in

“Necesitan un espacio digno”

Un momento de la protesta de ayer de un grupo de vendedores ambulantes a las puertas del Ayuntamiento

Protesta grupo de ambulantes frente al Ayuntamiento

Un grupo de madres solteras quienes se dedicaban a la venta ambulante en calles del Centro Histórico de la ciudad, y que hace unos días fueron retiradas de las aceras por las autoridades, se manifestaron de nuevo frente al Palacio Municipal, en demanda de que les ubique un lugar donde vender, pues dijeron no contar con sustento alguno.

Alrededor de las 10 de la mañana de ayer el grupo de manifestantes, acompañado por Juan Magaña y Carlos Ojeda Estrada, de la Asociación de Ambulantes “Benito Juárez”, se detuvo frente al Olimpo y levantó varias cartulinas con leyendas alusivas a “que los dejen trabajar” y que “tienen hambre”. Después los manifestante se colocaron frente al Palacio Municipal.

“Estamos viendo que están jugando con estas señoras, venimos a apoyarlas, no venimos con intención de hacer una manifestación grande, pero somos como 400, no es escándalo sino buscar una negociación, que las reubiquen si ya no pueden estar allá, necesitan un espacio digno porque son madres solteras”, dijo Ojeda Estrada.

Indicó que a muchos ya reubicaron y a ellas nada.

Teresita Uicab comentó que ella pide “un pedacito” en el mercado para vender, porque estaban en la calle, donde los quitaron.

“Llevo cinco años vendiendo elotes, mangos, fruta de la época, nos quitaron, nos pusieron en otro lado pero nos andan molestando, van a quitarnos, si no es el Ayuntamiento es la policía y nosotros necesitamos vender por los niños, tengo una niña asmática y necesita mucha medicina y cuidado, tengo que pagar para que la cuiden”, platicó la señora.

Dijo que tiene otra hija que entró a primero de primaria. “Los medicamentos son caros, no tengo seguro, solo con lo que gano por acá”, apuntó la comerciante.— Luis Iván Alpuche Escalante

Vueltas

“A un grupo lo reubicaron en los alrededores del Lucas de Gálvez, estas señoras han estado dando vueltas y vueltas y ya están endeudadas, no tienen dinero, tienen hijos discapacitados, no tienen el apoyo económico, tampoco se van a dedicar a robar o asaltar”, dijo Carlos Ojeda Estrada, de la Asociación de Ambulantes “Benito Juárez”.

Fue un golpe de realidad