in

Obedecen las disposiciones

Algunos supermercados pusieron marcas en el piso para que los clientes mantengan una distancia reglamentaria entre uno y otro

Por la crisis varios negocios tuvieron que reinventarse

Accesos controlados, sana distancia, ventas a domicilio, atención previa cita... el comercio en general ha tenido que reinventarse y adoptar medidas no solo para prevenir el contagio del coronavirus, sino para seguir laborando en un tiempo donde las autoridades recomiendan a la población quedarse en casa.

A falta de clientes prácticamente toda actividad económica está siendo trastocada por la situación, por ello muchas empresas han tenido que adaptarse a la realidad. Por ejemplo las farmacias, uno de los lugares más visitados por quienes salen a las calles, han optado por cerrar sus accesos principales y despachar desde una pequeña ventanilla.

Las tiendas de conveniencia Oxxo también cuentan con estas ventanillas, continúan abiertas para que los clientes accedan, aunque se procura que pase un número limitado de personas y se ha marcado el piso para que los clientes mantengan un metro y medio de distancia uno de otro antes de entrar.

Tampoco se está realizando la venta de café en modalidad “refill”.

En algunos centros comerciales como Plaza Fiesta el acceso se hace por una sola puerta, una persona a la vez, previo lavado y desinfección de manos; personal de seguridad equipado con cubrebocas y guantes supervisa esta tarea.

Similares medidas han adoptado algunas tiendas Dunosusa, donde el acceso es controlado, hasta cinco clientes a la vez en la tienda y distancia de metro y medio marcada en el piso en el área de las cajas.— Emanuel Rincón Becerra

Estrictas medidas

Los supermercados mantienen estrictas medidas de higiene, su personal no solo limpia pasillos y cajas registradores, los baños son objeto de un especial cuidado, lo mismo que los carritos de autoservicio.

Tarjeta o monedero

Invitan a los clientes a pagar con tarjeta de crédito o monedero, y en algunos se solicita al cliente un apoyo de $5 para los empacadores mayores de edad, monto que duplicarán las tiendas para apoyarles.

Síguenos en Google Noticias

Cartón de Tony: Se queda cuando quiere