in ,

Piden a diputados que pongan orden

Foro Virtual para el Análisis de las Reformas a la Ley de Educación

En las escuelas no venden alimentos que son nutritivos

“Los alimentos que se venden en las tienditas de la escuela no tienen sustento legal, porque solamente por unos boletines de la SEP, del lapso 94-96, se dio entrada a tiendas o tienditas escolares, y las cooperativas escolares que sí están reglamentadas, tampoco respetan ese aspecto”, señaló Paula Esperanza Lira Moguel, presidenta de la Asociación de Padres de Familia en Yucatán.

Al hablar de las medidas para luchar contra el sobrepeso y la obesidad, dijo que “esto es muy grave porque ahí se indica qué alimentos se deben vender a alumnos de educación básica y nivel medio superior, y no se deben vender chicharrones, agua saborizada ni bebidas gasificadas, pero eso es precisamente lo que ofrecen”.

“Todo esto ha fomentado que Yucatán esté en los primeros lugares de obesidad, porque si en las escuelas públicas de educación básica y media superior no se cuida lo que se expende, pues está propiciando que este problema se incremente en el estado”, puntualizó.

En su exposición en el Foro Virtual para el Análisis de las Reformas a la Ley de Educación, la Ley de Salud y la Ley de Nutrición y Combate a la Obesidad, ante diputados locales, la dirigente comentó que “es muy importante, que todos unamos esfuerzos y el conocimiento de experiencias que tenemos en las escuelas y los transmitamos a las familias”.

Paulina Lira insistió en que se debe de vigilar lo que se expende a los alumnos, que sean alimentos sanos, nutritivos, que se fomenten estas buenas costumbres y cambien los hábitos alimenticios, para que favorezcan la salud de los educandos.

“Es muy importante que el Congreso escuche de viva voz lo que está sucediendo con este tema”, enfatizó.— David Domínguez Massa

Foro Pormenores

Paula Lira Moguel se dirigió a los legisladores en el Foro virtual que se realizó.

Buenas decisiones

Les pidió que al tomar decisiones éstas realmente sean en beneficio de la población desde preescolar hasta bachillerato, que es donde hay cooperativas escolares que ofrecen comida chatarra, y cambiar esto, pero “con un cambio verdadero en pro de la salud de los alumnos de Yucatán”.

Homilía del XXVII domingo del tiempo ordinario