in

“Prefiere lo tuyo”

“Desde la miel o el chile habanero hasta la industria alimenticia

 

La iniciativa “Hecho en Yucatán” es un esfuerzo permanente que apela al consumo de productos locales para impulsar el crecimiento económico y empresarial de la entidad

Las cámaras empresariales yucatecas están convencidas de que alentar la compra de productos locales es la mejor forma de impulsar de una vez por todas el crecimiento de la economía del estado y aseguran que esta filosofía de consumo arroja beneficios para todos.

De allí que en los últimos meses se esté abriendo paso un movimiento que busca revalorizar los artículos yucatecos —desde las muy conocidas salsas de chile habanero, la miel o las guayaberas, hasta manufacturas de las industrias cervecera, de la construcción o aeronáutica— y preferir su compra.

La divisa “Hecho en Yucatán”, un logotipo en forma de sello con reminiscencias del período prehispánico, comienza a formar parte —junto con el nombre, el precio, la calidad, la frescura— de los atributos que buscan enganchar a los consumidores e invitarlos a elegir ese producto por encima de los otros.

La iniciativa —muy acorde con los tiempos y que trata de responder a la compleja realidad económica— se difunde en estos días en gran variedad de soportes de comunicación: lo mismo en medios impresos y digitales que en redes sociales, páginas “web” y boletines electrónicos, en publicidad exterior, activaciones y en cada evento que organizan los organismos empresariales.

Permanente

“Hecho en Yucatán” no es una campaña, advierte Juan Manuel Ponce Díaz, presidente de la Cámara Nacional de la Industria de la Transformación (Canacintra), ya que no tiene fecha de caducidad, es un esfuerzo que tiene toda la intención de ser permanente.

“Con esto no sólo buscamos impulsar la producción yucateca y su consumo, sino también reconocer la calidad, la dedicación y el éxito de todo lo que se hace en la entidad”, destaca el líder empresarial, quien recuerda que nada más surgir la idea de las filas de la delegación local de la Canacintra, encontró el inmediato respaldo del gobierno estatal y de todos los organismos que conforman el Consejo Coordinador Empresarial de Yucatán (CEE), que representa a los empresarios del estado.

Objetivos

La iniciativa, que fue lanzada el 19 de septiembre pasado, consiste en promover el uso de la divisa “Hecho en Yucatán” en los productos que están elaborados en la entidad “con insumos, procesos e ingenio yucatecos” y que cumplan requisitos de calidad.

Sus objetivos son muy claros, señala Ponce: fortalecer el mercado interno, favorecer la competitividad de los productos locales y fomentar su consumo. “Queremos dar a conocer lo que se produce en el estado por medio del sello distintivo en las etiquetas y los empaques”.

El éxito del movimiento puede medirse y pesarse. Hasta el momento, más de 1,200 empresas con alrededor de 5,000 marcas han solicitado el uso del emblema en ramos tan diversos como alimentos y bebidas, tecnología, ropa y calzado, logística, mobiliario, agroindustria, servicios, artesanías, construcción, automotriz… Además, de acuerdo con un balance reciente, las ventas de estos artículos se han elevado más de un 10% en tan sólo dos meses.

“Se han sumado empresarios, industriales, comerciantes, productores…, socios prácticamente de todas las cámaras empresariales”, comenta.

Requisitos

El registro es totalmente gratuito, pero las empresas deben cumplir ciertos requisitos. El primero es cumplir uno de los siguientes tres supuestos: ser una empresa yucateca que produce en Yucatán; ser una empresa yucateca que produce fuera del territorio estatal, o ser una empresa foránea pero que tiene producción instalada en el territorio estatal.

Otro requerimiento es que esté afiliada a alguno de los organismos empresariales que forman parte del CCE Yucatán.

Quienes desean sumarse pueden hacerlo en el sitio www.hechoenyucatan.com.mx o en la delegación estatal de la Canacintra. La invitación está abierta para todos los negocios.

Ponce Díaz está seguro también de que el proyecto ayudará a elevar la competitividad de las empresas yucatecas.

“Primero, porque al ayudar a promover nuestros bienes y servicios, ‘Hecho en Yucatán’ se convertirá, sin lugar a dudas, en un referente de lo que se hace bien en nuestro estado”.

A mediano plazo, prosigue, también se consolidará como una “marca de certificación” para los productos que lleven el distintivo, lo que elevará su nivel de competitividad.

Además —y en esto coinciden los expertos en consumo— destacar el origen local de los productos y al sentido de pertenencia e identidad de “lo yucateco” se incrementarán las ventas, lo que permitirá a las empresas del estado destacar sobre competidores nacionales e internacionales. Y no sólo eso, al asegurar a los consumidores calidad, innovación y valor agregado, se genera fidelización a la marca local.

La iniciativa se articulará con otras medidas que buscan reforzar el objetivo de incrementar la demanda de bienes fabricados en la entidad.

Como informamos, recientemente se puso en marcha el proyecto “Regalo Yucateco”, que invita a obsequiar en Navidad productos fabricados aquí.

“Déja vu”

Y aunque pueda parecer extraño, iniciativas similares, con objetivos idénticos, han sido impulsadas desde hace muchos años por el Diario, incluso en ocasiones de manera más tajante y más explícita, como recuerda el mismo Ponce Díaz.

Un ejemplo concreto son las planas especiales —cuatro de las cuales se reproducen al pie de esta página— que en 1931 anunciaban exclusivamente “productos yucatecos hechos en Yucatán” y pedían a la sociedad que se uniera para “proteger a la industria local” y así contribuir “a la salvación económica de nuestro estado”.

Benemérita industria

Los anuncios apelaban directamente al compromiso de los compradores con la economía y el empleo locales, con mensajes como “El dinero de Yucatán no debe salir de Yucatán” o “¡El florecimiento de la industria yucateca señala el rumbo de la independencia económica de Yucatán!”.

Eran avisos, como los de ahora, que buscaban poner en valor que los productos estaban hechos aquí y no a miles de kilómetros. La campaña del Diario vendía, en definitiva, que esas firmas daban trabajo a los yucatecos: “Lector, prefiere siempre los artículos que ofrece la benemérita Industria Yucateca porque además de los intereses generales por el bien común, tus intereses por modestos que sean están estrechamente vinculados con los de Yucatán”.

Así sonaban hace casi 90 años anuncios que aún hoy, pese al tiempo transcurrido, huelen a nuevo.— Mario S. Durán Yabur

 

“No solo buscamos impulsar la producción yucateca y su consumo, sino también reconocer la calidad y el éxito de todo lo que se hace en la entidad”

En camino el “Pollotón”

Dudas en Chichén