in

Notable crecimiento

Una vista de la calle 62 entre 51 y 53

La juventud ya se apropia del Centro Histórico

El crecimiento del Centro Histórico se nota, pues la gente ya lo descubrió, los jóvenes ya lo descubrieron y se están apropiando de éste, señala Zacil Canto Ureña, secretaria del Patronato para la Preservación del Centro Histórico de Mérida.

“Están viniendo a recrearse, con eventos culturales y a los antros, de forma tal que revitalizan la zona económica y culturalmente, pues el Centro Histórico tiene mucho que dar”.

Respecto a la imagen que da este espacio de Mérida, la entrevistada manifiesta que se ha mejorado mucho, pues las autoridades han ayudado y escuchado en relación con problemas como la basura, contaminación ambiental, ruido, aspectos que se han trabajado a lo largo de los años.

En la parte arquitectónica también ve un avance grande, comenzando por el respeto a los reglamentos del INAH, “poca gente comprende la visión del INAH como conservador del patrimonio, muchas veces los empresarios que venimos a hacer una inversión al Centro Histórico pensamos que lo que nos gusta es lo correcto (…), no piensa que su visión y sus deseos pueden ir a la par con la conservación del patrimonio, todo se puede hacer, y el INAH es el gran conservador patrimonio que nos frena para no destruir el patrimonio tangible, si no, ya no tendríamos Centro Histórico”.

Además enfatiza que hay que ver y preparar un Centro Histórico a 20 años de distancia, pues, aunque los reglamentos son duros, son necesarios si se quiere tener inversión, habitantes y una redensificación de la zona.

Movilidad

En cuanto al tema de movilidad, Raúl Zapata Álvarez, director de la Oficina de Gestión del Patronato, apunta que trabajan con base en el plan municipal de movilidad, mediante un proyecto de accesibilidad universal, en el que se pretende implementar un plan de calles, establecer lineamientos de entrada del diseño de la vialidad, lo cual involucra lo que sea movilidad para cualquier tipo de personas; el diseño de las calles, es decir, cómo deberían ser, si deben tener rampa u otro tipo de dinámicas como calles compartidas, como sucede en otras ciudades del mundo donde conviven autos, peatones, ciclistas estableciendo las normas de uso.

El plan contempla la implementación de ciclovías, ampliación de banquetas, identificación de aquellas que se puedan contemplar para una peatonización, entre otros.

Hay todo un análisis y un proceso de investigación, que ya lleva tres años, para estudiar dónde y cómo se puede hacer lo que plantean, pues es claro que no pude hacerse en cualquier lado.— Iris Ceballos Alvarado

Considera que aún falta tiempo para que esto pueda hacerse realidad, pero están trabajando en ello.

Cuatro tipos de cáncer se vinculan con la obesidad