in

Piden ''no bajar la guardia'' con los males respiratorios

Lavado de manos en un módulo del centro de Mérida. Esta medida es importante para la prevención de enfermedades respiratorias

La clave, lavarse bien las manos y no automedicarse

En esta temporada invernal, donde prevalecen los cambios de temperatura y aumento en la humedad, es importante no bajar la guardia en la prevención de enfermedades respiratorias, por lo que la Oficina de Representación Yucatán del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) recomienda el constante lavado de manos.

Alonso Sansores Río, titular de la Jefatura de Prestaciones Médica, señaló que la mejor acción para evitar enfermedades bacterianas o virales es el correcto lavado de manos.

De acuerdo con un comunicado, esta medida se refuerza con otras, como cubrirse con el antebrazo o pañuelo al estornudar o toser, ya que si se realiza con la mano corremos el riesgo de propagar microorganismos a objetos que pueden tocar otras personas.

En caso de presentar estornudos, flujo nasal, tos, fiebre y/o malestar en general, enfatizó, se deberá acudir a la Unidad de Medicina Familiar para que se otorgue un tratamiento adecuado.

Sansores Río hizo un llamado a no automedicarse, ya que de esta manera se evitará que los microorganismos se vuelvan inmunes a los medicamentos y no se ocultarán los síntomas para identificar la enfermedad.

El lavado de manos correcto, explicó el especialista, es el siguiente: moje las manos y deposite en la palma una cantidad de jabón suficiente para cubrir todas las superficies de las mismas. A continuación, frote las palmas entre sí.

Luego frote la palma derecha contra el dorso de la mano izquierda y entrelace los dedos, después las manos contrarias y entonces frote las palmas con los dedos entrelazados.

Enseguida frote con un movimiento de rotación el pulgar izquierdo sujetado con la palma de la mano derecha y viceversa. Frote la punta de los dedos de la mano derecha contra la palma izquierda, con movimiento circular y viceversa.

Para finalizar, enjuague sus manos con suficiente agua y séquelas con una toalla desechable.

Es importante no olvidar utilizar esa toalla para cerrar la llave del grifo y no volver a contaminarlas.

Además de lavarse bien las manos —proceso que debe durar de 40 a 60 segundos—, otra opción para higienizarlas es realizar la fricción con gel con una concentración de alcohol de al menos 70 por ciento, tener un agente humectante y no contener aditivos como brillantina. Debe cubrir completamente las manos y absorberse en su totalidad.

Aunque debemos lavarnos las manos constantemente a lo largo del día, los momentos principales para hacerlo son antes de comer, de preparar alimentos y de servirlos; después de ir al baño, de tocar a las mascotas, cambiar pañales, regresar al hogar y cuando se tenga contacto con personas enfermas.

 

Fiscal habla de las querellas contra el gobierno anterior

Avanzan mejoras en los pueblos de Maní y Sisal