in

Piden amparos trabajadores de salud de Yucatán

Las labores afuera de una unidad del Instituto Mexicano del Seguro Social. Se mantienen las esperanzas de que personal de salud con licencia se reincorpore a sus actividades para refrescar a la plantilla médica

Luego del acuerdo logrado con las autoridades del gobierno estatal de aplazar hasta el 16 de agosto el reingreso de los trabajadores de la salud que por decreto dejaron de laborar desde el inicio de la pandemia, el domingo y ayer lunes debieron reincorporarse a sus centros de trabajo los 1,800 empleados que estaban de descanso como previsión por ser considerados de alto riesgo.

Luego de casi cinco meses sin laborar, los trabajadores de la Secretaría de Salud de Yucatán (SSY) fueron convocados a reincorporarse a sus labores, como una medida necesaria para permitir que quienes se quedaron laborando puedan salir de vacaciones, en un acto de justicia.

Así lo expresa Eulogio Piña Briceño, secretario general de la Sección 67 del Sindicato Nacional de los Trabajadores de la Secretaría de Salud, quien señala que muchos de estos trabajadores que tienen que reincorporarse no están de acuerdo con la decisión, pero es necesario.

Como informamos, 1,800 trabajadores de la Secretaría de Salud salieron de licencia por ser considerados de alto riesgo de contagio por Covid-19, al ser mayores de 60 años o tener comorbilidades como diabetes, hipertensión o ser inmunosuprimidos.

El secretario general del citado sindicato manifiesta que hay trabajadores que laboran sábados, domingos y días festivos, de modo que anteayer domingo y ayer lunes debieron regresar a sus centros laborales los citados empleados que estaban en descanso al vencer el plazo del decreto el 15 de agosto luego de una extensión de 15 días, pues se suponía debían reincorporarse el 1 de agosto.

Sin embargo, desconoce con exactitud cuántos de los 1,800 trabajadores retornaron y calcula les llevará una semana tener el dato.

No obstante, sabe que hay quienes tramitaron amparos para no regresar a trabajar, pero son cuestiones que maneja el patrón; es decir, la autoridad estatal es la encargada de resolver esos asuntos y sancionar, en su caso, a quienes no se presenten a laborar.

Piña Briceño destaca que hay casos especiales, como de personas que están enfermas y que no pueden regresar a trabajar, de modo que cada caso se evalúa de manera particular.

El retorno de los trabajadores de la salud que permanecían en casa es una medida necesaria, agrega, pues con el regreso de éstos se permitirá a quienes se quedaron al frente de la atención en las áreas Covid puedan salir de vacaciones, en lo que considera un acto de justicia, debido a que el personal está agotado física y emocionalmente, y requieren de un descanso.

El sindicato que encabeza logró un acuerdo con las autoridades estatales y a esos trabajadores se les concedieron 15 días de vacaciones extras como un estímulo y agradecimiento a su labor.— IRIS CEBALLOS ALVARADO

Son 500 los trabajadores que se quedaron al frente de la atención y quienes saldrán de vacaciones de manera escalonada.

Los 1,800 trabajadores que estaban de licencia, entre los que hay 105 médicos y 104 enfermeras del hospital O’Horán, no pierden su derecho a vacaciones, pero se dará prioridad a quienes se quedaron trabajando estos últimos cinco meses.

Luego aunta que es un acuerdo al que se llegó con el presidente nacional que agrupa los 103 sindicatos de trabajadores de la salud que hay en el país.

Eulogio Piña comenta que se hizo una petición a las autoridades para contratar al menos a 50 ó 100 de las 132 pasantes de enfermería que el 31 de julio pasado completaron su servicio social en hospitales de la Secretaría de Salud, para que continúen apoyando en la atención a pacientes con Covid 19, pues ya están preparadas y han adquirido en la práctica el conocimiento necesario para atender estos casos.

En un próximo encuentro que sostendrá con la autoridad estatal, posiblemente hoy, insistirá en este tema.

Respiro a las papelerías