in

Preservación del saber tradicional

Una reciente reunión de médicos tradicionales y parteras para integrar el padrón de estos servicios que ya tiene el Indemaya

Buscan elaborar un padrón de médicos mayas

El Instituto para el Desarrollo de la Cultura Maya del Estado de Yucatán (Indemaya) ya logró consolidar un padrón de 604 médicos y parteras tradicionales, dispuestos a colaborar en la preservación y transferencia de esos conocimientos.

El director de ese instituto, Eric Villanueva Mukul, explicó a la agencia Notimex que la mayoría de esos médicos y parteras están ubicadas en las comunidades mayas de Valladolid y el llamado Cono Sur del estado.

“Se trata de personas que han aceptado formar parte de nuestro padrón y de colaborar con nosotros, pues hemos encontrado a otros médicos y parteras que no quieren colaborar y solo desean transmitir sus conocimientos, ya sea a sus familiares o a discípulos que ellos o ellas escogen”, aclaró el funcionario.

En la lista además de parteras, se pueden encontrar hierbateros, quiroprácticos, culebreros, h´menes (sacerdotes), sobadores, especialistas en infusiones, entre muchos otros.

Precisó que en el caso de los h´menes su trabajo tiene mucha relevancia en temas como la depresión, la salud mental y malos hábitos de conducta, que en muchas comunidades aún se atribuyen a hechos espirituales.

Son reconocidos y valorados por los pobladores porque han demostrado buenos resultados en esa labor, agregó Villanueva Mukul.

Además informó que ya se trabaja en un proceso de certificación para aquellos médicos y parteras que están en el padrón del Indemaya, para que puedan realizar su labor con mayor libertad y reconocimiento.

Esa certificación también les puede ayudar diferenciarse de los charlatanes, “que también los hay”, pues garantiza de que se trata de un verdadero médico tradicional o una partera con el conocimiento necesario para atender a las mujeres antes, durante y después de los partos, se indicó.

Todo este trabajo tiene como objetivo ayudarlos a ellos y ellas a desempeñarse, facilitarles y difundir su labor y al Instituto le permite contar con activos para preservar esos conocimientos y transmitirlos a las nuevas generaciones.

Labor

“Hemos conocido de casos de hierbateros que se meten a lo profundo del monte a recolectar y de repente se topan con elementos del Ejército y pues al contar con una certificación consideramos que pueden hacer su labor sin mayores contratiempos”, apuntó Eric Villanueva Mukul.

La final del Sur, Leones Vs Diablos, arranca en el infierno

Cartón de Tony: De fajas a fajas