in ,

Obras viables y factibles

Foto: Megamedia

Ven posible la construcción de viaductos elevados

El arquitecto Elías Cisneros Ávila, presidente del Colegio Yucateco de Arquitectos, considera que es factible la construcción de dos largos viaductos elevados, uno para tráileres en Progreso y otro para el Tren Maya en Mérida.

Se le preguntó si esos viaductos elevados son seguros, si como se vio en la Línea 12 del Metro de Ciudad de México, la estructura colapsó y causó una tragedia.

“Son muy seguros cuando las obras se hacen bien, cuando no lo hacen bien, cuando se les barre algo en el proceso de construcción se vuelven inseguras”, dijo el arquitecto en una entrevista en el marco de la bienal de arquitectura. “Seguro y a aprendieron la lección. En Yucatán hay muchas empresas constructoras, hay ingenieros muy capaces para construir este tipo de obras de gran magnitud”, indicó.

El arquitecto Cisneros Ávila informó que el Colegio conoce el proyecto que se pretende desarrollar en el puerto de Progreso, ya iniciaron estudios de resistencia del suelo y parece que esta obra es factible, es viable y se podría concretar porque los camiones pesados y tráileres que transportan contenedores y carga al Puerto de Altura y el muelle fiscal causan muchos problemas viales y urbanos a la ciudad y puerto de Progreso.

El viaducto de Progreso atravesaría por alto toda la franja terrestre del puerto. Empezaría en la carretera que viene de Mérida para ingresar al puerto y terminaría en el viaducto que lleva a la API y el muelle fiscal. Sería aproximadamente de 6 a 8 kilómetros de viaducto elevado.

Del viaducto elevado para la vía del Tren Maya, que entraría por el oriente de la ciudad, a la altura del Anillo Periférico del fraccionamiento Los Héroes hacía La Plancha, el arquitecto Cisneros dijo que no hay nada en concreto porque Fonatur no ha presentado estudios, no tiene un diseño de la ruta y cambia constantemente sus proyecciones por las complicaciones del suelo meridano.

“Sí conocemos bien esos dos proyectos, nuestro colegio de arquitectos es un organismo de consulta para las entidades”, asegura. “Depende mucho de la entidad federal que haga en mayor o menor grado la consulta sobre las obras y depende de los presupuestos federales. A veces, cuando se dan los datos y resultados de la consulta y son incómodos, no son los que la dependencia esperaba, se les complica atender estas observaciones que realizan los colegios de profesionales”, señaló.

Cisneros Ávila dijo que ambos viaductos elevados son obras de ingeniería muy interesantes, en particular, el paso elevado de Progreso que es una obra que el Colegio ha promovido porque es viable y evitaría la continua destrucción de las calles del puerto. Si se construye en un futuro el viaducto de Progreso, la ruta de camiones pesados irían directo a la API y llegarían al muelle fiscal más rápido y sin afectar a la gente que transita de manera cotidiana en la ciudad.

“Ese viaducto del puerto es lo que vemos con optimismo, pero siempre hay que hacer estudios de desarrollo urbano para cuidar y tener el menor impacto posible y que haya el mejor beneficio social para los habitantes”, indicó el arquitecto.

“Es la obra que vemos con mayor factibilidad, ya hacen estudios de impacto ambiental, de resistencia del terreno. Ya se sabe con la construcción del bellísimo muelle de Progreso que hicieron los holandeses que en el suelo del puerto hay una conchuela muy sólida en el subsuelo y eso permite tener un paso elevado sin problemas”.

Necesario

Para el Colegio Yucateco de Arquitectos, el viaducto de Progreso es totalmente viable y factible, y necesario para el paso exclusivo del transporte público pesado. Son obras que ya funcionan en puertos de España, Dallas, Galveston y Florida, en Estados Unidos, y puerto Panamá para la protección de la ciudad, de las calles y los habitantes. De hecho, el arquitecto Cisneros Ávila cree que el gobierno federal de alguna manera copia esos esquemas de transportación de carga pesada y de contenedores y quiere construir el viaducto porque hay mucho movimiento de carga, de bienes y productos a la Península de Yucatán.

“Esos puertos, sus muelles y áreas fiscales cuentan con esos pasos directo de transporte público federal para que no afecten las poblaciones”, comenta.

“Galveston es una ciudad histórica, en Texas se cuida el desarrollo histórico y por arriba pasan los tracto camiones sin que tengan afectaciones para la arquitectura del centro histórico”.

¿Los dos viaductos elevados serían muy costosos?, preguntó el reportero.

“No sería muy costoso si se considera que es más costoso destruir las ciudades o que las personas pierdan la vida en la parte baja de Progreso”, dijo. “Aquí, los términos de costos están relacionados en inversiones de largo plazo. Si hace 80 años hubieran pensado que si el muelle de Progreso sería muy costoso no lo hubiesen hecho. Ya vemos que no fue costoso porque es una inversión muy redituable hasta el día de hoy. Sería saludable para el desarrollo urbano del puerto, la obra tiene alto valor de recuperación de la inversión y genera sentido de identidad y pertenencia, por lo tanto, es una obra viable y factible”.

Sobre el viaducto elevado para que entre el Tren Maya a la estación de La Plancha, el presidente del Colegio, que en breve cederá el cargo a Miguel Sosa Correa, dijo que el proyecto tiene diversas características y no hay un diseño definitivo. De hecho, cree que está en estudios preliminares o en proceso porque se han dado cambios. Primero Fonatur habló de un túnel subterráneo, “estaban tercos de hacerlo”, el Colegio de Ingenieros de Yucatán les hizo ver que no era viable el subterráneo para el tren porque el manto freático estaba subiendo, pero fue hasta que azotaron los tres huracanes seguidos, vieron que causó las inundaciones, y admitieron que era un riesgo una línea subterránea y cambiaron la versión. Pensaron en un paso a nivel de superficie terrestre y ahora tienen nueva versión combinada: una parte de la vía sería elevada, una parte sería en la superficie y otra ligeramente subterránea. No hay una definición, al menos no la ha presentado Fonatur, porque cree que están en los estudios preliminares. El arquitecto Cisneros Ávila tampoco conoce al proyecto de la estación del Tren Maya de La Plancha ni del parque urbano porque cree que también está en su fase preliminar de estudios.— Joaquín Chan Caamal

 

De un vistazo

Factible

El presidente del Colegio Yucateco de Arquitectos, Elías Cisneros Ávila considera factible la construcción de dos viaductos elevados, uno en Progreso y otro para el Tren Maya en Mérida.

En Progreso

El viaducto de Progreso atravesaría por alto toda la franja terrestre del puerto. Empezaría en la carretera que viene de Mérida para ingresar al puerto y terminaría en el viaducto que lleva a la API y el muelle fiscal. Sería aproximadamente de 6 a 8 kilómetros de viaducto elevado.

En Mérida

El viaducto elevado para la vía del Tren Maya, entraría por el oriente de la ciudad, a la altura del Anillo Periférico del fraccionamiento Los Héroes hacía La Plancha.

El cardenal Pietro Parolin, de visita en Izamal

Fiesta regional en Izamal en honor del secretario del Estado Vaticano (fotos)

El termopolio