in

Michelle Fridman, en el ojo del huracán

El malecón de Progreso

Michelle Fridman Hirsch, publirrelacionista de éxito, ahora, como secretaria de Turismo de Yucatán, navega por agitados mares

En el ojo del huracán, así, sin metáforas, está Michelle Fridman Hirsch.

Y la secretaria estatal de Fomento Turístico de Yucatán (Sefotur) se metió ella misma en ese problema, que hoy es motivo de comentarios encontrados.

La polémica por las declaraciones que la funcionaria hizo a principios de febrero sobre “desaparecer” Progreso, para construir un nuevo destino turístico, todavía causa indignación entre propios y extraños, en particular entre los porteños, que por medio de representantes de diversos sectores de la sociedad manifestaron su disgusto.

Te pude interesar: Un recorrido por la historia de Michelle Fridman

A pesar de que Michelle Fridman (Ciudad de México, 1982) trató de justificar que su dicho lo sacaron de contexto los reporteros que cubrieron el encuentro, la desacertada e inoportuna expresión abona a remarcar una ríspida relación con la prensa local y sobre todo la división que parece evidenciarse entre los dirigentes y empresarios de los diferentes rubros de los servicios turísticos en Yucatán.

Sin embargo, Carlos Velázquez, un articulista de un diario de difusión nacional (Excélsior), en su colaboración “Fridman, entre ‘bombas’ y huracanes yucatecos” del viernes 15 de febrero pasado, a pesar de que no exculpa a Michelle de la interpretación de que había que trabajar mucho en Progreso y sería “más fácil borrarlo del mapa y volverlo a construir”, en descargo precisa que el significado de esa afirmación es una alegoría propia del argot de los turisteros.

“También se ha escuchado que eso hicieron en Mallorca o hasta han propuesto algo similar en Acapulco, cuando es obvio que no se trata literalmente de tirarles una bomba atómica”, añade el periodista, experto en negocios, turismo y finanzas.

El principio

Michelle, la más pequeña de tres hermanos, tiene dos licenciaturas, en Música por la Academia Fermatta, del Berklee College de Boston, campus México; y en Literatura Latinoamericana por la Universidad Latinoamericana de Ciudad de México. Estudió varios diplomados en Marketing y Turismo, y sus inicios laborales estuvieron profundamente ligados a las disqueras, en donde según cuenta aprendió a promover discos por medio del turismo.

A la servidora pública, además de confesarse adicta al trabajo, le gusta viajar, jugar tenis, la música de rock, el sushi, pero también los platillos franceses e italianos, aunque no desdeña la gastronomía yucateca, y el queso relleno es su guiso favorito.

La actual secretaria de Turismo de Yucatán primero estuvo en las disqueras “mainstream” o las de tendencia dominante, y después laboró para Putumayo World Music, un proyecto que difundía música folclórica, latinoamericana, del mundo, de cualquier rincón, al gran público.

“Ahí me tocó abrir el departamento de mercadotecnia para México, nos fue tan bien que terminé dirigiendo Putumayo para Latinoamérica en cuestiones de marketing”, recuerda Michelle Fridman en una entrevista publicada en un portal nacional.

En sus propias palabras, trabajando en esa empresa halla otras dos pasiones: el turismo y los medios, como complemento de la música.

El colapso de la industria disquera aceleró la transición de Michelle a otros rumbos, y decidió a emprender su propia agencia de relaciones públicas, enfocada a apoyar a las nuevas compañías disqueras, las independientes y a los artistas que las representaban.

Así, en 2008, según ella misma declara en un vídeo, Michelle Fridman se convierte en la fundadora y directora de la agencia de relaciones públicas Eme Media Com, dedicada a la promoción de proyectos turísticos en México. El vertiginoso crecimiento de la compañía de la actual secretaria de Turismo fue reconocido por la especializada revista Merca 2.0 que la catalogó dentro de las 15 mejores agencias de su categoría en el país.

En 2017, la directora de Eme Media Com, en una entrevista para otra publicación especializada, presumía tener una cartera de 500 clientes, en la que “tenemos la fortuna de hacer relaciones públicas, en lo personal, puedo tratar con dos industrias que me fascinan: el turismo y entretenimiento”.

En su declaración patrimonial ante la Controlaría General del Estado, que presentó el 1 de diciembre del año pasado, la funcionaria anota que se terminó su relación laboral con la empresa Putumayo World Music, en febrero de 2011.

Oficio político

Para el periodista especializado Carlos Velázquez, en su columna para el medio impreso capitalino, enfatiza que esa facilidad que tiene la empresaria para establecer vínculos públicos y sociales ligados a la industria de los viajes y la música no le es suficiente para consolidar su imagen como secretaría de Turismo de Yucatán, ya que para ello, requiere hacer política y mayor sensibilidad en su trato con los reporteros.

Eme Media Com, de la que la licenciada Fridman afirma se desligó de la representatividad legal en septiembre de 2018 (aunque admite que sigue siendo la propietaria del negocio, según afirma en una entrevista que concedió a Diario de Yucatán), cuando acepta la invitación del gobernador Mauricio Vila Dosal para integrarse al gabinete yucateco, el 1 de octubre de 2018.

La agencia ofrece servicios de promoción de proyectos turísticos, culturales, políticos y empresariales en México, Estados Unidos, Sudamérica e incluso al menos a una entidad europea y algunas organizaciones sociales y políticas nacionales.

Como centro de operación en sus oficinas, paradójicamente, en el número 11 A de la avenida Yucatán, en la colonia Hipódromo Condesa de Ciudad de México, brinda asesoría en estrategias de comunicación, relaciones públicas y con medios, mercadotecnia y producción, y clúster o nichos de empresas.

Eme Media Com opera para México y Estados Unidos desde sus oficinas centrales en la capital del país y San Antonio, Texas, y trabaja en los mercados regionales con sucursales en Guadalajara, Monterrey, El Bajío, Tijuana y Los Ángeles.

Según la página de Eme Media, el alcance de sus actividades “es local, regional, nacional e internacional; y como miembros del Clúster de Comunicación Global brindamos atención y operación precisa en diversos mercados del extranjero que abarcan ciudades como Nueva York, Madrid, Chicago, Miami, Quito, Bogotá y Morelia”.

En la entrevista con Diario de Yucatán, se le preguntó a la secretaria estatal de Turismo de las oficinas en Mérida. La funcionaria asegura que las cerró antes de ser funcionaria pública debido a la poca rentabilidad.

Entre los principales clientes de Eme Media destacan, según la relación en su página, los gobiernos de Baja California, Sonora, Guanajuato, Campeche, Nuevo León, Jalisco, Veracruz, Chiapas, Michoacán, Ciudad de México y las ciudades de Taxco y Acapulco, Guerrero.

Más allá de las fronteras mexicanas, sirve a Colombia y Perú, a la Alcaldía de Medellín (Colombia); Lithuania Invest (empresa global para hacer negocios en Lituania), a la Conferencia Nacional de Gobernadores y a la asociación civil México Unido, entre otras.

Uno de sus usuarios, hasta junio de 2018 fue el Ayuntamiento de Mérida, que entonces encabezaba el ahora gobernador Mauricio Vila Dosal, con quien habría establecido una buena relación que finalmente desembocó en la invitación para ser parte del gabinete estatal.

Deshoja la margarita

El interés en continuar desarrollando, ahora a nivel estatal, los planes que propuso a Vila Dosal cuando fungía como alcalde de Mérida y con la anterior administración municipal, según algunas fuentes consultadas, sería una de las razones por las que Michelle Fridman acepta ser la secretaría de Turismo de Yucatán, ya que también el gobierno de Guanajuato, a cargo de Diego Sinhué Rodríguez Vallejo, disputó los servicios de la reconocida especialista en comunicación turística.

Al final, la empresaria se inclina por la oferta yucateca, según declara en entrevista con el Diario, por el reto que significa promover el turismo de la entidad a niveles más elevados. De acuerdo con el Tabulador de dietas, sueldos y salarios, que aparece en el sitio de la Coordinación General de Transparencia y Acceso a la Información Pública del gobierno del Estado, el salario que devenga es de $103,278.

El periodista Edgar Morales, en su espacio Suite presidencial de El Heraldo de México, en septiembre pasado lo anticipó así: “Pocos pueden darse el lujo de tener esperando a dos gobernadores electos, para cubrir la Secretaría de Turismo. Mauricio Vila, de Yucatán, y Diego Sinhué, de Guanajuato. ¿Qué vieron en Michelle? Conocimiento en la materia, experiencia —ha trabajado para ambos destinos desde hace una década– además de compromiso. Cualquiera que sea el estado que elija Fridman, puede sentirse seguro que hará un gran trabajo”. (Continuará).— Megamedia

Síguenos en Google Noticias

Avisos de alarma

Alertas en democracia en Yucatán