in

Prisión preventiva para presunto homicida de Sergio Serranova

MÉRIDA.- El juez segundo de control Luis Edwin Mugarte Guerrero concedió la vinculación a proceso contra el joven B. L. S., formulada por la Fiscalía General del Estado por el delito de homicidio simple que el muchacho, de 18 años de edad, habría cometido en contra del promotor artístico Sergio S. N.

La defensa del joven intentó desestimar la acusación pidiendo al juez la no vinculación a proceso; argumentando que el imputado habría cometido el crimen en un acto de legítima defensa; incluso indicó que, a lo mucho, se trataba de exceso de legítima defensa u homicidio cometido en riña con carácter de provocado, delito por el que inicialmente la FGE había solicitado la imputación.

Los abogados defensores resaltaron, en su presentación de datos de pruebas, que el muchacho se entregó a la justicia por su propia voluntad, por lo que estaba en toda la disposición de colaborar con las autoridades. También presentaron documentos con fechas y horas de ingresó a las distintas clínicas y hospitales a las que acudió luego de salir de la casa del occiso, ya que habría sufrido 29 heridas en las manos durante el «combate» que sostuvo con Sergio.

Te puede interesar: Se entrega presunto homicida de Sergio Serranova

El fiscal adscrito, en su turno, sostuvo que se trataba de un homicidio simple; sin aportar mayores pruebas que la declaración que el joven rindió cuando se entregó y las ya aportadas antes.

Por su parte, la asesora jurídica de la víctima indirecta, la madre de Sergio S. N., consideró y expuso que no hay pruebas suficientes para acreditar que las heridas del joven le fueron provocadas en el interior de la casa; incluso mencionó que pudieron hacerse en otra parte, pues tuvo tiempo suficiente para crear una «buena coartada«; además hizo ver que, por la causa de muerte, que fue según la necropsia «traumatismo cráneo-facial», el homicidio se cometió con un objeto contundente, que puede ser una «Torre Eiffel» que el occiso tenía de adorno en su casa, pero no con el cuchillo.

«Le robaron la vida a mi hijo»

La madre de Sergio, la señora M.M.N.A., pidió al juez justicia por el asesinato de su hijo; además mencionó que el muchacho había robado cosas de la casa y se las llevó en una maleta, que sacó de la casa de acuerdo con la versión de un taxista que fue entrevistado por un agente de la Policía Estatal Investigadora, sin embargo, ni la FGE ni la asesora jurídica pidieron al juez considerar el robo en el proceso.

«Soy una madre que está sufriendo demasiado por la agresión; por la sangre fría con la que mataron a mi hijo. No me importa lo robado, le robaron la vida a mi hijo. ¡Para mí no es una riña, para mí es un asesinato!», dijo la mujer.

Al momento de resolver, el juez dejó en claro que lo que la única versión del hecho que se tenía era por voz del imputado y no por investigación de la Fiscalía, y con base en ello argumentó y dio sus justificaciones de resolución y la vinculación a proceso.

Descartan riña

Descartó, en primera instancia la legítima defensa basándose en que, si bien el imputado habría sido el primero en ser atacado por Sergio, ninguno de los dos estaba ebrio ni drogado, datos que también obran en la carpeta de investigación, pero el agresor sí dijo que estaba «muy encabr…» y por eso le propinó 25 cuchillazos.

El juez también descartó la riña al indicar que no tenía datos de prueba de que hubo un intercambio de golpes; pues el muchacho no presentaba heridas en otras partes del cuerpo que no sean las manos y las causadas por el cuchillo, considerando que las heridas habrían sido durante un forcejeo, pero no en una riña.

Tampoco consideró el homicidio calificado y sus razones fueron que no hubo datos de prueba que indiquen que hubo alevosía y ventaja, traición o alguna de las agravantes que marca la ley.

Por todo lo anterior, Mugarte Guerrero concedió la vinculación a proceso por el delito de homicidio simple; así como la medida cautelar de un año de prisión oficiosa al joven y un plazo de cuatro meses a la FGE para la investigación complementaria.

Aunque el delito por el que se vinculó al muchacho fue homicidio simple, el juzgador dejó en claro que apenas se está en la fase inicial, por lo que ambas partes pueden aportar pruebas a su favor; y, en caso de que el muchacho demuestre que se trató de un acto de legítima defensa, se excluiría el delito y recuperaría su libertad sin cargos, o podría reducir su sentencia por exceso de legítima defensa o riña.- Gabriel Chan Uicab

Síguenos en Google Noticias

#LordInterjet: gerente termina golpeando a pasajeros que reclaman

Hombre se electrocuta cuando pintaba una azotea