in

“Ojalá que ahora cumpla”

Mario Mex Albornoz

La derogación de un derecho, con diversas lecturas

Senadores y dirigentes de partidos señalan que la decisión del gobernador de dar marcha atrás en el cobro del derecho en materia de infraestructura tecnológica en materia de seguridad pública fue más que nada porque la Comisión Federal de Electricidad (CFE) se negó a hacer el cobro en sus recibos, y qué bueno que decidió ya no buscar más opciones, aunque en el PAN opinaron que fue por la sensibilidad de los gobiernos panistas para escuchar a la ciudadanía.

Verónica Camino Farjat, senadora del PVEM, declaró que desde el año pasado, como resultado de un análisis serio, y no por negociaciones advirtió que se trataba de un cobro inconstitucional y además inequitativo, “qué bueno que el gobernador tuvo la capacidad de saber escuchar a la ciudadanía”.

“Ojalá que ahora cumpla su palabra el gobernador y enviar el decreto mediante el cual se derogue el cobro de este derecho inconstitucional, consideramos que fue una buena decisión”, añadió la legisladora.

La senadora consideró que hay otros derechos e impuestos que deben ser derogados por ser también inconstitucionales, como el del registro público de la propiedad y las ventas de vehículos de segunda generación, por los cuales mantendrá su lucha para insistir en que sean derogados.

Jorge Carlos Ramírez Marín, senador del PRI, consideró acertada la decisión del gobernador.

“Pudo haberlo intentado por otra vía, ante la negativa de la CFE para aplicarlo en el recibo de luz, pero es mejor hacer eco de las expresiones de los ciudadanos, hacerles caso”, apuntó.

“Sin duda era difícil tomar esa medida, porque necesitamos el dinero para continuar salvaguardando la seguridad de nuestro Estado, pero hay que buscar otras alternativas para subsanar esa captación de recursos no sobre los ciudadanos”, manifestó.

El legislador priista recordó que desde el principio hablo con la Secretaria de Energía, Rocío Nahle, y ella lo hizo con el director de CFE. “Me da gusto que ambos hayan mantenido su postura, no se trata de intereses políticos ni protagonismos, es muy delicado jugar con la confrontación de la sociedad, siempre será mejor explorar el camino del diálogo y la sensibilidad”.

Ramírez Marín insistió en que, se debe buscar alternativas de solución, porque si solo hay descalificaciones al final nadie gana, “hoy creo que gano la sociedad civilizada y pacífica que queremos seguir siendo los yucatecos, aplaudo que el gobierno así lo reconozca, celebro la sensatez del jefe del Ejecutivo de atender las demandas de la sociedad y dar marcha atrás al cobro de este impuesto”.

“Como senador considero que es necesario sumar fuerzas por el bien del Estado, por el bien de los yucatecos, y es así que me daré a la tarea de seguir apoyando las gestiones gestiones de mayores recursos federales para reforzar el tema de seguridad, que es fundamental para mantener la tranquilidad y el desarrollo del estado”, afirmó.

El senador opinó que todos quieren que Yucatán continúe siendo un estado seguro y, en ese sentido, todos deben hacer su parte para lograrlo, hay otros temas que estara siguiendo de cerca porque está de lado de los ciudadanos y, reitero que decisiones como ésta son de reconocerse.

Mario Mex Albornoz, presidente de Morena en Yucatán, puntualizó que el gobernador dio marcha atrás “pero más que nada es por el gobierno federal que a través de la CFE se negó a cobrarlo, eso demuestra que es el presidente del país, quien aplica la pauta para que apliquen la austeridad en los Estados y no aumentar impuestos”.

“La ciudadanía debe estar agradecidas con el gobierno federal, con el presidente Andrés Manuel López Obrador, porque el Estado buscaba por todos los medios cobrar este nuevo impuesto, pero como no le quedó más remedio con la intervención de la federación que se negó a que a CFE lo cobre, al gobernador no le quedó más que dar marcha atrás”, expresó.

El dirigente de Morena añadió que el gobernador debería seguir el ejemplo del presidente, empezando reducir su salario que es de unos 140 mil pesos más compensaciones, eso sería buen inicio, y que también sus altos funcionarios del gabinete estatal lo hagan, revisar sus gastos de viajes al extranjero y compras suntuarias, que no dejan beneficio alguno, al menos para el interior del Estado.

Mex Albornoz reiteró que el gobernador en varias entrevistas lo anunciaba, no quería dar marcha atrás, apenas el lunes pasado decía que los impuestos van, y no le importaba el costo político, pero el gobierno federal le dijo no será posible, hay que evitar siempre impuestos, y ya se veía venir que no lo lograría, porque la secretaría de energía lo advirtió desde diciembre.

Asís Cano Cetina, presidente estatal del PAN, respaldó la medida.

“Lo más importante de la decisión tomada es que se mantiene el compromiso de garantizar y mantener la seguridad pública de las y los yucatecos, que es bien preciado por todos, y así debemos de cuidarla, no debe estar sujeta a disputas de colores o de oportunismos políticos”, afirmó.

El dirigente panista añadió que en el PAN yucateco reconocen la disposición del gobierno del Estado de evitar cualquier tipo de confrontaciones que pongan en riesgo el desarrollo de Yucatán, así como atendiendo las demandas de las y los ciudadanos

“También hacemos un llamado a seguir trabajando unidos sociedad y gobierno en beneficio de nuestra entidad ante la difícil situación que estamos viviendo derivada de los recortes presupuestales federales, reiteramos el apoyo y respaldo de nuestro partido para todas las acciones que estén encaminadas en el Bien Común de las y los yucatecos, demostrando que los gobiernos emanados del PAN siempre son sensibles a las demandas ciudadanas”,indicó.—David Domínguez Massa

Síguenos en Google Noticias

Arte Y cultura

Cartón de Tony: Dos cosas muy distintas