 88%, aunque hay que tomar en cuenta que este año hubo dos meses de facturación en cero, como apoyo a los usuarios por la pandemia de Covid-19.

Mejor lectura

En cuanto a los medidores, adelanta que en el primer trimestre de 2021 se instalarán 17,000 nuevos aparatos para sustituir los que están en mal estado.

Esta medida, añade, permitirá una medición correcta y se traducirá en una mejor facturación.

En estas fechas se espera concluir el proceso de compra de los medidores.— ÁNGEL NOH ESTRADA

El agua potable Más datos

La Japay tiene en la actualidad 371,000 usuarios (cada uno representa un contrato).

Morosidad manejable

Sergio Chan Lugo, director general de la Junta, dice que la morosidad está en niveles manejables, pero si se cobrara el 100% se podrían hacer más inversiones en mejoras.

Altibajos

Hasta el 17 de junio de este año, en lo más álgido de la pandemia de Covid, el 38% de los usuarios había caído en morosidad. La cifra subió a 40% en septiembre y el 23 de noviembre había bajado de nuevo a 34%. Muchos aprovecharon las promociones de El Buen Fin para ponerse al día. Las promociones se extendieron al 20 de este mes. Del 21 de noviembre al 10 de diciembre se habían beneficiado 13,087, con descuentos de $1.473,232 en total.

Tormentas y Covid

Chan Lugo indica que el personal “se la rifó” en el servicio durante las tormentas recientes. Sobre Covid, de los 912 empleados solo 23 han resultado positivos y no hay reportes de casos fatales. Otros 45 han sido negativos.

Gana por sus piernas