in

O’Horán en alerta

Familiares de pacientes con meningitis en reunión en la que acordaron pedir los expedientes

Reportan casos de infección en ese nosocomio

El Hospital O’Horán dio pie en estos días a reportes, confirmados por las autoridades, de pacientes que contrajeron meningitis en el nosocomio.

Las primeras versiones hablaban de seis personas infectadas, pero la Secretaría de Salud informó anoche que son cuatro —todas mujeres— que se encuentran estables y sin complicación.

Se trata, indicó la dependencia, de una reacción adversa al medicamento llamado “bupivacaina”, que les ocasionó un proceso inflamatorio de las meninges.

En respuesta a una solicitud de información sobre el tema, la Secretaría expuso que las pacientes afectadas son M.M.E., de 18 años; I.A.M., de 34 años; B.C.C., de 19, y B.A. de 22, quienes ingresaron al hospital el viernes pasado.

Ante esa situación, agregó la SSY, se retiró el medicamento y se aplicó el protocolo que indica la Comisión Federal de Protección contra Riesgos Sanitario (Cofepris).

El caso salió a la luz la semana pasada. B.L.A.M. —identificada como B.A. en la versión oficial— entró a quirófano para ser intervenida por un quiste ovárico. Sus familiares afirman que esto sucedió el jueves y se suponía que saldría del hospital en la noche del mismo día, pero no fue así.

Al día siguiente, una familiar habló con la doctora que la atendió, de apellido Garrido, quien se mostró sorprendida porque, según dijo, sí le dio de alta.

Posteriormente afloró la causa de ese retraso: B.L.A., al igual que otras personas internadas, habían sido infectadas con un medicamento. Corrió la versión de que era Fentanilo, pero la Secretaría dijo que se trata del mencionado líneas arriba.

El reporte de infección nosocomial fue ratificado por el director del O’Horán, Marco Antonio Cetina Cámara, según consta en grabaciones de una plática que sostuvo anteayer por la mañana con familiares preocupados por la versión de la meningitis y la negativa del personal médico a proporcionarles los expedientes de sus parientes.

En un momento de la conversación el doctor Cetina revela que de un paquete de cien medicamentos se utilizaron “diez ámpulas” que causaron reacciones secundarias en las enfermas y por eso se retiraron las 90 restantes, que fueron puestas a disposición de la Cofepris para la investigación correspondiente.

El director subraya que la culpa no es del hospital y compara la situación con la de una persona que va a comprar un analgésico para el dolor de cabeza en la farmacia y luego sufre reacciones secundarias. “¿De quién es la culpa? ¿De la farmacia? ¡No!”, señala.

Para una de las familiares, el caso se le hizo más sospechoso desde el sábado y comenzó a preocuparse el domingo, cuando —asegura— se comenzaron a perder notas médicas del expediente de su pariente. Previamente, un médico le dijo que no le podía proporcionar información porque no es “pariente directo” de la enferma.

Ese domingo decidió solicitar por escrito copia del expediente, al igual que otras personas en la misma situación. Una fue convencida por personal del hospital de que desistiera de la acción.

La informante obtuvo la “gaceta” —documento interno con datos de los pacientes— del domingo, donde se establece que el caso de su familiar es “infección nosocomial”. Con igual anotación estaban otras personas.

De acuerdo con la informante, en la “gaceta” del sábado 24 aparecía una joven, Y.G.C.P., con “meningitis bacteriana aguda intrahospitalaria”.

Según se averiguó, la reunión semanal de la Junta de Gobierno del Hospital O’Horán se prolongó más de lo habitual ayer: comenzó a las 8 de la mañana y finalizó a la una de la tarde. Nuestras fuentes aseguran que por lo general dura mucho menos.— ÁNGEL NOH ESTRADA

Comunicación

La Secretaría de Salud informó anoche, por escrito, que la comunicación con los familiares de las mujeres que sufrieron una reacción adversa a un medicamento “ha sido personalizada” y se les ha mantenido informados sobre la situación y evolución del estado de salud de las pacientes.

Intervenciones

La dependencia recalca que retiró el medicamento y activó los protocolos que exige la Cofepris para el manejo de estos casos. Se le notificó a este organismo del número de lote correspondiente a este medicamento y se solicitó al laboratorio la reposición.

El desempleo sigue al alza

Detectan opacidad