in ,

A un año de su triunfo, López Obrador no ha cumplido las expectativas

Pie de foto
  • Poco qué celebrar

  • La economía del país va muy mal, opina un analista

A un año de su histórica victoria en las urnas, Andrés Manuel López Obrador tiene poco qué celebrar, asegura el analista Álvaro Cano Escalante, quien opina que en siete meses de gestión el presidente no ha estado a la altura de las expectativas.

En el tema económico el país va francamente mal, con los pronósticos de crecimiento en picada, notas negativas de las calificadoras internacionales, el empleo en números rojos y la confianza de empresarios y consumidores por los suelos, señala.

En lugar de proponer soluciones, se ha dedicado a justificar su mal desempeño culpando de todo a los gobiernos anteriores. “Aunque es cierto que recibió una economía en fase de desaceleración, sus decisiones han empeorado las cosas”.

Entre las medidas contraproducentes, Cano Escalante cita los drásticos recortes en nombre de una austeridad que sólo existe en el discurso presidencial. “No hay tal porque el gasto público no disminuyó, al contrario, aumentó en relación con el año pasado. Se está dando ese nombre a recortes a programas y actividades identificadas con sexenios pasados para redirigirlos a iniciativas que son el distintivo de la nueva administración”.

México le gana a Costa Rica en penales

Homilía XII Domingo del tiempo ordinario