in

Piden intervenga la Codhey por un polémico dictamen

Los activistas que entregaron una solicitud a la Codhey para que intervenga en el caso del desechamiento de la reforma sobre el matrimonio igualitario

El matrimonio igualitario llega a ese organismo

Organizaciones civiles y catedráticos que trabajan con la diversidad sexual, en conjunto con las solicitantes de la alerta por violencia de género en el estado, entregaron a la Comisión de Derechos Humanos de Estado de Yucatán (Codhey) una solicitud para que intervenga por la actuación de los diputados con respecto al matrimonio igualitario.

En dicha solicitud se le pide al ombudsman de Yucatán emitir recomendaciones al Congreso y al gobernador ante la vulneración de los derechos humanos no solo de las personas de la comunidad LGBT, sino igual de las familias que alrededor se encuentran y la sociedad.

Esto, se asienta en el escrito firmado por los activistas Ligia del Carmen Vera Gamboa, Nancy Walker Olvera, Felipe Hervé España Aguilar, Gabriel Alejandro Ramírez Orué y César Humberto Briceño Castro en relación de los hechos suscitados el 10 de abril en el pleno del Congreso, que determinó no legislar en lo que respecta al matrimonio y concubinato entre personas del mismo sexo.

“Hoy fue este grupo que se vio afectado en sus derechos, ¿mañana que grupo sigue?”, preguntó Ligia del Carmen Vera a los medios de comunicación a quienes invitó a ser testigos de la entrega de la solicitud en recepción ya que le informaron que el presidente de la Codhey, Miguel Sabido Santana, no se encontraba.

La activista explicó que la negación a legislar en torno al matrimonio igualitario genera una serie de afectaciones y violaciones a los derechos humanos, como es la vida, la seguridad, la integridad y el derecho a un proyecto de vida.

Dijo que en la solicitud interponen argumentaciones como la afectación al derecho a la igualdad y la prohibición de la no discriminación y se destacan algunos antecedentes, incluso internacionales, como es el caso Atala, donde hay una mujer lesbiana que quería ejercer la maternidad y le dicen que es una cosa u otra.

“Esto es importante porque tiene que ver con los proyectos de vida, no por una orientación sexual le vas a impedir a una persona negarle un derecho a un proyecto de vida y que la Corte determinó que eso no era procedente”, indicó Ligia del Carmen Vera.

En la solicitud se asienta que la Suprema Corte de Justicia de la Nación se ha pronunciado de que la figura del matrimonio no es inconstitucional, a diferencia de aquellos congresos y leyes locales que digan que solo puede ser entre un hombre y una mujer con fines de procreación, ya que incluso parejas heterosexuales no siempre su fin es la procreación, es algo que ha dictaminado la Corte y es una anotación al margen al presidente.

Explicó que el código de familia contiene una categoría sospechosa que prohíbe la figura jurídica del matrimonio y limita las relaciones familiares como un beneficio exclusivo para las parejas heterosexuales.

Esto, dijo no puede ser, y en este apartado, el mismo código de familia se contrapone al artículo 1 de la Constitución Política del Estado de Yucatán y por supuesto al artículo primero de la constitución política de los Estados Unidos Mexicanos, y por eso se habla de una categoría sospechosa, porque hay un dictamen superior que dice que todos somos iguales ante la ley y que las etiquetas, incluido la orientación sexual no deben dar un trato diferente.

En este sentido, destacan los activistas, “el código de familia está en contra de esta situación y por supuesto la dignidad humana, ya que todas las personas, por ser personas tienen derecho a la misma dignidad y esto implica los derechos humanos en general, a formar una familia, o no tenerla, que es un problema que se está jugando”.

“Ante esto, los diversos criterios de la SCJN que anexamos al presente documento es con base en todo lo anterior que estamos solicitando al presidente de la Codhey que emita una recomendación respectiva y quiero ser puntual en decirles que el artículo 8vo constitucional obliga al presidente a dar una respuesta, entonces tenemos que estar pendientes”, dijo.

A la pregunta de qué sigue, Ligia vera contestó que es un trabajo colectivo y hay que esperar a ver qué es lo que se responderá y con base en la respuesta se vería que sigue, puede decir sí que es lo que esperamos y sería fabuloso y es lo que le corresponde como presidente de la Codhey, o dar la negativa ante lo cual estaría incurriendo en faltas como servidor público ante la ley de la Comisión de Derechos Humanos y no solo a nivel local, sino nacional.— Luis Iván Alpuche Escalante

 

Yucatán pierde y la serie ante los Bravos se empata

Cartón de Tony: Varias malas y una buena