in

“No es para empoderar”

Varios legisladores federales muestran su repudio a la reciente reforma sobre la revocación de mandato

Cinco legisladores en contra de una reciente reforma

De los siete diputados federales de Yucatán, cinco estuvieron contra la revocación de mandato y solo dos a favor, Limberth Interián Gallegos, de Morena, quien considera que así debe ser para que los ciudadanos puedan evaluar a sus gobernantes, y Jesús Vidal Peniche, del PVEM, quien lo hizo con reserva por no estar de acuerdo con todo.

“Es un abuso, farsa y engaño con ingrediente de alta peligrosidad para el sistema político en su conjunto, por eso estoy en contra”, dijo Dulce María Sauri Riancho, del PRI, quien por enfermedad no estuvo en la votación, pero se manifestó abiertamente en contra.

“Puede ser el inicio de un intento de reelección del presidente, así empezó el de Venezuela y hoy es un país envuelto en violencia”, expresó Cecilia Patrón Laviada, legisladora del PAN, quien votó en contra.

“Lo que pedimos no es que no hubiera revocación, sino que no se hiciera en la elecciones que vienen en 2021 y que lo pidan los ciudadanos, no el presidente”, expresó la priista María Esther Alonzo.

“Es engañoso porque no es obligatoria la revocación y con tres supuestos, primero que el presidente lo pida, luego que la Cámara lo ordene y por último que se tenga el 3% de las firmas del padrón”, comentó el panista Elías Lixa Abimerhi.

“No el pueblo va a decidir en qué momento hacerlo, sino el propio presidente, eso es un retroceso democrático para el país”, indicó Juan José Canul Pérez, del PRI.

En sendas entrevistas los legisladores informaron el sentido de su voto y los motivos para hacerlo de esa forma; la única que no asistió a la votación fue Dulce María Sauri porque presenta un cuadro de neumonía, pero dijo que está abiertamente en contra e incluso mandó su postura —en la que ya iba trabajando desde hacía días— a su bancada.

“El problema central es que como quedó en la Cámara no es para empoderar a la ciudadanía, sino para darle más poder al presidente del país”, afirmó.

La diputada dijo que es bueno tener mecanismos de participación ciudadana, pero esta reforma se los va a quitar y en cambio se los dará al gobierno, particularmente al presidente.

“La revocación de mandato es para aplicar al presidente cuando un sector quiere que se vaya antes de que concluya su período, este es el mecanismo, pero quien le pone la llave al ‘switch’ para que arranque son los ciudadanos, con un porcentaje del padrón electoral, como lo que se pide para ser candidato independiente u otro que se establezca en la Constitución”, explicó.

Asimismo, precisó que éste es el mecanismo que defiende desde que se presentó, pero que sea solo cuando hay un gran malestar o uno suficientemente importante como para activar el mecanismo y pedir que se inicie el procedimiento de revocación de mandato, “ese sí sería un auténtico poder ciudadano para que tenga una salida en caso de que el gobierno no funcione bien”.

Refrendo

“Pero el dictamen aprobado no fue revocación, sino refrendo, donde el presidente puede solicitar que le refrenden el mandato, el presupone que va bien, entonces dice quiero que digan voy muy bien, que me aprueben vía las urnas, como el espejito de la madrastra de Blanca Nieves, el espejito es la consulta para que le diga quién es el presidente más bonito”, comentó la legisladora.

Dulce María citó que además es una burla que el presidente salga a decir que no buscará reelegirse en 2024, “eso está en la Constitución y juró respetarla, no tiene que decirlo, es un asunto agraviante como ciudadana, si de verdad lo quiere, que deje de influir en su grupo que sea este mecanismo y lo cambie por uno de verdad, o que le dé el poder a la ciudadanía para decir que se vaya antes de 2024.

“Es un abuso, farsa, engaño con ingrediente de alta peligrosidad para el sistema político en su conjunto; es más, ni siquiera se tomaron la molestia de establecer qué pasa en caso de que proceda la revocación y tiene que irse, no está definido”, afirmó.

Cecilia Patrón Laviada declaró que la fracción del PAN votó en contra porque es un acto donde el ciudadano puede definir la permanencia o que no es bueno, pero no que se haga el mismo día de las elecciones. “Andrés Manuel López Obrador quiere estar otra vez en las boletas para que influya en las próximas elecciones, quiere estar en campaña permanente y con recursos públicos”, añadió.

La diputada consideró que en todo caso la consulta para la revocación que la haga el INE, pero no en el día de las elecciones, esa es parte de las reservas, no hacer consultas hechas a modo, con un indicador, sino con una metodología.

“Mi voto es en contra porque me preocupa que éste sea el inicio de la reelección del presidente, así empiezan a planchar el terreno, así empezó Venezuela y véanlo cómo está ahora envuelto en violencia”, declaró.

Juan José Canul Pérez, diputado del PRI, también comentó que votó en contra porque en este proceso “no el pueblo va a decidir en qué momento hacerlo, sino el propio presidente, es un retroceso para el país democrático que hemos alcanzado”.

“Pero además, con eso se inicia un desmantelamiento de la democracia en el país, hay situaciones que realmente se atienden como deben ser, lo que es la esencia de regresarle el poder a los ciudadanos, pero esto no es así”, dijo.

El priista opinó que este proceso es solo para que el presidente disponga de las fechas que quiera hacer la revocación, “sobre todo quiere darle un uso político a la consulta o la propia revocación, aunque diga que no quiere su reelección”.

El diputado dijo que están de acuerdo con tener instrumentos que permitan fortalecer la democracia, pero no para destruirla, esto va con la ambición de poder del propio presidente es una simulación para lo que quiere, por eso planea entrometerse en las próximas elecciones, quiere estar en las boletas.

Elías Lixa Abimerhi, legislador del PAN, afirmó que votó en contra porque es un dictamen sumamente engañoso; “desde el principio lo advertí durante los meses de negociación, es engañoso porque no es obligatoria la revocación, debe ser con tres supuestos que el presidente lo pida, que la Cámara lo ordene y se tenga el 3% de las firmas del padrón.

“Ni el presidente en sus seudoconsultas ha reunido el 1%, queda más a la voluntad del presidente, le pone vincu-lación si votó el 40% del padrón, y también va contra toda lógica, aquí se gana o pierde por un voto”, mencionó el diputado.

El panista añadió que además si el presidente pierde la revocación te remiten al artículo 84 constitucional donde se establece que si se ausenta el presidente, es el Congreso el que pone al siguiente y los diputados pondrían seguramente a alguien del mismo gobierno cuando se vota contra ese gobierno, pero los legisladores de Morena tienen el cinturón de seguridad con mayoría.

Lo que esconden —continuó el diputado— es que los diputados de Morena tuvieron 10% menos de la votación del presidente, por eso quieren que vuelva López Obrador a las boletas para ayudarlos a elevar su votación en las siguientes elecciones.

María Ester Alonzo Morales, legisladora del PRI, también votó en contra “porque lo que pedimos no es que no hubiera revocación, sino que no se hiciera en la elección que viene de 2021, y que lo pidan los ciudadanos, no el presidente como al final se impuso.

“No nos negamos, pero no queremos que se use en las boletas de la elección de 2021, que se haga la revocación en otro momento, y sobre todo que lo pidiera el ciudadano”, puntualizó.

Acuerdo

Jesús Aguilar Peniche, dipu-tado del PVEM, dijo que votó a favor porque fue un acuerdo del partido hacerlo en lo general, aunque no están de acuerdo en todo.

“Votamos a favor porque tenemos la oportunidad de tener esas herramientas, una adicional al alcance de los ciudadanos para proponer cultura de rendición de cuentas del gobierno, que el pueblo pueda decir si su gobierno está mal, entonces ya no debe continuar”.

Aguilar Peniche precisó que en lo que no están de acuerdo es en que se haga el mismo día de las elecciones de 2021, cuando hay cambio de alcaldes y diputados locales y federales, y eso se quedó en reserva de la votación.

“Dejamos como propuesta que la revocación no se haga en la misma fecha en la cual se elija a las autoridades municipales y legisladores, o sea, en la mitad de este sexenio en 2021, por lo demás estamos de acuerdo que haya esa consulta, para ver si hace bien su trabajo o no, es una herramienta para los ciudadanos digan si hace bien o no su trabajo”, comentó.— DAVID DOMÍNGUEZ MASSA

Legislador Morena

Limberth Interián Gallegos, diputado de Morena, dijo que votó a favor de la iniciativa.

Necesidad

“Porque es necesario calificar en tiempo y forma el desempeño de las autoridades, así debería ser en todos los niveles de gobierno, el artículo 39 dice que en todo momento el pueblo en su legítimo derecho puede quitar a quien no le sirve como debe ser, por eso el Presidente pone el ejemplo”, apunto el morenista.

Momento

El legislador justificó que la revocación sea en las mismas elecciones de 2021 para que no genere mayor gasto en esta consulta, “que se aprovechen los recursos para los procesos, o de otra forma sería un gasto extra, hay que optimizar recursos, no hacer dispendio”.

El Puebla derrota a los Pumas con gol de Cavallini

Cartón de Tony: Su ego de tronos