in

Proponen alertar a niños de moscos y otros vectores

El doctor Carlos Machaín Williams en el laboratorio de arbovirología del Centro de Investigaciones Regionales “Dr. Hideyo Noguchi”. Él es experto en el tema de enfermedades infecciosas transmitidas por vectores

Educar en salud

A Carlos Machaín Williams, profesor investigador del Centro de Investigaciones Regionales “Dr. Hideyo Noguchi” de la Universidad Autónoma de Yucatán (Uady), no le queda duda: hay rezago en la batalla contra los virus transmitidos por vectores —entre ellos los moscos— porque se reacciona frente al problema, no hay un paso adelante.

“Siempre lo he dicho: no hacemos un monitoreo de vectores relacionado con estos virus y reaccionamos cuando aparece el primer caso”, enfatiza. “Vamos como el perro buscándose la cola. Cuando llegamos al primer caso hay que recordar que fue un contagio de hace diez días y este mosco ya se movió, es decir, ya se tienen otros casos diseminados por otro lados”.

“Entonces, siempre vamos atrás de la carrera, nunca adelante. Por eso es que siempre perdemos”, recalca.

El doctor Machaín, integrante del cuerpo académico de enfermedades infecciosas transmitidas por vector, no únicamente señala el problema sino que propone una solución: establecer programas locales de educación que incluyan esos temas.

“Desde el nivel básico de educación hay que empezar a hablar de estos vectores”, apunta. “La sociedad tiene que ser un eje fundamental para el control de esas enfermedades: desde mi patio, desde mi casa, desde el hecho de no tirar basura en la calle, desde formar conciencia en mis vecinos…”

El investigador señala que en la actualidad no se incentiva a la sociedad mediante la educación y, de esta forma, aquélla “queda corta” en su participación y se queja hasta del vecino que no hace nada.

“No es cuestión de culpar al vecino. Es cuestión de identificar por qué el vecino no tiene su patio limpio, de entender la raíz del problema”, indica.

“Muy probablemente este vecino participaría si le explicamos qué puede suceder con su patio sucio, porque no creo que el quiera ver a su hijo enfermo”, recalca. “Hay que entender estos fenómenos de la cultura, de la idiosincracia, para poder atacar desde varios frentes. La vacuna es buena, sí; el control vectorial es bueno y necesario, sí; la limpieza de los cacharros es excelente, sí. Sin embargo, el componente educativo y de participación social es fundamental y allí no hemos logrado permear… Las autoridades no han logrado incentivar a este sector para que sea la misma sociedad la que participe en todos estos programas”.

El profesor investigador del “Hideyo Noguchi” señala que incluso en los países desarrollados es complicado el control de vectores, pero con la ayuda y participación de la ciudadanía se logran muchas metas.

También subraya que niños bien educados son futuros ciudadanos responsables y por eso es importante formarlos desde el colegio sobre el combate a los vectores, para que ellos mismos eviten criaderos de mosquitos en sus casas o en las de los vecinos, tapen depósitos de agua, revisen floreros de la casa y en general reduzcan el hábitat de los insectos.

“Vemos que en los libros de texto enseñan a los niños cómo protegerse del frío, pero a nivel local no vemos algo que muestre cómo prevenir aquellos patógenos que son transmitidos por vectores. No hablamos de los moscos, de la chinche, de la garrapata… No tocamos ese tema y se trata de algo que, sabiéndolo desmenuzar, para los niños es algo muy interesante”.— ÁNGEL NOH ESTRADA

Educación sobre vectores

El investigador Carlos Machaín propone enseñar en el colegio sobre moscos y otros vectores.

Se corta la cadena

Es una estrategia importante, de acuerdo con el experto, porque de esta forma los niños podrán ayudar a romper la cadena de transmisión de enfermedades.

¿Qué es un vector?

En términos biológicos, un vector es cualquier agente (persona, animal o microorganismo) que transporta y transmite un patógeno a otro organismo vivo.

Los insectos

Muchos de esos vectores son insectos hematófagos que ingieren los microorganismos patógenos junto con la sangre de un portador infectado y posteriormente los inoculan a un nuevo portador al ingerir su sangre. Los mosquitos son los vectores de enfermedades más conocidos.

Historia del arte concierne a todos, dice una pintora

Se salva la estructura de la Catedral de Notre Dame y ofrecen su reconstrucción