in ,

Obituario: Eduardo (Napo) Urzáiz Meza

Foto: Megamedia

 

Después de breve dolencia y a la edad de 83 años, el domingo 12 pasado se desligó de la vida en esta capital el señor Eduardo (Napo) Urzáiz Meza, caballero perteneciente a conocida familia de la sociedad meridana.

Nacido en Ciudad de México el 10 de mayo de 1938, era nieto del doctor Eduardo Urzáiz Rodríguez y esposa Rosa Jiménez Barceló, e hijo de los señores licenciado Eduardo Urzáiz Jiménez y Argentina Meza Aguilar. Tras el fallecimiento de su madre, vino a radicar a Mérida con sus abuelos.

El 18 de febrero de 1972 contrae matrimonio en la iglesia de Itzimná con María Isabel Cáceres Menéndez, con quien tuvo cuatro hijos: María Isabel de López, Constantino, Josefina de Burke y Gertrudis.

Graduado de Contador Público en el Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM) en 1964, se incorpora a la compañía Colgate Palmolive como ejecutivo de finanzas. Poco después se traslada a Querétaro, donde labora en el departamento de contraloría de Tremec, en General Motors.

En 1968 regresa a Yucatán y se incorpora a la extinta empresa paraestatal Cordemex y a partir de 1979 ocupa la dirección general de los Hoteles Montejo.

Por razones de salud, se jubila en 1998 y se dedica a la crianza de aves de combate, ramo en el que destaca local y nacionalmente como constante campeón en las contiendas.

El cuerpo fue incinerado y las cenizas depositadas en una cripta del Centro Comunitario Itzimná, después de una misa que ofició el padre Justo Ceballos Uc, rector de la Santa Iglesia Catedral.

Debido a la pandemia del Covid-19, no se celebrarán más misas públicas por el eterno descanso de su alma.

Además de su viuda e hijos, le sobreviven sus hijos políticos Sergio López Ruiz y Stoney Burke; hermanos políticos Beatriz de Patch y Víctor Manuel Cáceres Menéndez; nietos Sergio y Esteban López Urzáiz, Constantino Urzáiz Loret de Mola, Benjamín, Matilda Isabelle y Theodore William Burke Urzáiz, sobrinos y demás familiares, quienes reciben las condolencias de las personas de su amistad, a las que asociamos cordialmente las nuestras.

 

 

Cartón de Tony: Amor con dolor se paga

El 78.9% de la población se siente “muy orgulloso” de ser mexicano