in ,

Por la pandemia cambiaron los gastos de las familias

La compra de gel antibacterial y otros productos de limpieza aumentó en los hogares debido a la pandemia (Foto de Juan Osorio)
La compra de gel antibacterial y otros productos de limpieza aumentó en los hogares debido a la pandemia (Foto de Juan Osorio)

Si bien ahora se gasta menos en gasolina y las salidas al cine o restaurantes están prácticamente restringidas, el confinamiento en casa hace que surjan otros gastos.

Por ejemplo, ahora se gasta más en electricidad porque los aires acondicionados están prendidos más tiempo, se contratan servicios de streaming o se hacen más compras a domicilio con un costo extra por el pago del servicio.

Te puede interesar: Dramático desplome en varios sectores económicos de Yucatán por la pandemia

Aumentó muchísimo el gasto de luz y servicios por internet, ya que nos suscribimos a plataformas de entretenimiento”, señala Silvia Rojas Sánchez, vecina del fraccionamiento Las Américas.

La familia Ávila Mena, de Gran Santa Fe, también notó en estos días un incremento en su recibo de energía eléctrica.

“La electricidad es más cara porque toda la familia se encuentra reunida en el hogar y se utilizan todos los aparatos electrónicos: abanicos, aires, televisores, lavadora, hornos de microondas, luz, etc.”, señala Yara Mena.

Las causas del aumento

Lo mismo ocurre en la casa de José Luis Ferráez, del fraccionamiento Los Héroes, donde prácticamente todo el día están prendidos los aires acondicionados.

“La luz subió porque obviamente estás en casa y en Yucatán hace un calor que necesitas tener el aire acondicionado”.

Similar situación se vive en la casa de las familias Castillo Leirana y familia Alfaro González.

Con los Alfaro también se incrementó el consumo de luz, mientras los gastos de los Castillo aumentaron al contratar otros dos servicios de streaming.

Además, al principio de la pandemia les dio por comprar productos por catálogo, como una licuadora para frapés y ollas exprés.

Disminuyó el gasto en gasolina

“El consumo de gasolina se redujo al 80% y los servicios de mantenimiento del auto no se han realizado pues no hay aumento de kilometraje. Entonces ese gasto disminuyó”, dice Jorge Arquieta Hernández, esposo de Silvia Rojas.

Es el mismo caso de la familia Ávila Mena, cuya reducción en el consumo de combustible lo atribuye a que ya no sale de compras ni a pasear ni visitar amigos y familiares.

Luis Alfaro Gómez señala que en el rubro de entretenimiento sus gastos bajaron de manera considerable pues tampoco salen a comer, comprar o pasear como acostumbraban.

Eliminan las vacaciones

De hecho, el gasto que completamente quedó eliminado es el relacionado con vacaciones, coincidiendo con los Castillo Leirana que acostumbraban viajar en Semana Santa y en verano.

Silvia Rojas señala que sus gastos por concepto de diversión desaparecieron.

“Acostumbrábamos ir una vez por semana al cine y luego cenar fuera. Desapareció el gasto en fiestas. Ya no gastamos en regalos ni en pastel ni bocadillos”.

Asimismo, dice que se quedaron con ropa guardada y zapatos por estrenar, y se extinguieron gastos de peluquería, arreglo de manicure y cosméticos.

Compra de alcohol y desinfectantes

Relata que al principio de la pandemia gastó mucho en gel, alcohol, desinfectantes y guantes que por la demanda subieron mucho de precio.

“Ahora ya no están tan caros, pero los seguimos comprando con regularidad”.

La familia Castillo Leirana también compra gel con frecuencia y consume más productos de limpieza.

“Ahorita todo lo que traemos del súper le rociamos desinfectante y lo lavamos”, dice Silvia Cristina Leirena.

Consultas médicas

La familia Arquieta Sánchez también ve reducción en consultas médicas particulares.

“Ahora nos atiende el doctor por videollamada y no tiene costo. En nuestro caso es un ahorro significativo pues la consulta era en Ciudad de México y era un gasto muy considerable”, dice Silvia Rojas.

Los Ávila Mena dejaron de comprar ropa y zapatos. Ya no van al cine, al teatro, a espectáculos ni plazas comerciales.

“Surgieron nuevas 'formas de vida' en internet, libros, música y películas por streaming”, señala Yara Mena.

Sin diferencia en el rubro de alimentos

En cuestión de comida, los Arquieta Rojas no ven diferencia.

El gasto quedó igual, ya que siempre la preparamos en casa y no subieron de precio los insumos".

"Comemos ahora más fruta que antes debido a que estamos todo el tiempo aquí y se antoja por la tarde o a media mañana. Pero en gasto, quedó casi igual”.

Lo mismo opina José Luis Hernández Ferráez, del Fraccionamiento Los Héroes, quien solo al inicio de la pandemia compró de más.

“Ahora procuramos comer más sano de lo que acostumbrábamos”.

Hernández Ferráez opina que el gasto es igual.

“Siguen siendo los mismos (gastos) pues, aunque ya no se va al cine o un restaurantes, y prácticamente no hay salidas y vida social, ahora compras cosas que antes no comprabas como gel, cubrebocas o vitaminas”.

Parásito se come la lengua de un pez y la reemplaza con su cuerpo

mujer cáncer

Médicos confundieron grave enfermedad con Covid y una madre murió