in

Plazo a alcaldes

La diputada panista Rosa Adriana Díaz Lizama

Deberán adecuar normas a la ley contra el plástico

Los 106 alcaldes de Yucatán tienen seis meses de plazo, a partir de la publicación de las reformas de ley que prohíben el uso de bolsas y popotes de plástico, y contenedores de unicel aprobadas ayer por unanimidad, para que adecuen sus normas y también se aplique esta disposición en sus municipios.

En la sesión de ayer del Congreso del Estado también se aprobaron reformas de ley que prohíben actos discriminatorios contra la lactancia, porque “amamantar en un lugar privado puede ser mucho más cómodo, se trata de una situación ideal, pero a un bebé con hambre no se le puede pedir que espere, es necesario atenderlo donde esté”.

Como estaba previsto, el pleno de diputados aprobó ayer por unanimidad la iniciativa enviada por el gobernador Mauricio Vila Dosal, con la cual Yucatán se convierte en el tercer estado del país en prohibir el uso de bolsas y popotes de plástico, así como los contenedores de unicel. Los otros son Hidalgo y Baja California, reiteró Harry Rodríguez Botello Fierro, diputado del PVEM.

Como presidente de la comisión del Medio Ambiente, al pedir el voto a favor de esta iniciativa, Rodríguez Botello recordó que estas reformas a la Ley de Gestión Integral de Residuos en Yucatán entrarán en vigor de manera paulatina.

También precisó que en un plazo de seis meses deberán retirar las bolsas y popotes de plástico en los comercios que están cerca de los cenotes, áreas naturales protegidas y reservas ecológicas; en 12 meses en los supermercados, tiendas de autoservicio, farmacias, tiendas de conveniencia, mercados, restaurantes y similares, y en 18 meses para los establecimientos dedicados a la venta al mayoreo y menudeo de los productos señalados.

Janice Escobedo Salazar, al manifestar el apoyo de la bancada priista a esta iniciativa, señaló que con esto se ha dado un paso fundamental al tomar este asunto como de vital importancia y no como una moda, como dicen algunos, y se ordena a los 106 municipios que en un plazo de seis meses modifiquen sus reglamentos en materia ambiental para homologarlos con estas reformas.

Por los panistas, Manuel Díaz Suárez dijo que éste es un hecho que pueden calificar como histórico, con el objetivo principal y fundamental de proteger el medio ambiente y cuidar de la salud de todos.

En la misma sesión y también por unanimidad, se aprobaron reformas a la Ley de Acceso a las Mujeres a una Vida Libre de Violencia, en materia de lactancia, para considerar como violencia a la comunidad cuando se le impida a una madre que amamante a su hijo en cualquier lugar público o privado, se interrumpa u obstaculice la lactancia o su extracción.

Con estas reformas, también se considerará ilegal e indebido prohibir o condicionar la permanencia a un lugar público, por motivo de lactancia, y cualquier acción discriminatoria que prohíba, condicione, limite, desincentive o inhiba la lactancia materna en perjuicio de los derechos y las libertades fundamentales de la mujer y el menor de edad.

Como presidenta de la comisión de Puntos Constitucionales y gobernación, Karla Franco Blanco, diputada del PRI, lamentó en la tribuna del Congreso que se tenga que legislar para proteger algo tan normal y natural, como es mamantar a un bebé libremente, que se traduce en vida.

“Por eso se establece que en la medida de la suficiencia presupuestal de las dependencias y entidades estatales, así como de los municipios, se instalen espacios físicos destinados a lactarios”, agregó.— DAVID DOMÍNGUEZ MASSA

Gobernador Agradecimiento

El gobernador Mauricio Vila Dosal agradeció la aprobación de la reforma a los diputados.

Avance en Yucatán

En un comunicado indicó que la iniciativa para disminuir y después eliminar el uso de bolsas y popotes de plástico, así como contenedores de unicel que él planteó fue aprobada ayer por el Congreso del Estado, con lo que Yucatán avanza en el establecimiento de medidas para combatir uno de los principales contaminantes en el mundo y lograr, entre todos, un estado totalmente sustentable.

Estado pionero

Con la aprobación de la propuesta para modificar la Ley General para la Gestión Integral de los Residuos en el Estado y su Reglamento, Yucatán se convierte, a iniciativa de Vila Dosal, en uno de los pocos estados en adoptar acciones para reducir la contaminación y el cambio climático.

En ese marco, el Gobernador Vila Dosal agradeció a los diputados de todos los partidos que integran la 62 Legislatura local por aprobar esta iniciativa, que contribuye a proteger los recursos naturales y garantizar un estado más limpio para las presentes y futuras generaciones de yucatecos.

La propuesta promovida por el gobernador marca que, en un periodo de dos años, se sustituyan las bolsas de transportación y popotes de plástico desechables, y también contenedores de unicel, por opciones que cuiden del medio ambiente, como aquellos compuestos por compuestos biodegradables.

Al entrar en vigor esta iniciativa, al día siguiente de publicarse en el Diario Oficial del Estado, los establecimientos comerciales cercanos a cenotes, áreas naturales protegidas y reservas ecológicas en Yucatán, contarán con un plazo de 6 meses para migrar a bolsas y popotes de un solo uso hechos con materiales biodegradables; los supermercados contarán con un plazo de 12 meses y las empresas dedicadas a la venta en mayoreo y menudeo lo hagan en un periodo de 18 meses. Respecto a la sustitución, eliminación y prohibición de contenedores de unicel, los negocios en cenotes, áreas naturales protegidas y reservas ecológicas del estado, tendrán 12 meses para cumplir con esta nueva ley, mientras que los supermercados, farmacias, restaurantes, mercados y similares, así como empresas que se dediquen a su venta tendrán 24 meses para migrar a opciones amigables con el medio ambiente. Una vez que concluyan estos periodos, todos los establecimientos que hagan uso de popotes y bolsas de plástico y contenedores de unicel, ya deben haber migrado a utensilios que estén fabricados con materiales de rápida degradación. Para lograr un verdadero cambio, esta iniciativa se desarrolló de manera conjunta por el Gobierno del Estado, a través de la Secretaría de Desarrollo Sustentable (SDS), cámaras empresariales, organizaciones de la sociedad civil y la sociedad en general, para en conjunto generar estrategias que permitan generar conciencia entre los ciudadanos. La elección de cenotes, áreas naturales protegidas y reservas ecológicas como las primeras zonas de acción de esta ley se debe a que, por las condiciones del suelo y del manto acuífero en Yucatán, así como la existencia de grandes extensiones de costa y litoral, se convierten en lugares de vulnerabilidad alta ante esta contaminación, que preservan un recurso de gran importancia como el agua. En total, la modificación a la Ley para la Gestión Integral de los Residuos contempla la reforma de 6 artículos y se expiden 3 transitorios con el fin de sentar las bases para contribuir a un mejor manejo de residuos en Yucatán, incluyendo la producción, distribución, consumo y desecho de bolsas y popotes de plástico. Con este logro, Yucatán se une al combate de los principales contaminantes a nivel mundial, además de que complementa la estrategia Yucatán Cero Residuos que impulsa el Gobierno del Estado. Esta propuesta, entregada a la actual Legislatura estatal en enero pasado, fue aprobada por unanimidad en el pleno del Congreso local, demostrándose la voluntad de todos los Poderes del Estado para trabajar en conjunto para la protección del medio ambiente, a través de leyes que marcan el rumbo para lograr un Yucatán un sustentable.

Los Leones evitan la barrida ante los Tigres en Cancún

Cartón de Tony: Ese esquema habla