in

Presentan libro de historia del Inegi

Un trabajador del Inegi realiza un censo. Ayer se presentó el libro “Contar verdades. La saga del INEGI”

Destacarán la importancia de medir la realidad

¿Por qué es importante medir?, ¿Por qué las mediciones tienen que estar bien hechas? y ¿por qué es importante la autonomía? son algunas preguntas que Mario Palma Rojo responde en el libro “Contar verdades. La saga del INEGI” que ayer se presentó de manera virtual.

“Este es un libro de historia del Inegi”, dijo el autor, quien estuvo acompañado de Julio Santaella, presidente del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi); Alicia Bárcena, secretaria Ejecutiva de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal), y José Ramón Cossío, ex ministro de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN).

En la presentación, Mario Palma, quien fue titular del instituto, resaltó que en el libro está la historia del Inegi desde su fundación en 1983 hasta la fecha. “Esto nos sirve como un lienzo, como una pintura para discutir dos ejes fundamentales que han marcado la vida del Inegi”.

Uno de los ejes, dijo, es la importancia de medir bien la realidad de una forma veraz y oportuna, el otro eje tiene que ver con el hecho de que la autonomía, es decir, que el Inegi tiene que ser independiente de cualquier situación política o interés de cualquier tipo.

El primer eje, continuó, es la razón de ser de la institución; el segundo, es el que informa una cualidad muy importante: la credibilidad y confianza del público.

“Esto (la credibilidad) es el tesoro más grande que tiene la institución. Ustedes pueden medir muy bien, pero si el público no les cree, no sirve de nada el trabajo, y esto se basa precisamente en las dos cosas: medir bien y ser independientes de todos los actores políticos de cualquier tipo que existan en un país”.

En el libro también se narra el proceso de descentralización del instituto cuando, a raíz del terremoto de 1985 en Ciudad de México, se tuvo que trasladar a Aguascalientes.

Un apartado completo se refiere al proceso de autonomía que llevó 16 años para que se instalara la Junta de Gobierno y que coincidió con el proceso de democratización del país.

Recalcó que es importante la autonomía pues habría conflictos de intereses si los gobiernos se midieran a si mismos.

En su mensaje, Julio Santaella destacó que en México la autoridad en materia de estadística y geográfica es el Inegi.

“En los casi 40 años del Inegi muchas personas han trabajado todos los días por construir, por mantener, por incrementar la credibilidad del instituto para consolidar su independencia profesional lo cual se manifestó en una autonomía constitucional”.

Añadió que es precisamente esa historia que Mario Palma aborda en el libro “Contar verdades. La saga del INEGI”.

“Este libro es un testimonio personal de un testigo de primera mano (…) Mario nos comparte en este texto información detallada sobre los múltiples esfuerzos que se requirieron para construir el Inegi”.

En su turno, Alicia Bárcenas, secretaria ejecutiva Cepal, defendió que el instituto debe tener una autonomía total y plena, y resaltó que el Inegi rompió el silencio estadístico que tenían las mujeres.

El libro está disponible de manera gratuita en el portal del Inegi.— IVÁN CANUL EK

 

Enriquecen la labor de periodistas

Cartón de Tony: De su propio chocolate