in ,

Mal comienzo de semana: muchos percances viales

Traslado de una mujer lesionada en el entronque del Periférico de Mérida

Con varios heridos

 

Accidentado inicio de semana se vivió ayer en Mérida al registrarse varios aparatosos hechos de tránsito. En algunos casos hubo lesionados de gravedad.

El primer accidente ocurrió muy temprano. El chofer de un autobús de Situr, ruta Circuito Poniente, iba de poniente a oriente sobre la avenida Alemán a la altura de la colonia Jesús Carranza.

El chofer intentó rebasar por la derecha a un vehículo, pero terminó chocando a un auto Figo estacionado a la altura de la calle 44.

Por la velocidad que llevaba, el camión arrastró al Figo cerca de 40 metros hasta que éste chocó con un Chevy; este último, a su vez, se estrelló con un auto Peugeot.

En este caso no hubo personas lesionadas, pero sí serios daños en el Figo. Los involucrados llegarían a un acuerdo de pago de daños mediante las respectivas aseguradoras.

Horas más tarde, la Policía Municipal de Mérida tomó conocimiento de un aparatoso accidente de tránsito en el cruce de las calles 61 y 68 del primer cuadro de la ciudad.

De acuerdo con lo relatado al perito de tránsito, una joven manejaba su auto Mirage por la calle 61 y al llegar al cruce con la 68 chocó con un auto Versa que guiaba un hombre de aproximadamente 30 años de edad.

“No vi el semáforo, no vi el cruce. Fue un momento abstracto por una situación que acababa de pasar”, declaró la guiadora al policía.

El conductor del Versa aseguró que vio la luz verde en el semáforo que le correspondía; por tanto, y con base en las versiones, la joven sería la responsable del accidente que, para su fortuna, no dejó heridos.

Los conductores indicaron que tenían seguro de autos, así que llegarían a un acuerdo de daños.

“Testigo”

Casi al mismo tiempo se registró un accidente en la calle 86 con 177 de la colonia Emiliano Zapata Sur III.

Un joven conducía una camioneta de sur a norte sobre el carril derecho de la avenida 86.

Al llegar al cruce trató de dar vuelta a la izquierda e invadió el carril por donde transitaba un auto Aveo, propiciando una colisión que dejó serios daños en ambos vehículos.

La Policía Estatal llegó a tomar conocimiento de este percance y un hombre dijo que era “testigo” del accidente y culpaba al guiador del Aveo de lo que sucedió.

Cuando estaba a punto de plasmar su declaración por escrito, los policías descubrieron que era el padre del joven, por lo que le fincarían responsabilidades.

Minutos después ocurrió el más grave de los accidentes. Dos personas fueron rescatadas de un automóvil que chocó en el Periférico de Mérida y trasladadas a un hospital a bordo de sendas ambulancias de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP).

Aunque se desconocían las causas de este accidente, se sabe que ambas personas lesionadas iban en un auto Aveo por el cuerpo interior de la vía.

A la altura del kilómetro 3, poco después de pasar bajo el puente de la carretera Campeche-Mérida, el guiador perdió el control del volante, el vehículo se salió del camino y se estrelló de frente con un poste de la CFE.

Quienes iban en el auto fueron rescatados por paramédicos de la SSP y trasladados al hospital. Uno de ellos, el guiador, iba en estado crítico.

La corporación tomó conocimiento de este hecho y deslindaría responsabilidades.— Gabriel Chan Uicab

 

Suceso Periférico de Mérida

Durante la tarde, un accidente dejó tres personas heridas, una fue llevada al hospital.

Lugar de los hechos

El accidente se dio en el entronque del Periférico de Mérida, a la altura con la calle 42 Sur.

Diligencias

De acuerdo con datos obtenidos en el lugar, una familia campechana llegó a Yucatán a bordo de una camioneta Ranger a recoger un vestido de novia para una de las personas que viajaba en ese vehículo.

Colisión

La camioneta transitaba por la calle lateral del Periférico con calle 42 Sur y al llegar al entronque, el guiador no respetó la señal de alto y la unidad fue embestida por una camioneta F150 que iba con preferencia de paso en dirección a la ciudad de Mérida.

Lesiones

La Ranger, por la fuerza del impacto, volcó y los seis pasajeros, entre ellos dos menores de cuatro años de edad, fueron saliendo del vehículo como pudieron. Una de las adultas se quejaba de fuertes dolores y requirió atención y traslado a un hospital.

Gasolina

Además de los servicios de emergencia, al lugar llegaron policías y bomberos, los primeros realizaron una operación de vialidad en la zona y los segundos para prevenir algún incendio o explosión, pues la camioneta volcada comenzó a tirar gasolina.

Responsabilidad

Un perito de tránsito tomó conocimiento del accidente. Los conductores serían puestos a disposición de la Fiscalía para el deslinde de culpas.

 

Revira AMLO a la DEA