in

“México es muy federal”

Las labores en una primaria en 2018. Ofrecer una educación de calidad puede ayudar a combatir el populismo

La educación, arma contra el populismo

No se ve alguna figura política en estos momentos que cambie a Venezuela, a juicio del doctor Fortunato González Cruz, exalcalde de la Mérida venezolana.

“Y espero que no aparezca. Nosotros los venezolanos ya estamos cansados de figuras, esperamos que el cambio suba de abajo hacia arriba, sin necesidad de generales ni de líderes, ni de especie de supermanes que vienen a resolver los problemas. Este tipo de político que el pueblo necesita debe salir de la sociedad civil, de abajo hacia arriba, con una buena articulación en lo político, empresarial y con el pueblo. Por allá veo las cosas, en eso estoy empeñado democráticamente, en devolverle al pueblo su soberanía, en eso estoy empeñado”.

Se le pide su opinión sobre los rumores de que el estilo de gobierno populista del presidente Andrés Manuel López Obrador conduce a México a una situación similar a la de Venezuela, y responde: “México tiene una ventaja: no hay reelección. Por muy bueno que sea el presidente o por muy malo, el pueblo lo tiene que sacar mediante las elecciones; sin embargo, el PRI y el PAN, que son los partidos más institucionalizados, tienen que repensar su propia vocación porque a veces uno siente que pierde la cercanía con la gente”.

“El político se debe a la persona porque es un servidor público, el político está al servicio de las personas, y sobre todo, el político tiene que formarse de abajo hacia arriba, no es en la cúpula de donde debe surgir”.

“Entonces, un Presidente de la República como el de México o de Venezuela tiene que salir primero de la junta parroquial, de una comuna, del consejo municipal, del ayuntamiento, ir escalando posiciones y nunca quitarse el olor a pueblo”.

“Ustedes tienen que una identidad muy profunda porque México es muy federal y municipal y hay que fortalecer los municipios, hacerlos transparentes, que haya gobiernos abiertos, decir cuánto gana un concejal, los medios de comunicación tienen que ser muy cautelosos en la crítica, no hacer críticas solo por criticar, sino presentar hechos reales, comprobables, estudios, crónicas, trabajo periodístico de fondo que ponga en evidencia lo bueno que hace uno y lo malo que hace el otro y debe interrelacionarse mucho con la sociedad civil”.

“México tiene que cuidar a sus partidos políticos, el populismo tiene que eliminarse porque el fruto del trabajo tiene que ser del sudor de la frente, no puede arrimarse a un partido o realizar cualquier cosa”.

“El pueblo progresa con el trabajo de la gente, la gente sigue trabajando, el pueblo trabaja mucho, pero no le rinde en dinero, hay que hacer más justa la retribución de la riqueza”, sugirió.

“Una forma de erradicar el populismo es darle a cada quien la posibilidad de que se desarrolle sin necesidad de la dádiva, sin necesidad del gobierno, la primera manera de erradicar el populismo es con una muy buena educación, los mejores maestros tienen que estar en los barrios más populares porque la otra clase social puede pagar una buena educación”, apuntó.— Joaquín Chan Caamal

 

Gobierno Enseñanza

Más de las opiniones del doctor Fortunato González Cruz, exalcalde de la ciudad venezolana de Mérida.

Educación

“La buena educación tiene que estar en los pueblos más pequeños y entrenarlos en valores, ética y trabajo productivo, la creatividad es la mejor manera de evitar el populismo, y los partidos tienen que ganarse la voluntad popular no entregando o regalando cosas ni entregando cargos, sino dando oportunidades para que cada quien sienta que es protagonista de su propio desarrollo y bienestar, que éstos no dependan de ningún partido, de ningún cacique ni jefe, eso lo tiene que aprender la gente”.

Partidos

El político venezolano afirmó que los partidos políticos tienen que mirar y darle mayor fuerza al trama social, no tanto arribar al poder, porque al fin y al cabo el futuro de la política depende mucho del apoyo popular, de aquel que se rebela y comete errores o aciertos, pero por la vía de cómo pinta Latinoamérica parece que los errores y las amenazas son más que los aciertos.

Brillante en el Dakar