in ,

Peligrosa desigualdad

Alertan contra la violencia y los grupos radicales

Menos pobreza extrema, pero también mayor concentración de riqueza

Si bien en los últimos 40 años el número de personas en pobreza extrema ha disminuido, también se ha disparado la riqueza de los más acaudalados y eso ha generado un aumento en las desigualdades, según se advirtió ayer en un evento organizado por la Confederación de la Unión Social de Empresarios de México (USEM).

Pie de foto
Los sistemas de gobierno para la medición de la pobreza ya no resultan adecuados

Así como el 10% de los más ricos ha triplicado su riqueza y los pobres absolutos (los que tienen ingresos de menos de dos dólares al día) han disminuido, la desigualdad se ha incrementado, alertó el doctor Stefano Zamagni, presidente de la Pontificia Academia de las Ciencias Sociales.

Ese aumento de las desigualdades, añadió, es peligroso porque produce violencia, contraste social, odio y, a la larga, propicia movimientos radicales.

En el Encuentro del Mundo del Trabajo 2021, organizado por la Confederación USEM, también tomaron parte el doctor Martín Burt, director ejecutivo de Fundación Paraguaya, y Hans Blomeier, representante en México de la Fundación Konrad Adenauer.

El reto de combatir la pobreza fue uno de los temas principales del evento.

Aumenta la desigualdad

Advierten de un riesgo al sistema de la democracia

“Hoy hay menos pobres absolutos que hace 30 ó 40 años, pero al mismo tiempo las desigualdades se han ido incrementando”, subrayó el doctor Stefano Zamagni, presidente de la Pontificia Academia de las Ciencias Sociales, en el Encuentro del Mundo del Trabajo 2021.

Organizado por la Confederación Usem, el encuentro se dividió en varias mesas virtuales, entre ellas la plenaria e inaugural “Pobreza y desarrollo inclusivo”, en la que también tomaron parte el doctor Martín Burt, director ejecutivo de Fundación Paraguaya, y Hans Blomeier, representante en México de la Fundación Konrad Adenauer.

El doctor Zamagni recalcó que así como el 10% de los más ricos ha triplicado su riqueza y los pobres absolutos (los que tienen menos de dos dólares al día) han disminuido, la desigualdad se ha incrementado.

El aumento de las desigualdades, añadió, es peligroso porque produce violencia, contraste social, odio y a la larga movimientos radicales.

El doctor compartió que para disminuir la desigualdad es importante que estén implicados científicos, sociedad civil, Iglesia y, particularmente, los empresarios. “Las empresas hoy día son agentes de transformación de la realidad”.

Durante su participación, el doctor Zamagni dijo que actualmente se vive en una época de paradojas, de las cuales mencionó: de la desigualdad, del desempleo, de la felicidad, de la afectación al medio ambiente y de la difusión endémica del individualismo libertario.

También explicó que el trabajo tiene dos dimensiones: adquisitiva y expresiva. La primera significa que cada individuo tiene que trabajar para obtener poder de adquisición, un ingreso a fin de adquirir las cosas que son necesarias.

En el caso de la dimensión expresiva, señaló que para el hombre el trabajo es una necesidad fundamental antes que ser un derecho. “Es un derecho porque es una necesidad como la comida que da como consecuencia el derecho a la nutrición”.

Asimismo, se refirió al trabajo decente, que no es solo pagar bien, sino también tratar bien al trabajador, y a la falta de trabajo.

Trabajadores pobres

En su turno, Martin Burt compartió que la pobreza afecta a los colaboradores y empleados de las empresas de diferente manera.

“Todos ellos (los empleados) ganan lo que el Estado prescribe, el sueldo mínimo legal, muchas veces mucho más, pero muchas veces nosotros no sabemos cómo viven ellos y si uno escarba se da cuenta que el guardia de seguridad, el obrero industrial o la vendedora en la tienda si bien ganan un sueldo no tienen un baño moderno en la casa, no tienen un presupuesto familiar, duermen todos en la misma habitación, tienen una cocina en mal estado…”

“Lo que no estamos planteando los empresarios en Paraguay es cómo podemos empoderar a los trabajadores de nuestra empresa para superar la pobreza”.

Luego añadió que el problema es que el gobierno y los organismos internacionales tienen un sistema para la medición de pobreza que ya no es adecuado.

“Hoy día no se puede medir la pobreza por el dinero y muchos menos dividir el PIB de un país con las personas. Todos los sistemas agregan la información para tener índices de pobreza porque es una estadística que permite a tomadores de decisiones hacer ranking y asignar recursos; sin embargo, los tomadores de decisión de la pobreza no son solo los gobiernos y organismos, la gran tomadora de decisión es la jefa del hogar”.

Según comentó, no puede quitar a una persona de la pobreza sin tomar en consideración a los que comen y duermen debajo de su mismo techo. Indicó que es necesario que cada familia tenga un plan para superar la pobreza.

El doctor Burt compartió que hoy hay dos modelos para superar la pobreza: reducción y alivio de pobreza. La reducción viene mediante la economía de mercado y la de alivio viene por medio de los programas.

“Nosotros creemos en la empresa privada, en la economía de mercado, sabemos que con la tecnología podemos vencer al populismo y vencer a aquellos programas sociales del gobierno que a lo mejor tienen buenas intenciones, pero terminan tergiversando el sentido del trabajo y creando trampas de pobreza; es decir, incentivos, para que la familia no supere la pobreza”.

El último en tomar la palabra fue el ingeniero Blomeier , quien consideró oportuno que quienes tienen responsabilidad de conducción y liderazgo se sienten a reflexionar y proponer soluciones para enfrentar los desafíos.

Según compartió, la economía en 2020 se contrajo en un 8.3%, México es el cuarto país de Latinoamérica con mayor porcentaje de personas en pobreza y el quinto en condición de extrema pobreza antes del Covid-19.

El ingeniero añadió que las cifras de personas que viven en extrema pobreza y los empleos perdidos durante la pandemia no grafican las tragedias humanas detrás.

Antes del Covid-19 ya había un descontento generalizado y una erosión preocupantes dentro de nuestros sistemas democráticos, manifestó.

“Este descontento estaba presente en la vieja o tradicional clase trabajadora que, con razón, ya sentía los efectos de la automatización y globalización, sintiendo que se estaban quedando detrás, y eso ha generado un crecimiento del populismo”.

La inauguración del encuentro, cuya conducción estuvo a cargo de María Lourdes Gómory Martínez de Menéndez, secretaria general y vicepresidenta de Comunicación de Confederación USEM, y Carlos Ludlow Saldívar, vicepresidente de Impacto Social, la encabezó Fernando Milanés García Moreno, presidente de la Confederación USEM, Uniapac México.

En su mensaje, Milanés García Moreno destacó que del inicio de la pandemia hasta nuestros días ha pasado un año extraño en el que, si bien ya hay señales de recuperación, aún se está lejos de saldar la deuda histórica con millones de familias.

En ese sentido, exhortó a los participantes para que estén abiertos a sentir las necesidades apremiantes de los pobres en estos tiempos, y estar dispuestos a trazar caminos comunes para tenderles la mano.

Durante su intervención propuso dos “pistas de aterrizaje” para combatir la pobreza: empresas sin pobreza y comunidades sin pobreza.

La primera es un llamado al sector empresarial para dimensionar sus compromisos con la dimensión social; la segunda pista, dijo, es impulsar el desarrollo comunitario a partir de la colaboración intersectorial.

Dimensión Problema

El ingeniero Blomeier afirma que las reacciones que se han visto en las calles ponen en serio peligro la estabilidad de los sistemas democráticos.

Libertad

“Sabemos que la alternativa a la democracia es el autoritarismo, hay una tendencia clara en esa dirección; por tanto, si creemos que vivir en libertad y en democracia es un bien preciado, tenemos que tomar en serio aquellos factores que atentan contra esa libertad y esa paz social, que está seriamente cuestionada y en jaque”, indicó.

Jornada de apertura

La inauguración del encuentro, cuya conducción estuvo a cargo de María de Lourdes Gómory Martínez de Menéndez, secretaria general y vicepresidenta de Comunicación de Confederación Usem, y Carlos Ludlow Saldívar, vicepresidente de Impacto Social, la encabezó Fernando Milanés García Moreno, presidente de la Confederación Usem, Uniapac México.

Escrito por Iván Canul Ek

Jorge Iván Canul Ek es licenciado en Periodismo y Ciencias de la Comunicación y actualmente reportero de la Agencia Informativa Megamedia. Tiene  20 años de trayectoria en los medios, y es colaborador de Grupo Megamedia desde 2004. Los temas de arte y cultura, comunidades, ciudadanos y espectáculos son su especialidad.  Con especial gusto por la crónica para el desarrollo de sus historias.

Denuncian ''moches'' en el Tren Maya en Yucatán

medusas en el malecón de Progreso,Yucatán, marzo de 2021

Arribazón de medusas en Progreso: llegan al malecón