in

Mercados reviven por las ventas del Día de Muertos

Mosaicos de colores

Foto: Megamedia

En estas fechas de rezos, altares y honras a los difuntos, la visita a los cementerios no es la única parada para cientos de meridanos que aún guardan la tradición.

También lo es la romería de amas de casa a los mercados municipales, transformados en mosaicos de colores, olores, sabores y voces de fuerte acento yucateco que pregonan los ingredientes para la elaboración del mucbilpollo, y de quienes preguntan por precios y productos.

Hay mesas repletas de recipientes de recados negro y colorado, bolsas de achiote, montones de rojos tomates, aromático epazote, verdes hojas de plátano, botellas de manteca de cerdo, masa; naranja dulce, jícama, toronja, cilantro y chile en polvo para preparar el “xec”, y en la sección de tablajeros piezas de pollo y cortes de puerco penden de ganchos en los puestos.

También hay dulces típicos para colocar en los altares, como mazapanes, palanquetas, cocadas o “coquitos”, cremitas, tamarindos, garapiñados y calaveritas de azúcar con nombres propios en la frente, a la usanza del centro del país.

En un pasillo del Lucas de Gálvez un local llama la atención porque exhibe calaveritas vestidas de mariachis, catrinas, monjes y otras miniaturas artesanales.

A continuación ofrecemos imágenes captadas en el principal centro de abasto de Yucatán, que en estos Días de Muertos está más vivo que nunca.— M.Ch.M.

Estable un herido de Temax

Fraude a un ganadero de Tizimín