in

Postura oficial sobre la intervención de presunta empresa fantasma en programa de despensas

En relación a sendas notas publicadas hoy con los títulos “Compras sospechosas” y La “típica fantasma”; publicadas hoy en la sección internacional y en la sección Local del Diario de Yucatán; respectivamente, el Gobierno del Estado envía el siguiente comunicado:

APOYOS ALIMENTARIOS DE 2020 DURANTE SITUACIÓN DE EMERGENCIA SANITARIA FUERON OPORTUNOS, EFICACES Y APEGADOS A DERECHO

Mérida, Yucatán, a 1 de marzo de 2021.- El 31 de marzo de 2020, el Consejo de Salubridad General declaró emergencia sanitaria por causa de fuerza mayor a la epidemia de enfermedad generada por el virus SARS-CoV-2 (Covid-19).

El Consejo acordó medidas extraordinarias en todo el territorio nacional, entre las que destacó la suspensión inmediata de actividades no esenciales en los sectores público, privado y social. En este contexto, se ven afectadas las cadenas de suministro, con notables desabastos, y por ende de escasez y con alta volatilidad en los precios de mercado.

En este escenario inédito de emergencia sanitaria y cierre de giros comerciales, a pesar de las dificultades logísticas por la que atraviesan muchísimas empresas, el Gobierno del Estado de Yucatán garantizó la entrega casa por casa de ayudas alimentarias a todas las familias de los municipios del interior del estado y las comisarías de Mérida.

El 3 de abril de 2020, en el Diario Oficial del Estado de Yucatán, se publicó el Plan Estatal para Impulsar la Economía, el Empleo y la Salud, que tuvo como objetivo apoyar a las familias de manera rápida y con el mayor alcance posible, sobre todo a las más vulnerables y con menos posibilidades de solventar la adquisición de alimentos y productos básicos.

Uno de los programas de ese plan era el de Asistencia a la Comunidad en Vulnerabilidad y Discapacidad, que preveía la entrega de apoyos alimentarios a 450 mil viviendas de Yucatán, ubicados como con los de mayor carencias por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), en el censo de 2015.

Este programa contempló un total de 2.24 millones de paquetes de apoyos alimentarios, en todos los municipios del Estado, a todos los yucatecos que así lo necesitaban, sin distinción en ningún tipo, y durante más de dos meses. En las entregas de los apoyos alimentarios hubo una completa coordinación con las autoridades de todos los municipios del Estado, sin importar su origen partidista.

En el caso de Mérida, se contempló, en un principio, las comisarías. Cuando la emergencia comenzó a afectar a familias de colonias marginadas del sur de la capital, éstas obtuvieron un apoyo emergente.

El 3 de abril se publicaron las reglas de operación del Programa de Asistencia a la Comunidad en Vulnerabilidad y Discapacidad.

El 7 de abril se realizó la primera sesión extraordinaria del comité de Adquisiciones, Arrendamiento y Prestación de Servicios relacionados con Bienes Muebles. En el acta de esta sesión se sustentó la adjudicación directa de acuerdo al artículo 25 —que comprenderían los apoyos alimentarios— en las fracciones I y II de la Ley de Adquisiciones, Arrendamiento y Prestación de Servicios relacionados con Bienes Muebles del Estado de Yucatán, que justifican estas adquisiciones cuando “se trate de adquisiciones de bienes perecederos, granos, productos alimenticios básicos o semiprocesados” y cuando “existen condiciones o circunstancias extraordinarias o imprevisibles”. Los diversos proveedores presentaron sus propuestas de acuerdo a su capacidad y disponibilidad de productos.

Según consta en el acta de la sesión, este programa tenía como objetivo “la implementación de medidas urgentes para contribuir a la seguridad alimentaria de las familias que por su condición social y económica se encuentran en riesgo o desventaja ante el Covid 19 para que mejoren su situación crítica a través de la entrega de apoyo en especie”.

Con este fin, se invitó a empresas registradas en el padrón de proveedores del Gobierno del Estado, de las cuales se tenía conocimiento que prestaban servicios relacionados. Estas empresas, que cumplían a la totalidad los requisitos marcados por las leyes para proveer bienes y servicios a entidades y organismos públicas, respondieron por escrito su disponibilidad y capacidad. Fueron varias las empresas que contribuyeron, pues, en esa emergencia, ninguna era capaz de proveer en su totalidad los bienes que se requerían.

Las empresas que participaron fueron: 180 Natural, S. de R.L. de C.V.; Comercializadora EcoUrbana S.A. de C.V.; Proveedora del Panadero, S.A. de C.V. (razón social de Dunosusa); Servicios Empresariales Cuxher S. de R.L. de C.V.; Productos Serel S.A. de C.V., y Comercializadora Don Cacahuato, S. de R.L. de C.V.

Ninguna de estas empresas ha sido observada o inhabilitada por la Secretaría de la Función Pública o por el Servicio de Administración Tributaria; han cumplido con todos los requisitos que les marca la ley para ofrecer bienes y servicios a organismos e instituciones públicas.

En específico, Servicios Empresariales Cuxher es la distribuidora exclusiva en el Sureste de Empacadora El Fresno, una de las distribuidoras de abarrotes más grandes del país. Esta empresa, como consta en documentos públicos, también ha sido proveedora del Senado de la República, así como de numerosas empresas privadas.

Como ejemplos, Servicios Empresariales Cuxher, el 18 de mayo y el 8 de agosto del año pasado expidió comprobantes fiscales digitales por ventas de alimentos al Senado de México.

Por tanto, es inexacto sugerir que esta empresa sólo ha prestado servicios o vendido bienes al Gobierno del Estado de Yucatán, como se ha sugerido en versiones periodísticas.

El comité del Programa de Asistencia a la Comunidad en Vulnerabilidad y Discapacidad vigiló que se cumplieran con los plazos de entrega y las condiciones de las mismas. Todas estas empresas cumplieron en tiempo y forma con lo estipulado en sus respectivos contratos. No se reportó queja alguna, ni por parte de los beneficiados ni por parte de los municipios que coadyuvaron con el reparto.

Además de este programa de apoyo alimentario, el Plan Estatal para Impulsar la Economía, el Empleo y la Salud contempló los esquemas Activación Empresarial y Artesanal, Créditos a Emprendedores, Línea de Crédito para Empresas de Sectores Estratégicos, Protección al Empleo Turístico, Créditos para Mujeres, Créditos para Empresas, así como Apoyos a Pescadores, que se entregó a aquellos hombres y mujeres que se quedaron sin trabajo en la contingencia por el coronavirus.

Yucatán es el estado que más apoyos le dio a la gente durante la contingencia sanitaria por el Coronavirus, ha reconocido el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval) al presentar el estudio de Panorama de los programas y acciones sociales en las entidades federativas para dar respuesta a los efectos de la pandemia por el Covid 19.

De los 2 millones 200 mil yucatecos, 1 millón 800 mil personas han recibido algún tipo de apoyo del Gobierno estatal.

Más puentes en Anillo Periférico