in , ,

Ni la lluvia y el frío detiene a los voceadores

Foto: Megamedia

“Es un trabajo honesto”

Con lluvia, sol, frío, calor, ruido o tráfico, todos los días, aun cuando los rayos del sol no piensan aún en salir, los voceadores ya se han despertado y se preparan para salir de sus hogares y encaminarse a un día más de labores en la búsqueda del sustento diario de sus familias.

Esquivando el tránsito, pendientes de los semáforos, haciendo cuentas para entregar bien el cambio, agitando el Diario en alto para que lo vean los clientes y dándose tiempo para platicar con sus compradores, así es una jornada diaria para estos trabajadores de los medios impresos.

Forman parte del paisaje urbano y de las calles y avenidas más importantes de la ciudad.

Alba Esther Cetz Canché es una de estas voceadoras y voceadores que difunden y esparcen las noticias de la mañana, los espectáculos más relevantes, los resultados deportivos y hasta las ofertas.

Tiene 62 años de edad, está casada y tiene siete hijos, cuatro varones y tres mujeres.

Vende periódicos desde hace 22 años, su esposo es Santiago Ortiz y también es voceador. Ambos celebran hoy el Día del Voceador trabajando, y ella además celebró ayer el Día Internacional de la Mujer.

“Para mí no tienen ningún significado especial el día de la mujer, porque para mí todos los días son de la mujer, pero que bueno que alguien puso este día para que muchos se acuerden de las mujeres”, expresó con una sonrisa al ser entrevistada en su lugar habitual un costado del parque deportivo de Chenkú.

Decisión

Relató que antes de ser voceadora vendía panuchos, salbutes y caldos, pero hubo necesidades en su casa, eran muchos los niños y le pedía a Dios que le diera un trabajo en el que pudiera ayudar a su esposo y se le metió en la cabeza vender periódico.

“Tuve una necesidad tremenda cuando mis hijos eran niños, ni esposo no encontraba trabajo, yo pedí un trabajo que me permitiera estar con mis hijos, sentí el llamado de vender periódicos, hasta mi esposo me dijo ‘¿cómo vas a vender periódico?’, pero fui al Diario de Yucatán y me inscribí y con eso sacamos adelante a los muchachos”.

Vendo en Chenkú, Pensiones, San Luis Chuburná, San Vicente Chuburná, dijo.

La familia vive en San Luis Chuburná, Alba se levanta a las 4:30 a.m, checa sus periódicos, los cuenta, y sale a repartir el periódico en bicicleta, termina a las 8:30 y se ubica en su punto de Chenkú hasta que se acabe su periódico, entre las 11 y 12 del día. — Luis Iván Alpuche Escalante.

Fotos: José Avila.

Efeméride

Hoy 9 de marzo se celebra el Día del Voceador en el territorio yucateco.

Orgullo

“Estoy contenta con lo que soy, muchos te ‘ningunean’ diciendo ‘eres la voceadora’, pero yo me siento orgullosa, es un trabajo honesto y honrado, con eso sacamos adelante a la familia”, señaló Alba Esther Cetz Canché, voceadora en un punto de venta en el fraccionamiento Chenkú.

Vástagos

“Dos de mis hijas son profesionistas: una es licenciada en administración de empresas y otra es ingeniera bioquímica industrial. Los otros desaprovecharon la oportunidad que les dimos su papá y yo, pero están bien, uno tiene taller de aluminio, de canceles y el otro trabaja donde hacen agua, todos tienen trabajo. De niños todos me ayudaban a vender periódicos”, apuntó.

Zona

La voceadora atiende a vecinos de la zona de los fraccionamientos Chenkú y Pensiones, así como las colonias San Luis Chuburná y San Vicente Chuburná.

Cartón de Tony: Su peor enemigo