in

Nuevo daño a un cenote

Ya se investiga a una empresa por tapar ese recurso

Medio ambiente

La Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) recibió, admitió e inició una investigación sobre una nueva denuncia por el presunto relleno parcial de un cenote en el terreno del rancho “Santa Cruz”, del tramo carretero Tizimín-Colonia Yucatán, donde realiza cultivos la empresa granelera Enerall Terra 1 Sapi de C.V.

De acuerdo con la denuncia asentada en el expediente PFPA/37.7/2C.28.2/0023-19, interpuesta el 30 de enero pasado en la delegación de la Profepa en Yucatán, los responsables del terreno de rancho “Santa Cruz”, frente al rancho “El gran reto”, en el kilómetro 37.5 del tramo Tizimín-Colonia Yucatán, realizaron una modificación de las estructuras naturales de acuíferos (relleno de la abertura de un cenote).

La denuncia señala que en el camino que conduce a la pista de aterrizaje del rancho “San Matías”, del lado izquierdo a la vera de una bodega, realizaron trabajos que taparon una aguada grande, que además tenía numerosos árboles en los alrededores y era el lugar donde llegaban muchos jabalíes y venados de la zona a beber agua.

Coordenadas

El cenote o aguada que se alteró se ubica en las coordenadas geográficas Longitud 419979.00 ME, Latitud 2334801.00 MN.

Es decir, los trabajos en el terreno modificaron las estructuras naturales del acuífero del cenote, mediante el relleno y cierre de aberturas.

La denuncia judicial se interpuso contra quien resulte responsables de estos hechos.

Sin embargo, el denunciante señala que ese terreno donde se ve la alteración de la naturaleza está bajo la responsabilidad de los gerentes agrícolas de la empresa EnerAll Terra 1 Sapi C.V., de origen argentino.— Joaquín Chan Caamal

Esta misma empresa EnerAll Terra también fue acusada, como publicó el Diario el 19 de abril de 2018, de rellenar un cenote o aguada en terrenos del rancho Asideros, en el kilómetro 15 de la carretera Tizimín-Colonia Yucatán.

La Profepa clausuró el lugar y el INAH también interpuso una denuncia por la destrucción de tres cerros con vestigios de la civilización maya prehispánica en ese mismo sitio. No se supo cuál fue la sanción por estas destrucciones.

Uno de los socios de la empresa granelera EnerAll Terra es el empresario regiomontano Alfonso Romo Garza, principal colaborador del gabinete económico del Presidente Andrés Manuel López Obrador.

EnerAll cultiva en el oriente del estado 1,500 hectáreas de maíz y soya con semillas mejoradas, según informó en su momento el entonces secretario de Desarrollo Rural, Pablo Castro Alcocer.

 

Negocio Cultivos

EnerAll cultiva 1,500 hectáreas de maíz y soya con semillas mejoradas en el Oriente.

Otra denuncia

Esa empresa también fue acusada, como publicó el Diario el 19 de abril de 2018, de rellenar un cenote o aguada en terrenos del rancho “Asideros”, en el kilómetro 15 de la carretera Tizimín-Colonia Yucatán.

Clausura

La Profepa clausuró el lugar y el INAH interpuso una denuncia por la destrucción de tres cerros con vestigios mayas.

Socio y colaborador

Un socio de la empresa granelera EnerAll Terra es el empresario regiomontano Alfonso Romo Garza, colaborador del Presidente Andrés Manuel López Obrador.

Rinde honores al soldado anónimo

Homilía del VII domingo del tiempo ordinario