in

Preocupa posible alza de contagios

Limpieza en la escuela primaria “César Mendoza Santana” de la colonia Pacabtún

“Solo nos queda confiar”, señala una educadora

La falta de recursos tecnológicos y el aumento de casos de coronavirus son algunas preocupaciones que maestros de educación básica han externado ante el regreso a clases el próximo lunes 30.

Uno de los riesgos, señala la maestra de bachillerato Ligia Carolina Pérez, sería la alta capacidad del virus de contagiar a otros; sin embargo, espera que los protocolos (sana distancia, uso de tapabocas y lavado constante de manos, por ejemplo) funcionen al igual que en otros países donde ya hay clases presenciales.

Como hemos informado, el presidente Andrés Manuel López Obrador es uno de los principales promotores de que se reanuden las clases en las aulas porque ayudaría a la salud emocional de los niños.

La Unicef también ha dicho que el regreso presencial a las escuelas no solo es clave para la continuidad de la educación, sino que ayudará a mitigar problemas de malnutrición o violencia.

La maestra Ligia señala que año y medio sin clases ha hecho que muchos jóvenes prefieran interactuar en redes sociales que en persona.

“Hemos observado que los estudiantes de bachillerato tienen una mejor interacción social por medio de las redes porque allí se pueden expresar, y que les cuesta un poco de trabajo comunicarse con los profesores; se perdió esa comunicación interpersonal entre docente y alumno, en algunas ocasiones solo había interacción al momento de entregar un trabajo o una tarea”.

La maestra está consciente que al volver a la presencialidad una de sus preocupaciones es la carencia de tecnología en el plantel, sobre todo porque los alumnos se han acostumbrado a utilizar dispositivos o tener internet a disposición.

“Me preocupa también el uso de proyectores, del sonido de las aulas, de que estén correctamente electrificadas o que se puedan abrir las ventanas, eso es una parte que me preocupa”.

En el tema de salud, la maestra Ligia cree que sí se elevarán los casos. “Lo veo como persona, no como ave de mal agüero. En las estadísticas se observa el comportamiento de la gente y eso es algo que se escapa de las manos”.

Por ello, dice, además de aplicar todas las medidas sanitarias, es importante hacer partícipe a la sociedad.

“Nos queda confiar en que lo que estamos haciendo mejore la disminución de un caso grave o evite la aparición de un caso grave, ojalá que la vacuna que se recibió sea suficiente para que, en dado caso si nos contagiamos como docentes, podamos sobrellevar la enfermedad de una mejor manera y no seamos parte de la estadística”.

Por su parte, Fanny Alfaro Iuit, directora de secundaria del sistema Usaer, señala que ante el regreso a clases el personal se tendrá que adaptar a lo que disponga cada escuela, pero de antemano está consciente que el retorno a las aulas será complicado.

“En nivel secundaria, los alumnos tal vez si se pudieran adaptar a usar cubrebocas todo el día; sin embargo, en el área Usaer atendemos a chicos que tienen alguna discapacidad o algún trastorno y a ellos a lo mejor sí les podría causar algún conflicto”.

La maestra señala que en Usaer también tienen alumnos que presentan autismo y que por lo regular están acostumbrados a una rutina.

“El año pasado para ellos también fue difícil porque de la rutina que tenían de ir a clases, tuvieron que pasar a casa; ahora que ya están adaptados a la rutina en casa, volver a cambiarles el ambiente y con esta modalidad de que tienen que usar cubrebocas, gel, lavado de manos, entonces sí se tornará un poco difícil”.

Respecto a los riesgos de contagio de Covid-19, la maestra Alfaro está casi segura que habrá un aumento.

“Definitivamente habrá mucho riesgo, creo que el regreso a clases presenciales será ahorita, en septiembre y octubre, pues para noviembre pienso que ya estaríamos de vuelta a clases totalmente en línea”.

“Sin duda aumentarán los contagios. Ya tenemos estados donde aumentó el riesgo y no solamente en adultos, sino que niños y adolescentes ya están empezando a enfermarse”.

Necesidades por las clases

Entre un 40% y 50% de la matrícula del nivel preescolar se perdió durante la pandemia, afirmó Elías Dájer Fadel, presidente de la Asociación Mexicana de Escuelas Particulares (Amepac) de Yucatán.

“El nivel preescolar fue el que más resintió la pandemia, algunos papás al no tener clases presenciales prefirieron mantener a los chicos en casa, y sí, fueron las escuelas que tuvieron más afectación en cuanto al número de niños inscritos”.

Después aclaró que las escuelas no cerraron en esa misma proporción, “pero definitivamente la matrícula sí disminuyó en las escuelas privadas y también en las públicas”.

No inscribir a los niños al preescolar es una equivocación muy fuerte porque, dijo, ese nivel probablemente sea el más importante de todos los niveles, pues en él se establecen las habilidades que permitirán al niño cuando sea adulto o vaya avanzando en la educación superior realizar lo que se le pedirá en esos niveles educativos.

En ese sentido, dijo que los cinco primeros años son claves en la educación de todos los niños y que es muy difícil recuperar lo que no se aprendió en esa etapa.

Dájer Fadel confió en que para el ciclo escolar 2021-2022 se recupere un poco la matrícula o al menos se mantenga la que se tiene en la actualidad, en parte porque la vacunación contra el Covid-19 ha ido avanzando.

Sin embargo, señaló, es importante que se modifiquen las rutas del transporte público, pues no es lo mismo pretender que un adulto camine 14 cuadras solo a que lo haga con un niño utilizando cubrebocas.

Es necesario que se restablezca el número de unidades necesarias para evitar largas esperas, dijo

“Además de la situación que tenemos con los niveles de la pandemia, sigue pendiente modificar el transporte público a fin de que se tengan paraderos más cercanos o afines a lo que era antes de la pandemia”.

De un vistazo

Camiones y Covid

Lo que se hizo con los paraderos no evitó una tercera ola como la que estamos viviendo, dijo el presidente de la Amepac. “Por tanto, no tiene sentido seguir teniéndolos en la lejanía, estamos hablando de medio millón de niños que no se está moviendo (en transporte público) pero en una semana sí lo harán, con un padre o madre que los acompañarán, entonces estamos hablando de un millón de personas adicionales moviéndose diariamente”.

Escrito por Iván Canul Ek

Jorge Iván Canul Ek es licenciado en Periodismo y Ciencias de la Comunicación y actualmente reportero de la Agencia Informativa Megamedia. Tiene  20 años de trayectoria en los medios, y es colaborador de Grupo Megamedia desde 2004. Los temas de arte y cultura, comunidades, ciudadanos y espectáculos son su especialidad.  Con especial gusto por la crónica para el desarrollo de sus historias.

Carlos Loret de Mola: Lo vuelve a negar

Temporada de huracanes

Disturbio atmosférico en el Caribe con 80% de convertirse en ciclón