in

De la culpa a la reflexión: La importancia de definir la violencia

Foto: Megamedia

¿Cómo ayudar a una víctima de violación? Recomendaciones de una especialista

En un tiempo en el que México reporta constantes feminicidios y violencia contra la mujer, sorprende que precisamente las campañas vayan dirigidas a este sector. A las mujeres se les enseña a cuidarse, a estar en constante alerta; a no ir solas en la noche, a no “pasarse de copas” si van con amigos, a no “provocar”.

¿Por qué las campañas van dirigidas a las mujeres? ¿Por qué no existen programas que ayuden a ver los propios focos rojos de la conducta?

Por increíble que parezca, y a pesar de la múltiple información que existe al respecto; cuando se reportan casos de abusos o agresiones en los que se involucra el alcohol; los comentarios en redes sociales no dejan de evidenciar la cultura machista que sigue imperando en México. Existe un debate en el que siempre se busca un culpable y con ello se revictimiza, tanto a quien recibe la acción como a quien la ejerce.

¿Cómo se detecta una situación de violencia?

Consultada por Diario de Yucatán sobre el por qué no existen programas para la autoevaluación como posible agresor; la psicóloga  Martha Abigail Lope Campos, egresada de la Universidad Autónoma de Yucatán; explica que en realidad hay que romper con los esquemas que relacionan a víctima y victimario.

En cambio, hay que a hablar sobre generadores y receptores de violencia, entendiendo esta última como un factor conductual. Pues sentencia que la violencia es

“La OMS la define como el uso deliberado de la fuerza física, poder, grado de amenaza o efectivo contra uno mismo, contra otra persona, grupo comunidad; que cause o tenga probabilidades de causar lesiones, muerte, daño psicológico, trastorno de desarrollo o privaciones", puntualiza la también estudiante de la Maestría en Intervención en Violencia por parte del (Cessex).

Te puede interesar: 'Rix' el youtuber acusado por Nath Campos es detenido por presunto abuso sexual

"¿Por qué la importancia de la definición? Porque al desmenuzarla nos damos cuenta que la violencia no es natural, es algo que vamos a aprender con prácticas cotidianas en la vida, que se van reproduciendo, por medio de cualquier tipo de ámbito o institución”,

En este contexto, la experta puntualiza que la violencia es intencional y dirigida, además de que siempre está en constante crecimiento.

¿Los hombres son abusadores?

Aunque en la mayoría de los casos el agresor suele ser un varón, valora que esto se debe a la propia cultura machista y patriarcal que sigue existiendo en México.

“Es común que estos generadores de violencia sean hombres, pues tienen la ventaja de que la cultura les ha enseñado que ellos tienen poder y que muy pocas veces serán juzgados por sus acciones”.

Estas mismas expresiones se pueden leer ampliamente en redes sociales; donde hombres y mujeres discuten sobre la “culpabilidad” y revictimizan a los receptores de violencia con base en sus acciones.

Incluso nosotras al momento de escribir y comentar somos más cuidadosas, porque sabemos que se nos va a juzgar o medir de una manera diferente a que si fuera un hombre el que esté exponiendo”.

¿Existe algún ''culpable''?

Es por ello, explica, que es importante continuar con esas campañas en los que se ayude a identificar los signos de violencia, y que ayude a las personas a identificar qué es y qué no es violencia.

Entre los tipos que pueden existir son: física, psicológica, patrimonial, sexual, económica; cada una ejercida en diferentes niveles.

Respecto a los casos en los que se ve involucrado el alcohol, recuerda que los generadores de violencia siempre buscan un momento vulnerable de sus receptores.

De tal modo, las condiciones también son factores creados por estos generadores de violencia, en los que entra en juego una situación de poder y manipulación en relación con su receptor.

Una persona alcoholizada jamás podrá dar un consentimiento ni ejercer su propia voluntad”.

Ni hombres violadores, ni mujeres víctimas

Como especialista en estos temas, Lope Campos señala que los términos para definir a las personas involucradas en este tipo de abusos, también han tenido que ser modificados. Dice que ya no habla en términos de victimario y víctima.

"Cuando se utiliza la etiqueta de víctima, parece que el hecho termina por definir a la persona; como si su vida se hubiera terminado en ese momento, pero no, solo son actos que acontecieron.

Imagen ilustrativa sobre un violentómetro, para medir los tipos de violencias que existen en el plano cibernético

El mismo caso, dice, aplica en el caso de los varones a los que ya no se les califica como abusadores o victimarios.

Estamos hablando de algo conductual, no debemos etiquetar a la persona por un caso que tiene que ver con una conducta aprendida”.

Mi amiga es víctima de violencia: ¿Cómo la ayudo?

Respecto a cómo ayudar a una víctima de violencia, la también voluntaria activa de los Centros de Integración Juvenil A.C señala que el primer paso es "escuchar, sin juzgar" y crear una red de apoyo segura.

"Hay que aclarar que si tu amiga es víctima de violencia en casa, tú puedes ser una red de apoyo, pero no resguardándola. Esto, porque entonces también te volverás receptora de ese generador de violencia que vive al lado. Esa no es una forma de crear una red de apoyo segura".

Subraya que es importante que se revaliden las emociones de las personas receptoras de violencia; puesto que la primera instancia de hablar sobre ello es un paso muy difícil en su proceso de recuperación.

"No es culpa de ella (la víctima), generaron violencia hacia ella. Aunque uno cuente con las herramientas es posible que el juicio, por múltiples factores, se vea afectado (...) lo importante es brindar ayuda, sin cuestionar o indagar sobre su situación".

En cualquier caso, dice, lo primero es brindar la atención de salud, en caso de que la persona se encuentre herida; pues después de eso se activarán los respectivos protocolos de atención policiaca o psicológica.

Denuncia violencia contra la mujer en Yucatán

Yucatán cuenta con un Centro de Justicia para las Mujeres, al cual se puede contactar a través del teléfono 9999 30-32-50. En caso de tratarse de una emergencia, es mejor llamar directamente al 9-1-1.

Mujeres en peligro: suspensión de los tratamientos de cáncer de mama

Mañanera de AMLO, del viernes 5 de marzo de 2021