in

Padres de familia cumplen con el pago de colegiaturas en Yucatán

Foto: Megamedia
Estudiantes de la Escuela Modelo en el retorno a clases. En varias escuelas

La Asociación Mexicana de Escuelas Particulares de Yucatán asegura que los padres de familia cumplen con el pago de las colegiaturas mensuales de sus hijos que estudian en colegios privados, a pesar de la larga suspensión de actividades por el coronavirus Covid-19.

El presidente de esta asociación, Elías Dájer Fadel, dijo que en las 245
escuelas privadas de los niveles inicial hasta educación superior que
agrupan, han visto una impresionante solidaridad y responsabilidad de los padres y madres de familia porque cumplen con su compromiso de pagar las colegiaturas de sus hijos.

Con esos ingresos, las escuelas privadas afiliadas a la Amepy también cumplen con su responsabilidad de pagar sus salarios al personal docente y administrativo y las contribuciones fiscales a que los obliga la ley.

“Hasta donde vemos, la respuesta es positiva, no dejan de pagar las
colegiaturas, lo agradecemos y nos da satisfacción que tengamos comunidades escolares que tienen un fuerte concepto de la solidaridad”, señaló.

“Estamos en una situación difícil, no se permite salir a nadie, pero los pagos son regulares. Sabemos que hacen un esfuerzo extraordinario, estamos
impresionados por esta solidaridad y en su momento lo vamos a agradecer.
Tenemos un alto nivel de cumplimiento de pago de colegiaturas”.

La suspensión de clases, desde el 17 de marzo pasado, generó la polémica
sobre si las escuelas privadas deben reducir, congelar o dejar de cobrar las
colegiaturas
durante la emergencia sanitaria por el coronavirus.

En respuesta, la Profeco dijo que se debe de cumplir el pago porque es una suspensión por fuerza mayor, al menos que haya una negociación entre el padre de familia y la escuela para acordar la forma de pagar la colegiatura.

Dájer Fadel informó que hasta el momento no hay casos donde algún padre o madre de familia solicite algún cambio en el sistema de pago de las
colegiaturas y si lo hubiera tienen el compromiso de atenderlo en forma
particular.

“Necesitamos el compromiso de los padres para seguir trabajando en la
educación de sus hijos o hijas. Si no se da ese apoyo económico, el sistema
educativo privado puede caer y vamos a tener un problema serio”, advirtió.

“Aunque no hay clases en las escuelas, los profesores continúan marcando y revisando tareas, tienen actividades escolares y el proceso de formación no se detiene. La educación privada siempre ha tenido buenos resultados en las evaluaciones nacionales y así continuaremos porque nuestra misión es inculcar conocimientos y responsabilidad a los educandos”.

Dijo que los ingresos de los padres y madres de familia no se han visto
disminuidos, hasta ahora, y por ello cumplen con su compromiso del pago de la colegiatura. Además, las autoridades federales les sigue cobrando los
impuestos y derechos como asociación y empresa sin fines de lucro y sus
ingresos disminuyen porque tienen que cubrir el porcentaje obligatorio de
otorgar el 5% de sus ingresos en becas, pagar el 35% del Impuesto Sobre las
Rentas y Yucatán tiene una las colegiaturas más bajas de la educación
privada que va de $600 a $1,000 en educación básica, cuando en otras
entidades cuesta $4,000 o $6,000”.

Recordó que la polémica del cobro de colegiatura surgió porque alguien subió a las redes sociales una información caduca de la Profeco a raíz de los
daños del terremoto de 2017 en Ciudad de México y la viralizó diciendo que
no debían pagar porque no había clases por los daños a los centros
escolares. Sin embargo, la misma Profeco precisó que no era cierta esa
versión.

"Estamos en una emergencia sanitaria, recibimos una
orden de las autoridades educativas y por ello nos vimos obligados a
suspender las clases, pero aún existe la obligatoriedad del pago de
colegiaturas. Mucha gente aprovecha la ocasión para crear olas de desconfianza y como todos están pendientes de las redes viralizan cualquier información, aún no tenga veracidad ni sustento”, dijo.

“La asociación mantiene contacto con los padres y madres de familia, los docentes siguen trabajando con sus alumnos y los directivos hacen sacrificios para pagar sus salarios a los profesores y profesoras, a ellos no les vamos a fallar”.

La asociación que dirige agrupa a 245 escuelas de educación inicial a
educación superior. Representa más del 40% de la matrícula de estudiantes de colegios privados, de los cuales calcula que hay 700 escuelas privadas en
Yucatán.- Joaquín Chan Caamal.

Síguenos en Google Noticias

Trabajadores del INEGI denuncian despidos injustificados

Socorro Bacab Góngora viuda de Baeza

Fallece Socorro Bacab Góngora viuda de Baeza