in

Dulce María Sauri habla de las alianzas y sus consecuencias

La diputada federal priista Dulce María Sauri Riancho durante la entrevista que se transmitió en vivo

Hay “empacho político”

A propósito del contundente triunfo del Partido Acción Nacional en las elecciones del 6 de junio y de la alianza de ese partido con conocidos exintegrantes del Partido Revolucionario Institucional, la diputada federal priista Dulce María Sauri Riancho advirtió que “hay empachos políticos y que el Alka-Seltzer que se toma para eso, algunas veces tiene consecuencias electorales negativas”.

Lo mismo dijo del pragmatismo que en ocasiones siguen los partidos con tal de ganar. “Eso también tiene consecuencias”.

La Licda. Sauri Riancho concedió una entrevista a los periodistas de Grupo Megamedia Hernán Casares Cámara y Regina Montañez Raz, que como hemos informado, se transmitió en vivo el lunes, en la página de Facebook del Diario, donde aún puede consultarse.

Esta entrevista fue la primera de una serie programada por esta casa editorial con varias de las mujeres que destacan en la política local.

El lunes anunciamos que hoy jueves conversaríamos con Sisely Burgos Cano, de Morena, pero ésta canceló su participación a última hora. En su lugar la entrevista será el 3 de agosto con Jazmín Villanueva Moo, diputada local electa de ese partido.

Mañana viernes está prevista la entrevista con la legisladora federal Cecilia Patrón Laviada, del PAN.

Respecto a la conversación con Dulce Sauri Riancho, expresidenta nacional del PRI y exgobernadora interina, ésta se refirió también a los factores reales de poder en el PRI nacional y a las razones por las que no buscó su reelección como legisladora.

A continuación, la tercera parte de esa charla.

Grupo Megamedia (GM): ¿Qué opina de la alianza del PAN con algunos conocidos exintegrantes del PRI en las pasadas elecciones en Yucatán?

Dulce María Sauri (DMS): Pienso, aunque no tengo ninguna evidencia, que los estrategas de Acción Nacional definieron que el enemigo del PAN en esos comicios no era el PRI, sino Morena, entonces toda su actuación fue precisamente para enfrentar a Morena. De este modo, si para competir con ese partido se necesita cooptar a los cuadros o a los operadores del PRI, pues cooptémoslos, debieron de haber pensado esos estrategas, pero, según mi apreciación, lo que pasa es que el pragmatismo también tiene consecuencias...

Nada más recuerdo 2004. Ese año el entonces gobernador panista Patricio Patrón Laviada tuvo un resultado electoral muy favorable para su partido. Por diversas circunstancias, incluso en la “joya de la corona”, que es Mérida, Víctor Cervera Pacheco fue derrotado. Aún más, en 2006, en las elecciones para presidente de la República, el PAN obtuvo en Yucatán un triunfo arrollador. Felipe Calderón ganó en el estado con una holgura como la que ahora se registra en Guanajuato. Igualmente, en los cinco distritos electorales federales el PAN ganó en cuatro y el PRI solo conservó el Distrito II, de Progreso y a duras penas.

¿Qué pasó? Ustedes saben que a finales de ese año el proceso interno del PAN fue muy accidentado, hubo una fractura, mientras el PRI tuvo, vamos a decirlo así, un razonable resultado en su proceso interno, se mantuvo unido. Finalmente, en la elección de mayo del año siguiente, el PAN fue derrotado. ¿A qué voy con esta historia? A que hay empachos políticos y que el Alka-Seltzer que se toma para eso, algunas veces tiene consecuencias electorales negativas para los empachados.

GM: ¿El PAN, que ganó todo en 2006, pensaba que eso se iba a repetir en 2007?

DMS: Absolutamente.

GM: Y como estaba empachado, puso a un candidato a gobernador...

DMS: La circunstancias de eso, a final de cuentas, las conocemos bien. Para el PAN era impensable una derrota ese año, como es impensable decir ahora que el PRI tiene posibilidades de competir y ganar en 2024, ¡pero sucedió! ¡Esa es la lección de la política!

GM: Pasando al ámbito nacional, según usted, ¿quién manda ahora en el PRI? ¿Cuáles son los factores reales de poder en ese partido? y, por otro lado, ¿a qué intereses responde su presidente actual Alejandro Moreno Cárdenas?

DMS: Los factores de poder internos del PRI son, en primer término, su Comité Ejecutivo Nacional, que estatutariamente está bien establecido, como producto de una elección interna en 2019 y cuyo mandato expira hasta 2023. Por otro lado están la y los gobernadores del PRI que, lamentablemente, de los 12 que tenía, ocho fueron a esta elección y perdieron. Es decir, el próximo 1 de enero el PRI tendrá solo cuatro gobernadores: Hidalgo y Oaxaca, donde habrán elecciones en 2022, y Estado de México y Coahuila, con comicios en 2023.

El tercer factor de poder en el PRI son los grupos parlamentarios. Ahora hay 13 senadores y el primero de septiembre llegarán 71 nuevos diputados.

GM: Pero Moreno Cárdenas, ¿a qué intereses responde? Se ha especulado que obedece a consignas de expresidentes y de otros factores de poder distintos a los que usted mencionó.

DMS: Más allá del análisis y de las especulaciones, Alejandro Moreno sabe muy bien que su sobrevivencia política pasa por el fortalecimiento del PRI. Él es un hombre en la plenitud de su edad, con deseos de seguir participando y que sabe que el cumplimiento de esos deseos depende de su actuación como presidente del partido. GM: Y usted, ¿por qué no buscó su reelección como muchos otros diputados?

DMS: Porque presido la Mesa Directiva de la Cámara. Imagínense que un árbitro de un partido decide alternar su camiseta de árbitro con la de jugador de un equipo. Eso hubiese sucedido conmigo y además teníamos una cuestión muy importante.

Por primera vez desde 1932, los diputados se pueden reelegir, pero no tenemos más que la disposición constitucional, no hubo cambio de las leyes, solo algunos acuerdos necesarios. Y digo: con qué cara iba a ir al INE a decirles ‘oigan, ustedes no pueden pedir que los diputados dejen sus cargos para ser candidatos, porque van a lograr que la Legislatura termine en diciembre’. Me hubiesen dicho: ¡Ah!, lo dices porque tú seguramente quieres seguir siendo presidenta de la Cámara. En cambio, al no reelegirme puedo perfectamente seguir desempeñando esa función. (Continuará).— HERNÁN CASARES CÁMARA

Renuncia Gobernadora interina

Un usuario preguntó: ¿Por qué abandonó su puesto como gobernadora interina?

Razón fundamental

“Renuncié por una razón fundamental: recibí presiones para desconocer los resultados electorales en Mérida que habían favorecido al PAN, y no al PRI, y no encontré otra manera más que separarme del cargo de gobernadora interina y así no hacer algo que sabía, en lenguaje llano, que estaba mal”, explicó Dulce María Sauri Riancho.

Presiones

La diputada federal priista recordó que esas presiones vinieron particularmente del secretario de Gobernación y del jefe de Oficina, José Córdova Montoya, del entonces presidente Carlos Salinas de Gortari.

La misión es erradicar el grito

Proceso contra cabildo