in

Opiniones divididas por el discurso de AMLO

Andrés Manuel López Obrador

El discurso del Presidente visto por empresarios

El mensaje del presidente Andrés Manuel López Obrador al asumir el poder dividió opiniones entre dirigentes empresariales de Yucatán. Para algunos fue congruente con lo que siempre dijo en su campaña y avalaron el discurso, pero otros lo consideraron ambiguo, con expectativas y que generó dudas.

José Antonio Loret de Mola Gomory, presidente de la Coparmex-Mérida, opinó que fue un discurso ambiguo, “donde no vemos elementos para que a partir del dicho de que primero los pobres, se marque el rumbo de una transformación del país”, pero ahora el Presidente “tiene 2,190 días para hacer realidad las altas expectativas que le vendió al electorado”.

Juan Manuel Ponce Díaz, presidente de la Canacintra, dijo que vio un mensaje del Presidente congruente con lo que siempre dijo en campaña, pero que genera dudas porque fue muy claro al decir que no aumentará los impuestos ni la deuda pública, ¿de dónde entonces sacará fondos para sus proyectos? “Mencionó muchas veces que sería a través de un gobierno austero y reducción a la corrupción, lo cual aplaudo, pero ¿con eso podrá financiar todo esto? Lo veo difícil de lograr”.

Michel Salum Francis, presidente de la Cámara de Comercio de Mérida, consideró que fue un buen discurso en el cual López Obrador dejó muy claro que el neoliberalismo no funcionó, y con mensajes que dan certidumbre al anunciar que respetará la autonomía del Banco de México. “Solo que ojalá pueda hacer algo antes de lograr lo de las refinerías, porque falta mucho para eso y la gente ya no aguanta los aumentos a la gasolina”.

En sendas entrevistas al término de la ceremonia en la que asumió la presidencia López Obrador, los 3 líderes empresariales del Estado expresaron lo siguiente:

Loret de Mola Gomory dijo que para la Coparmex Mérida está más vigente que nunca el dicho “No hay plazo que no se cumpla”, como también recordar que el nuevo presidente de México “tiene 2,190 días para hacer realidad las altas expectativas que le vendió al electorado, para solucionar de fondo los problemas que más lastiman a la sociedad, la corrupción, la impunidad y la inseguridad, entre otros muchos”.

“Le toca ahora representar a la Institución Presidencial y fortalecerla, no desacreditarla, pues asume hoy un mandato legítimo y absolutamente responsable, de lo que a partir de hoy suceda en los ámbitos social, económico y político. No será nada fácil que las palabras solucionen problemas reales, se necesitan políticas públicas de avanzada y largo plazo para que esto suceda y la participación de toda la sociedad, bajo un liderazgo genuino y no perverso”, advirtió.

El líder empresarial añadió que en la Coparmex Mérida ven un discurso ambiguo; por un lado, con una visión de Estado marca un punto final al pasado, pero abre la puerta a que si el pueblo sabio decide otra cosa, actuará en consecuencia.

“Destroza una política económica neoliberal a todas luces mal llevada y por el otro lado pretende seguir siendo un Estado paternalista que reparta a su voluntad los recursos económicos siempre limitados, habla de respetar la autonomía del Banco de México, no subir impuestos y no contraer deuda, lo cual vemos cómo un gran acierto, pero borra con palabras y decretos reformas que al país le urgen, como la educativa y la energética, que sin duda han sido mal implementadas, en vez de proponer cómo hacer que sirvan para modernizar a México”, añadió.

Loret de Mola Gomory pidió que no los confundan, porque la democracia participativa no significa consultarle todo a la gente que no tiene los elementos técnicos para decidir, significa ser sensibles y escuchar las prioridades de los distintos grupos de la sociedad, pero asumiendo la responsabilidad de las decisiones de Estado.

“Llamar a la unidad, la participación y la concordia es la exigencia que tenemos hacia el Presidente. Si algo caracterizó a los que se fueron es que nunca entendieron que no entendieron, ahora le pedimos que tenga claro que su diagnóstico del país es impecable, pero que sus propuestas de solución siguen sin generar confianza por carecer de sustento de largo plazo”, comentó.

Señaló que no ven elementos para que a partir del dicho de que primero los pobres se marque el rumbo de una transformación del país, aunque coinciden en la deuda social que el Estado mexicano tiene para los 60 millones de compatriotas que no recibieron las oportunidades de desarrollo que una minoría política se robó de este país.

“Estamos listos para trabajar todos los días, para volver a México un país competitivo y aprovechar al máximo los recursos humanos y naturales que tenemos, la política al servicio de la sociedad y como regulador de las actividades económicas, nunca por encima de las garantías individuales y del respeto absoluto al estado de derecho”, expresó.

Por último el dirigente empresarial le deseó al presidente que “se llene de humildad y se rodee de gente capaz para que al país entero le vaya mejor, porque la responsabilidad histórica es enorme”.

Ponce Díaz, de la Canacintra, declaró que vio un mensaje del Presidente muy congruente con lo que siempre dijo en campaña, sobre todo en sus programas sociales, como el tema de los jóvenes y los adultos mayores, así como los proyectos del Tren Maya y del Istmo de Tehuantepec.

“Fue muy claro al decir que no aumentará impuestos y tampoco la deuda, pero me preocupa no ver de dónde saldrían los fondos para todos estos proyectos, puesto que mencionó muchas veces que sería a través de un gobierno austero y reducción a la corrupción, lo cual aplaudo, pero ¿podrá financiar todo esto? Eso lo veo difícil de lograr”, dijo.

“Me gustó mucho su discurso en relación con el Estado de Derecho para la impunidad, pero creo que perdonar las cosas del pasado de una manera tan radical como sugiere no deja un buen ejemplo, cuando considero que tal vez abusos excesivos de algunas dependencias federales pudieran ser revisadas y no perdonadas”, añadió.

El dirigente industrial expresó su preocupación por el tema del neoliberalismo, “porque lo mencionó muchas veces como algo negativo en la política económica, comercial y social del país. Hay cosas buenas y otras que no se hicieron bien, por lo que se debe hacer un análisis más profundo y no considerar que todo el neoliberalismo es malo”.

Ponce Díaz felicitó al presidente por confirmar la autonomía del Banco de México, “porque esto le da certidumbre a los inversionistas nacionales y extranjeros del país. Creo que fue un discurso muy a su estilo, con poco protocolo, pero mucha claridad en la intención de qué se debe hacer en México, ahora es momento de trabajar bien con el gobierno federal y aprovechar el esfuerzo que hará por desarrollar el Sureste, para que Yucatán sea beneficiado de mejor manera de los recursos y programas federales”.

Salum Francis, de la Canacome, lo calificó como muy buen mensaje, donde dejó muy claro que el neoliberalismo no funcionó, y lo mejor fue su anuncio de respetar la autonomía del Banco de México y que en dos años consultará si se queda en la presidencia, además de que no habrá reelección, “todo esto da certidumbre”.

“Aunque en el caso de la política sobre los energéticos, ojalá se pueda hacer algo antes de lo de las refinerías, porque para eso sí falta mucho, y la gente no puede seguir esperando, ya no aguanta los aumentos a la gasolina”.

El líder de los comerciantes consideró como un buen mensaje que el presidente dijera públicamente que hasta su esposa iría a la cárcel si hacen algo indebido, para poner un ejemplo y aplicar el refrán de que el buen juez por su casa empieza.

“La demostración de no querer atacar a los que ya se fueron, que no es rencoroso, siento que deja mucho que desear, esperábamos se hiciera justicia, pero él sabrá hacerlo, pues también dijo que hará una consulta para ver si la gente quiere se castigue a los culpables, no es justo dejar todo a eso de que no pasó nada, y amor y paz, aunque cada quien con su estilo”, comentó.

En conclusión, Salum Francis dijo que fue un buen mensaje. “Esperemos los mercados y el tipo de cambio de la moneda amanezca con números optimistas, pues aclaró los puntos principales que sabe aquejan a México, como duplicar el apoyo a gente mayor; ojalá que con los apoyos a los jóvenes éstos sepan apreciar y aprovechar, sobre todo quieran trabajar, que no les ganen las ganas de no hacer nada”.— DAVID DOMÍNGUEZ MASSA

 

Presidencia /Opiniones

Más puntos de vista de los empresarios sobre el discurso del presidente de México.

Buen mensaje

Michel Salum Francis, presidente de la Cámara de Comercio de Mérida, indicó que fue un buen mensaje. “Esperemos que los mercados y el tipo de cambio de la moneda amanezcan con números optimistas, pues aclaró los puntos principales que sabe aquejan a México, como duplicar el apoyo a gente mayor; ojalá que con los apoyos a los jóvenes éstos sepan apreciar y aprovechar, sobre todo quieran trabajar, que no les ganen las ganas de no hacer nada”.

Da tranquilidad

El dirigente de los comerciantes organizados consideró también como una señal positiva que el Presidente dijera públicamente que hasta su esposa iría a la cárcel si hace algo indebido, para poner un ejemplo y aplicar el refrán de que “El buen juez por su casa empieza”.

Soldados ya patrullan calles de Valladolid

Toma de posesión de AMLO, día inédito en México