in

Otra rebelión contra Fonden

Presidentes municipales yucatecos se han negado a firmar actas de verificación del Fondo para la Atención de Emergencias (Fonden)

Malestar de más alcaldes: hablan de frente común

El alcalde de Dzilam González, Christian Carrillo Baeza, se suma a la lista de presidentes municipales yucatecos que se han negado a firmar actas de verificación del Fondo para la Atención de Emergencias (Fonden), por considerar que es una burla la actuación de este organismo federal frente a los daños ocasionados por la tormenta tropical “Cristóbal”.

“Tal parece que la intención es no liberar recursos para ayudar en la recuperación”, indica el alcalde dzilameño, quien no descarta la probabilidad de integrar un frente común de presidentes municipales de Yucatán contra el Fondo.

De acuerdo con su relato, el argumento principal de los enviados del gobierno federal para no apoyar la reparación de viviendas es el mismo que exponen en los municipios incluidos en la declaratoria de emergencia: no hay daños estructurales.

“Alegan que las casas no están en condiciones de recibir apoyo, que los daños que presentan es por falta de mantenimiento”, declara Carrillo Baeza.

Como informamos, el primer alcalde yucateco en hacer pública su inconformidad contra los criterios del Fonden fue el de Tekax, Diego Ávila Romero.

En ese municipio del sur del Estado se levantó una lista de más de 1,610 casas que requieren atención inmediata por la severa afectación que les causaron las inundaciones.

Sin embargo, por los criterios de evaluación del Fondo solo 339 calificaron para ser verificadas, y de esas 339 apenas 68 fueron consideradas para ser “subidas” a una plataforma que es paso previo del beneficio, O sea, falta una evaluación y solo algunas de esas casas recibirán ayuda parcial o total, ya que las reglas únicamente permiten reparar lo dañado, no construir otro espacio.

Idéntica situación ocurrió en Dzidzantún, cuyo alcalde, Ismael Aguilar Puc, no aceptó firmar el acta de “cero daños” que le plantearon los enviados federales. En ese lugar, de 1,000 a 1,500 viviendas estuvieron entre agua más de dos semanas.

El alcalde de Dzilam González tampoco quiso firmar el acta. Hacerlo, explica en una entrevista, sería traicionar a los habitantes de su municipio al aceptar que no hubo daños en las casas, cuando le consta que es todo lo contrario.

El primer regidor añade que los representantes de la Federación no parecen estar capacitados para tomar decisiones.

“Se les llevaba a las viviendas afectadas, se les mostraban los daños y hacían llamadas telefónicas en las que pasaban algo así como un reporte”, añade. “Con base en lo que decían les daban indicaciones”.

A la cabeza del grupo está Gustavo Madaleno Rico, de la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu). En sus recorridos en esa parte del Estado lo acompaña Alpha Tavera Escalante, exalcaldesa de Valladolid y hoy subdelegada del gobierno federal en la zona Oriente.

El alcalde Carrillo Baeza dice que está enterado de la misma negativa planteada a otros municipios que resintieron graves problemas por las lluvias de “Cristóbal”.

“Toda la sociedad está molesta por esa reacción”, enfatiza. “Incluso, (los enviados del Fonden) no se quisieron bajar de los vehículos en algunas partes donde todavía hay casas bajo el agua. Se justificaban alegando que no podían hacer la evaluación por esas condiciones”.

“Lo que veo y percibimos todos los alcaldes que hemos coincidido en esto es que no hay intención de liberar recursos a los municipios.”

En el caso específico de Dzilam González dice que el 80% de la población se inundó por las lluvias de “Cristóbal”. Solo en tres cuadras cercanas al centro de la cabecera no se acumuló el agua. En algunas partes la inundación fue de hasta un metro de altura.

Reitera que por eso no aceptó firmar un acta que atenta contra la población. “Al contrario, pedí que me redacten uno donde escriban por qué el municipio no puede acceder a los apoyos y así lo firmo, pero no quieren ponerse la soga al cuello”.— ÁNGEL NOH ESTRADA

Fonden Descontento

Los criterios del Fonden sobre los daños de “Cristóbal” han causado malestar de alcaldes.

Unidos en bloque

“He estado platicando con otros alcaldes y estamos planteando la posibilidad de hacer un frente común”, dice el presidente municipal de Dzilam González, Christian Carrillo Baeza.

Medidas absurdas

“No es posible que se tomen medidas absurdas, que nos digan que no hay daños cuando éstos son muy evidentes”, agrega el primer concejal.

Inaceptable

Según explica, sus colegas dicen que “no podemos dejarlo así” porque hay recursos en el Fonden y es inaceptable que el gobierno federal esté dejando solos al Estado y los municipios.

 

Las finanzas, en picada

Clínica destinada a Covid-19 ya no se da abasto para atender pacientes