in

PRI: ''La falla es del gobierno'' en el caso del exfiscal

El ahora exfiscal Wílbert Cetina Arjona en un evento de la institución en 2019. A juicio del líder estatal del PRI

“Se debe sancionar”

Se debe sancionar a todos los involucrados ejemplarmente, y la investigación debe alcanzar a todos los presuntos responsables, incluso hasta el propio gobernador de ser necesario, afirma Francisco Torres Rivas, presidente estatal del PRI, al opinar sobre el escándalo de corrupción y tráfico de influencias en medio del cual renunció el abogado Wilbert Cetina Arjona a la fiscalía general del estado.

Sobre el tema se buscaron las opiniones de líderes del PRI, PAN, PRD, Movimiento Ciudadano y Morena, a los que se les hicieron las mismas preguntas: ¿Qué lectura le dan a este caso? ¿Cómo impacta a la Fiscalía, al gobierno estatal y a la sociedad? ¿Qué falló en la elección del fiscal? ¿Cuál es la responsabilidad de los diputados que lo eligieron? ¿Cómo evitar que se repita una situación similar? ¿Se debe proceder jurídica y políticamente contra el exfiscal? ¿Se debe investigar a más funcionarios? y ¿Cómo califican la actuación del gobierno estatal en este caso?

Empezamos con el PRI —en los próximos días publicaremos las respuestas de los líderes de los demás partidos—, cuyo dirigente Torres Rivas señala que “es sumamente delicado que las personas responsables de velar por nuestras leyes y hacerlas valer sean los primeros en faltar a éstas”.

“Más allá del conflicto de intereses que implica litigar desde la Fiscalía General del Estado y el tráfico de influencias denunciado, está el daño que le genera a la propia institución al verse involucrado su titular (y no sabemos quiénes más), y sin duda, igualmente grave es la presunta participación de la secretaria general de Gobierno, María Fritz Sierra, quien también debería separarse del cargo ante la evidencia dada a conocer en días pasados”, apunta.

En su opinión, “todo este asunto solo viene a mostrar, una vez más, la doble moral y el doble discurso de quienes hoy nos gobiernan, y de quienes se han visto envueltos en numerosos casos de corrupción, tráfico de influencias y ahora hasta envueltos en esta mafia inmobiliaria que tanto lastima a nuestra sociedad”. Además, el priista considera que actos como estos impactan directamente en su credibilidad, y en la calidad moral de la institución encargada de la procuración de justicia.

Otros escándalos

“La falla es del gobierno de Mauricio Vila en general, porque no solo es el caso del exfiscal el que se ha suscitado en su gestión; tenemos los numerosos escándalos en la Secretaría de Turismo, a cargo de Michelle Fridman Hirsch, en donde hemos visto dispendio injustificado de recursos, demandas por incumplimiento de pagos, eventos cancelados sin los pagos correspondientes, favoritismo y tráfico de influencias, y diversos escándalos que han indignado a nuestra sociedad”, indica.

Torres Rivas señala que también lo vieron con el manejo discrecional de los recursos destinados a la pandemia, donde se repartieron estos recursos entre familiares y amigos del gobernador y sus funcionarios; en el reparto selectivo de despensas y apoyos, y todo esto en un marco de total opacidad, toda vez que a la fecha no se rinde cuentas del uso de esos créditos autorizados por el Congreso estatal.

“Y ni qué decir del uso injustificado de la fuerza pública, con uso de gases lacrimógenos para contener una manifestación pacífica el día del primer informe del gobernador, o el conflicto suscitado por la reducción en las pensiones de los jubilados y pensionados del Isstey, quienes no han hecho más que exigir el pago completo de sus derechos. A la fecha no hay una explicación sobre este atropello”, agrega.

En conclusión, el priista expresa que la responsabilidad es de la administración en general, corrompida por las ambiciones e intereses personales del círculo en el poder.

En contraparte, el entrevistado eximió de culpa en este caso a los diputados que nombraron al hoy exfiscal. “No tienen ninguna culpa. Los legisladores eligen al fiscal a partir de una terna propuesta por el Ejecutivo, es decir, por el gobernador Mauricio Vila Dosal; el problema está en que la cabeza y su círculo de poder, que se ha corrompido”.

Para evitar que esto se repita, Torres Rivas advierte que “se debe sancionar a todos los involucrados ejemplarmente, y la investigación debe alcanzar a todos los presuntos responsables, incluso hasta el propio gobernador de ser necesario”.

Sobre si se debe proceder jurídica y políticamente contra el exfiscal, el dirigente responde: “¡Sin lugar a dudas! Por eso, ante las declaraciones del fiscal anticorrupción, de que debía existir una demanda para proceder, en el PRI decidimos anunciar que vamos a proceder ante todas las instancias correspondientes para exigir una investigación a fondo, la separación del cargo de todos los involucrados, incluyendo a la secretaria general de Gobierno, y que se aplique todo el peso de la ley para los responsables”.— DAVID DOMÍNGUEZ MASSA

“De cualquier nivel”

Para Francisco Torres Rivas, presidente estatal del PRI, se debe investigar a todos los presuntos involucrados en el escándalo en torno al exfiscal Wilbet Cetina Arjona , “de cualquier nivel, incluso, como dijimos, al mismo gobernador de ser necesario”.

Actuación oficial

Además, el dirigente priista califica la actuación del gobierno estatal en este caso “de complicidad, por decir lo menos. Como ya dijimos, consideramos que el círculo en el poder alrededor del gobernador es responsable de diversos hechos de corrupción, tráfico de influencias y uso indebido del ejercicio público, pues han sido ya diversos los hechos que así lo evidencian”.

Trump solicita aprobar paquete económico ''grande y centrado''