in

Agenda conjunta

Rafael Ruiz Moreno

Planes comunes de siete órganos empresariales

En materia de energía eléctrica todavía hay un alto costo en las tarifas, lo que afecta a las empresas y la llegada de inversiones nuevas, recordó el presidente de Coparmex Mérida, Fernando Ponce Díaz, en la rueda de prensa virtual de los siete dirigentes del sindicato patronal que forman la Federación Peninsular y que buscan trabajar en una agenda común para impulsar la recuperación económica de la región.

Se indicó que el gobierno federal todavía no atiende la petición del sector empresarial de Yucatán de un mayor abasto de gas natural, y se presiona a la Federación para que libere los recursos de proyectos que están parados, como la operación de parques eólicos y solares, la nueva planta de generación de electricidad y los ductos para la llegada de mayor volumen de gas natural.

Sobre conectividad, Ponce Díaz dijo que excepto la aérea, que está muy bien, las otras vías de comunicación como la terrestre son un problema cada vez que hay algún huracán, y se requieren mayores inversiones en infraestructura de conectividad porque la logística en la región es muy cara. Por ejemplo, el puerto de altura de Progreso necesita mayor calado para que reciba barcos de mayor tamaño a los actuales.

El presidente de la Coparmex en Valladolid, Carlos Osorio Rosado, enfatizó que los dirigentes de este sindicato patronal quieren una península de Yucatán más unida, que trabaja para detonar las actividades turísticas a fin de aliviar la lastimada economía, y generar sinergias para que recuperen la posición que tenían antes de la pandemia y puedan generar mayor número de empleos.

En su opinión, falta impulsar el aeropuerto de Kaua, detonar a Valladolid como Pueblo Mágico y promocionar un nuevo teatro de primer nivel que pronto abrirá. Hay que aprovechar la mano de obra calificada que producen las escuelas de educación superior en esta ciudad, que alberga a 5,000 estudiantes de diferentes partes del país.

Por su parte, Rafael Ruiz Moreno, de la Coparmex de Campeche, destacó que la diversificación de actividades productivas será uno de los mejores aliados del sector empresarial para detonar la región porque en la actualidad son limitadas las opciones.

Por ejemplo, Quintana Roo depende del turismo, Campeche depende de las aportaciones del gobierno federal ante la caída de la extracción petrolera. Ya buscan nuevas formas de diversificación económica rentable por medio de una investigación y despachos profesionales.

Cree que el Tren Maya es una buena oportunidad no solo para su entidad, sino para la región porque tendrá una derrama de inversión en infraestructura y en la medida que haya una vinculación entre el gobierno federal, los gobiernos estatales y el sector empresarial, se puede sacar provecho de este proyecto a beneficio de las comunidades.

“No solo es construir las vías férreas, sabemos que solo se construirá el 40% porque el 60% ya existe, pero lo importante de este proyecto es donde van a desarrollar las estaciones”, dijo. “Habrá polos de desarrollo y como empresarios nos tenemos que avocar a tener información para trabajar con Fonatur e incidir en esas decisiones para generar provecho a los estados donde pasará el Tren Maya. Hay que ayudar a promover la Península para tener un tren que genere beneficios en esta región”.

Centroamérica

El presidente de la delegación Chetumal, José Luis Minguer Alcocer, informó que esta capital del sur de Quintana Roo es puerta de entrada de Centroamérica y Belice y desde años hay una importante actividad comercial, pero en esta parte está la zona del mundo maya y hay un plan de desarrollo para la diversificación de actividades productivas.

Por ejemplo, la construcción de un parque industrial, desarrollos inmobiliarios y turísticos en Majahual, una central de abasto, rutas marítimas, mayor conexión con carreteras, hay un plan inmobiliario para jubilados y pensionados, ecoturismo en Bacalar, desarrollo del campo, impulso de una escalera náutica con acceso al Canal de Panamá que comunicarían al Golfo de México, Estados Unidos y Europa.

Con todo este desarrollo planeado no solo diversificarían el sur de Quintana Roo, sino que generaría nuevos negocios y empleos, ayudaría a salir de la crisis y mejoraría el nivel de vida de los habitantes.

Sergio León Cervantes, presidente de Coparmex Cancún, enfatizó que desde hace años existe una colaboración entre las tres entidades de la Península, están unidos por la historia y la cultura maya y por la importancia económica para el país. En esta región peninsular hay diversidad, hay las ganas de salir adelante y esta alianza empresarial no es nueva, pero se reúnen para trabajar por los empresarios y los ciudadanos en estos momentos de crisis de empleo, económico y social.

Igual consideró que con la unión de todos saldrán adelante y los proyectos lo verán como uno solo, aprovecharán la experiencia de cada entidad y en bloque como región pueden aprovechar el potencial mercado turístico y de servicios para más de 200 millones de personas del norte de Sudamérica, las islas caribeñas y Florida.— Joaquín Chan Caamal

María del Carmen Joaquín Hernández, presidenta de Coparmex Cozumel, coincidió que en la Península hay un problema de conectividad, de diversificación de actividades económicas, un alto costo de energía eléctrica y este problema es más acentuado y complejo en la isla. Por ello impulsa una Ley de Islas que es muy necesaria para disminuir las desventajas de estar rodeada de agua de mar.

“Cozumel necesita encontrar otras formas de diversificar su turismo y aumentar su conectividad que es el problema muy grande porque afecta el abasto y el bienestar de la sociedad”, dijo. “Necesitamos trabajar más fuerte, hacer visible la situación en que está la isla las veces que sean necesarias para que se pueda emparejar el piso y seamos competitivos”.

“Estamos afrontando la peor crisis económica, social y de empleo, ni los huracanes han ocasionado esta situación grave, si no nos ayuda a resolver estos problemas el gobierno federal, vamos a entrar a una crisis severa que se nos viene encima”.

La región peninsular necesita de su unión, del Tren Maya, de maquila de producción, de un recinto fiscal, una ley de islas, un hub logístico, mayor conexión aérea y ferroviaria, de producción del campo, diversificación turística y de una tarifa eléctrica a menor costo.

Esa es, según los líderes empresariales, la forma como la región saldrá adelante en la península.

Reunión Dirigentes empresariales

La reunión virtual la dirigió Estefanía Mercado, fundadora de Coparmex Riviera Maya y actual presidenta de la Alianza Coparmex por Quintana Roo.

Esfuerzos

Marc Pujol Floch, presidente de Coparmex Riviera Maya, calificó como un día que marca un precedente esta reunión de la Federación Coparmex porque todos unifican esfuerzos para el logro de objetivos comunes; en el caso particular de su agrupación, está enfocada en varios objetivos: atracción de inversiones, diversificación del turismo, impulso al emprendimiento, mejora de la seguridad y tener una movilidad sostenible.

A prueba

“La pandemia nos está poniendo a prueba, tenemos la fuerza del sindicato patronal y un ejército de grandes ciudadanos para salir adelante”, señaló.

Retos

María del Carmen Joaquín Hernández, presidenta de Coparmex Cozumel, coincidió que en la Península hay un problema de conectividad, de diversificación de actividades económicas, un alto costo de energía eléctrica y este problema es más acentuado y complejo en la isla. Por ello impulsa una Ley de Islas que es muy necesaria para disminuir las desventajas de estar rodeada de agua de mar.

Campeche reporta 11 muertes más por Covid-19