in

Mesa de diálogo en el Ieaey y más señalamientos

La manifestación ayer en el edificio central del Instituto de Educación para Adultos del Estado de Yucatán

Acuerdan tregua

El problema laboral en el Instituto de Educación para Adultos del Estado de Yucatán (Ieaey) entró ayer en un paréntesis al instalarse una mesa de diálogo que el próximo martes 18 presentará propuestas de solución.

Antes del acuerdo, el sindicato de trabajadores del Ieaey hizo una manifestación frente a las oficinas centrales del instituto e impidió el paso al personal. Esto obligó a que los responsables de los programas de enseñanza improvisaran en el parque de San Juan mesas y sillas para aplicar exámenes a 62 personas que forman parte de 5,000 que deben ser evaluadas en junio.

Un notario público dio fe de las actividades en San Juan y también del cierre con candados del edificio del Ieaey, donde además funciona la Plaza Comunitaria “Gral. Salvador Alvarado”.

Ayer informamos del inicio de las protestas de los trabajadores sindicalizados, que acusan al director general del Ieaey, Kirbey Herrera Chab, de hostigamiento laboral y de violaciones al contrato colectivo de trabajo. En respuesta, el funcionario dijo que al parecer detrás de la protesta está la pérdida de prebendas y citó algunas irregularidades detectadas en esta administración, como el caso de una mujer de Chikindzonot que “aprobó” su enseñanza —con calificación de 10— cuando ya estaba muerta y de otra que también “presentó” examen cuando había suspendido su asistencia a la preparación tres años atrás porque le amputaron una pierna.

El sindicato suspendió la manifestación de ayer al instalarse la mesa de diálogo, que por la parte patronal integraron los responsables de las áreas jurídica y de administración y planeación de la institución, así como Juan Barea Canul, subsecretario del Bienestar del gobierno del Estado.

Entre las demandas que planteó la representación sindical —encabezada por el secretario general, Jaime Vélez Castillo— está en primer lugar la reinstalación de una sindicalizada por considerar injustificado su despido. También demandan que no haya represalias contra el personal y que se les proporcionen las herramientas suficientes para su labor.

Se acordó una tregua y nuevo encuentro el próximo martes 18. Durante la reunión, los sindicalizados reanudaron labores y las interrumpieron en el horario habitual.

Kirbey Herrera, quien no estuvo en la junta, dijo que la institución seguirá dispuesta al diálogo y se analizará el pliego petitorio, y si algún punto no se puede atender porque significa ir contra la ley así lo harán notar.

Sobre otros asuntos que ha señalado el sindicato, añadió que se ha respetado al pie de la letra el contrato colectivo de trabajo y al secretario general se le han concedido sus peticiones. Incluso, se le otorgó para su servicio un automóvil modelo 2018 que utilizó el anterior director general del instituto, se le paga la renta del local sindical, se le entrega material de papelería y se hacen aportaciones a los sindicalizados por los días de la Madre, del Padre, del Niño y hasta de Reyes. A quienes laboran en el Centro se les paga la mitad del importe de estacionamiento, sin que haya una obligación de por medio.

“Por el Día de Reyes entregamos $350 por cada hijo de los trabajadores”, apuntó. “Si uno tiene cuatro hijos recibe $1,400”.

Asimismo, dijo que al principio de la actual administración el sindicato planteó que a sus agremiados les adeudaban $27,000 en vales que habían quedado en el “aire” en la gestión anterior, por la suspensión de actividades de la empresa que los generaba, y la dirección general les entregó ese dinero en un acto de buena voluntad, porque no se podía demostrar legalmente ese adeudo.

El entrevistado explicó que los viáticos se pagan en los plazos establecidos y no hay adeudos a la fecha.

“Cuando llegamos al instituto había un desorden financiero y administrativo que hemos acabado poco a poco, siguiendo las instrucciones del gobernador Mauricio Vila Dosal”, subrayó. “Parece que eso no les gusta a algunos”.

En cuanto a medidas de ajuste internas citó un ahorro de alrededor de $30,000 mensuales por la cancelación de líneas de telefonía celular —en muchos casos ni siquiera se identificó quienes eran los beneficiarios— y ese dinero se canaliza ahora a plazas comunitarias que tenían computadoras en desuso y necesitaban internet. Cada funcionario paga su consumo telefónico.— ÁNGEL NOH ESTRADA

Evaluación

Yucatán finalizó septiembre de 2018 en el último sitio nacional en educación para adultos.

Los números

Considerando los cuatro niveles de enseñanza, a la fecha la entidad se encuentra en el lugar 31 de la lista general —escaló una posición—, pero en el rubro de avanzados —secundaria— se ubica en el sitio 29. Hay más de 17 mil personas en preparación con el sistema Ieaey.

Cartón de Tony: Sadomasodiplomacia

Donar sangre le ayuda al enfermo y al que la aporta