in ,

Del hospital a la moda: El cubrebocas ''contagia'' como el Covid en Yucatán

Casi sin pretenderlo, el cubrebocas se convirtió en artículo de primera necesidad entre los yucatecos, quienes ahora no solo buscan con ellos protección del Covid-19 sino, porqué no, ofrecer una buena imagen.

En menos de 12 meses esta prenda pasó de la casi solemnidad y privacidad de los hospitales a convertirse en pasaporte indispensable para acceder a cualquier parte o cualquier servicio.

Te puede interesar: Un año de pandemia en Yucatán: así cambió nuestra vida el Covid-19

Saltó de su venta en las farmacias a convertirse en punta de lanza de las líneas de producción textil tanto de las principales maquiladoras y talleres como de los propios hogares, que encontraron en su manufactura un modo de obtener ingresos y en ello empeñaron toda su creatividad e ingenio para dotarlos de originales diseños y tecnologías.

#DYInforma Los cubrebocas podrían estar dando inmunidad al Covid-19 sin que las personas lo advirtieran, según un estudio. 👇😷

Publicado por Diario de Yucatán en Martes, 15 de septiembre de 2020

A medida que las noticias sobre los estragos del coronavirus en China y Europa fluían por los medios por los medios de comunicación, a principios de 2020, la inquietud se comenzó a hacer presente entre los habitantes de México y Yucatán.

Las imágenes de poblaciones enteras confinadas y el uso de cubrebocas como un medio de defensa para prevenir el contagio comenzaron a encender las alarmas: ¿cómo hacer frente a algo potencialmente mortal y desconocido?

Los cubrebocas ya no solo son una medida de protección para la gente sino incluso una forma de verse bien (Foto de Ramón Celis)
Algunas personas también prefieren los modelos tradicionales de los cubrebocas, como los que se utilizan en hospitales (Foto de Ramón Celis)
Los cubrebocas empezaron a aparecer con diversas imágenes, desde personajes de televisión, de caricaturas, de película y hasta algunos polémicos (Foto de Ramón Celis)
Algunas personas también prefieren los modelos tradicionales de los cubrebocas, como los que se utilizan en hospitales (Foto de Ramón Celis)
La moda de las figuras decorativas en los cubrebocas también llegó a los niños (Foto de Ramón Celis)
La venta de todo tipo de cubrebocas se disparó en calles de Mérida y otros municipios del Estado (Foto de Ramón Celis)
Los cubrebocas empezaron a aparecer con diversas imágenes, desde personajes de televisión, de caricaturas, de película y hasta algunos polémicos (Foto de Ramón Celis)
Los cubrebocas ya no solo son una medida de protección para la gente sino incluso una forma de verse bien (Foto de Ramón Celis)
Otro aspecto de los diversos cubrebocas que se pueden ver en las calles (Foto de Ramón Celis)
La venta de todo tipo de cubrebocas se disparó en calles de Mérida y otros municipios del Estado (Foto de Ramón Celis)
La venta de todo tipo de cubrebocas se disparó en calles de Mérida y otros municipios del Estado (Foto de Ramón Celis)
La venta de todo tipo de cubrebocas se disparó en calles de Mérida y otros municipios del Estado (Foto de Ramón Celis)
Los cubrebocas ya no solo son una medida de protección para la gente sino incluso una forma de verse bien (Foto de Ramón Celis)
Los cubrebocas empezaron a aparecer con diversas imágenes, desde personajes de televisión, de caricaturas, de película y hasta algunos polémicos (Foto de Ramón Celis)
Otro aspecto de los diversos cubrebocas que se pueden ver en las calles (Foto de Ramón Celis)
Los cubrebocas empezaron a aparecer con diversas imágenes, desde personajes de televisión, de caricaturas, de película y hasta algunos polémicos (Foto de Ramón Celis)
La venta de todo tipo de cubrebocas se disparó en calles de Mérida y otros municipios del Estado (Foto de Ramón Celis)
Los cubrebocas empezaron a aparecer con diversas imágenes, desde personajes de televisión, de caricaturas, de película y hasta algunos polémicos (Foto de Ramón Celis)
Los cubrebocas ya no solo son una medida de protección para la gente sino incluso una forma de verse bien (Foto de Ramón Celis)
Los cubrebocas ya no solo son una medida de protección para la gente sino incluso una forma de verse bien (Foto de Ramón Celis)
La moda de las figuras decorativas en los cubrebocas también llegó a los niños (Foto de Ramón Celis)
La moda de las figuras decorativas en los cubrebocas también llegó a los niños (Foto de Ramón Celis)

Ante el llamado a la calma y la cautela de las autoridades, sumado al desdén de algunos políticos que desestimaban las graves consecuencias de una eventual llegada de la epidemia a tierras mexicanas, pareció que la receta ante la pandemia era una: Sálvese quien pueda.

#DYinforma "No es necesario si no estoy infectado". AMLO asegura que no usa cubrebocas porque se lo dice López-Gatell. 🤔

Publicado por Diario de Yucatán en Martes, 3 de noviembre de 2020

Saqueo de "escudos protectores"

Como de rayo, miles de yucatecos literalmente tomaron de los anaqueles de los supermercados todo lo que pudiera significar una defensa contra el enemigo invisible.

En cuestión de horas se agotaron los inventarios de papel higiénico, alcohol y cloro. Similar suerte corrieron los cubrebocas y el gel antibacterial de las farmacias, a grado tal que casi todas colocaron a la vista letreros de “No hay cubrebocas ni gel”.

A un mural en La Gran Plaza se le "colocó" un cubrebocas (Foto de Carlos de la Cruz)
A un mural en La Gran Plaza se le "colocó" un cubrebocas (Foto de Carlos de la Cruz)

En cuestión de días, como atractiva acción de la bolsa de valores, el precio de los codiciados cubrebocas se quintuplicó y los pocos en existencia sólo se vendían a personal médico acreditado como tal.

Ante rumores de que los cubrebocas quirúrgicos convencionales son inútiles para contener el contagio desaparecen también de las ferreterías las mascarillas industriales con filtros adaptados y cuyo precio por unidad rondaba entones los 170 pesos.

Se habla entonces de la KN95, una mascarilla de eficiencia probada y aprobada por las autoridades sanitarias del mundo entero, que se convierte en un referente y casi de inmediato se agota, pese a su alto precio y escasa existencia. Llegan a costar hasta $100 la pieza.

Los cubrebocas empezaron a aparecer con diversas imágenes desde personajes de televisión y película hasta algunos polémicos, con este con la imagen del narcotraficante Joaquín "El Chapo" Guzmán
Los cubrebocas empezaron a aparecer con diversas imágenes desde personajes de televisión y película hasta algunos polémicos, con este con la imagen del narcotraficante Joaquín "El Chapo" Guzmán

Cubrebocas caseros e industrializados

La necesidad es la madre de la inventiva, y cual madre primeriza lanza al mundo lo que de manera creativa va desatando una euforia: el diseño y la confección de cubrebocas.

En los hogares las familias echan mano de casi cualquier tipo de tela para improvisar este artículo requerido de manera obligatoria para salir a la calle, ir a la clínica, farmacia, supermercado, tienda o para abordar el transporte público.

Los diseños van desde el elemental rectángulo sujeto con elástico a la nuca, hasta diseños más elaborados, anatómicos, cómodos y de materiales más eficientes.

En todo el mundo hay una moda de cubrebocas que lleva a diseñadores a ofrecer algunas prendas muy estilizadas
En todo el mundo hay una moda de cubrebocas que lleva a diseñadores a ofrecer algunas prendas muy estilizadas

La industria textil en Yucatán, paralizada por la emergencia, retoma sus actividades y reconfigura sus líneas de producción.

Así, de donde antes salían guayaberas, filipinas, hipiles, camisas, blusas, vestidos, faldas y pantalones, se comienzan a confeccionar cubrebocas bajo especificación de autoridad sanitaria que instruye sobre el tipo de tela y el modo de elaborarlos. Complementariamente las maquiladoras locales se dan a la tarea de confeccionar ropa y batas clínicas.

Surgen algunos problemas

Los primeros intentos por elaborar cubrebocas donde antes se hacían finas guayaberas, deja en claro aquel dicho que versa “Zapatero a tus zapatos”.

Las telas utilizadas no siempre eran las más eficientes, algunas causaban cierta irritación a la piel, otras son calurosas y abundan las que no permiten el paso de aire, dificultando la respiración de quien la porta.

La venta de todo tipo de cubrebocas se disparó en calles de Mérida y otros municipios del Estado (Foto de José Valerio Caamal Balam)
La venta de todo tipo de cubrebocas se disparó en calles de Mérida y otros municipios del Estado (Foto de José Valerio Caamal Balam)

A veces el tamaño de la prenda no es suficiente para cubrir simultáneamente nariz, boca y barbilla, el uso de elásticos duros causa molestia en la comisura de las orejas, pues son muchas horas de uso continuo.

Así, en una suerte de prueba y error, poco a poco los cubrebocas industrializados y caseros comienzan a perfeccionarse, se llega a la conclusión de que múltiples capas protegen más que una sola, pero en definitiva el cubrebocas no es suficiente si no se observan otras medidas, como sana distancia, continuo lavado de manos, uso de gel antibacterial y protocolos de desinfección periódica de superficies.

Para mediados de 2020 las empresas dedicadas desde un inicio a la elaboración de gel antibacterial y cubrebocas logran reabastecer el mercado, comienza una sensible baja en la demanda de estos productos debido a la oferta emergente y a que el uso del cubrebocas se generalizó. Ahora las mascarillas se ofrecen a un precio más razonable, hasta cinco desechables por $15.

Variedad de formas, figuras y colores

Con imágenes de todo tipo, impresas o bordadas, con nombres de empresas o negocios, una media cara sonriente, personajes de historietas, dibujos animados, superhéroes, banderas de México y Yucatán, del equipo deportivo favorito, logotipos, etcétera, los cubrebocas de algodón, poliéster, mezclilla y popelina lo mismo se consiguen en tiendas que en puestos ambulantes.

Los cubrebocas ya no solo son una medida de protección para la gente sino incluso una forma de verse bien
Los cubrebocas ya no solo son una medida de protección para la gente sino incluso una forma de verse bien

Si bien la mayoría no cumple a cabalidad su objetivo de seguridad, por lo menos son hasta cierto punto eficientes si se respetan la sana distancia y otras medidas preventivas complementarias. En promedio estos cubrebocas cuestan entre $30 y $50 cada uno.

A través de la televisión se anuncian mascarillas y cubrebocas “fashionistas”, semejantes a los utilizados en las principales pasarelas de Europa.

Se genera entonces un concepto en el cual el cubrebocas es parte esencial del atuendo y por ende debe estar integrado a él, hacer juego, tener una imagen y un colorido igualmente atractivo y la calidad de la tela semejante a la de la ropa. Estos suelen alcanzar precios superiores a los $250.

No se deben compartir

Los cubrebocas son artículos personales no trasferibles, no se deben compartir; los desechables son de un solo uso, deben eliminarse una vez que se humedecen, envolverse dentro de algún pañuelo desechable o servilleta y depositarlos en una bolsa antes que a la basura.

Los cubrebocas de tela se pueden utilizar hasta cuatro horas consecutivas, transcurrido este tiempo tienen que ser reemplazados por otros. Los de tela se deben lavar a conciencia para reutilizarlos.

#DYinforma ¡Cuidado con los cubrebocas que tiras! 😷

Publicado por Diario de Yucatán en Miércoles, 22 de julio de 2020

Del cubrebocas se ha dicho que no sirve para nada y que nos ha robado las sonrisas, es posible. Pero la prenda nos habla de una conciencia social solidaria, una expresión de la responsabilidad y la empatía.

Se recomienda usar el cubrebocas para protegerse uno mismo, pero más que nada, “para protegernos entre todos”.

Un año de la pandemia en Yucatán

Escrito por Emanuel Rincón Becerra

Emanuel Rincón Becerra, reportero de la Agencia Informativa Megamedia (AIM). Es licenciado en Ciencias de la Comunicación con 30 años de trayectoria en periodismo; ingresó a Grupo Megamedia en 1994. Se especializa en arte, cultura, turismo, arqueología, vida empresarial, historia y  fotografía.

Licenciados en Educación reciben su título en la Universidad República de México

Matthew McConaughey aspira a la gubernatura de Texas (vídeo)