in

Proponen nuevas tecnologías para difusión cultural

Especialistas del INAH realizan el registro de piezas arqueológicas que pertenecen a la Hacienda Yaxcopoil. Un funcionario opina que la institución debería hacer uso de las nuevas tecnologías para difusión cultural

Aliadas del INAH

Es fundamental que el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) cambie su visión de la difusión cultural y se adentre en el uso de las nuevas tecnologías, opinó José Arturo Chab Cárdenas, jefe de trámites y servicios legales del Centro INAH Yucatán.

Con todo el acervo que tiene el INAH en Yucatán se podrían hacer museos, centros de interpretación, en los cuales la gente, con apoyo de la tecnología, pueda conocer las piezas arqueológicas e históricas y difundir el patrimonio cultural, dijo.

Con el uso de la tecnología se pueden hacer recorridos virtuales, precisó, y la idea es que este año se puedan realizar esos “paseos” de los sitios arqueológicos.

“Hay piezas que por su naturaleza no se pueden exponer o están en otros lugares. Con el uso de las tecnologías los podríamos tener en los municipios, en los palacios municipales, en las casas de la cultura”, dijo.

Luego apuntó que eso cuesta, porque no es solo crear museos, sino centros de interpretación para los niños a quienes a veces ya no les llaman la atención las piezas y necesitan de las tablets o dispositivos electrónicos.

El funcionario federal aseguró que todos los municipios de Yucatán cuentan con vestigios, no todos pueden abrirse al público, pero sí podrían tener áreas de interpretación para conocer más de la cultura maya y de la cultura local.

¿A Mérida le hace falta otro museo?

“Hace falta un museo de la historia de Yucatán, un museo de la ciudad, pero con historia de Yucatán”, dijo.

El Palacio Cantón ha hecho una labor y ha cambiado mucho la visión de difundir el patrimonio, tiene muchas exposiciones, pero falta el uso de nuevas tecnologías; por ejemplo, ver una pieza en tercera dimensión y moverla con el mouse.

“En tablets poder ver fotos, acercarlas, virarlas, porque tenemos infinidad de piezas, pero debemos usar la tecnología para difundirlas más; por ejemplo, que uno vaya caminando por el centro y pueda ver en fotos cómo era la Mérida antigua”.

Chab Cárdenas destacó que con el uso de la tecnología se pueden hacer recorrido virtuales y la idea es que este año se puedan hacer esos “paseos” de todos los sitios arqueológicos.

Igual detalló que hoy día 17 sitios arqueológicos tienen visita constante y los principales son Chichén Itzá, Ek Balam, Uxmal, Dzibilchaltún, Mayapán, Xcambó y la Ruta Puuc.

El funcionario aseguró que la política pública que se maneja en los últimos años en el tema del patrimonio cultural cambió su visión y el propio director del INAH, el antropólogo Diego Prieto Hernández, “antropolizó” la institución.

“Antes era pura arqueología, ahora ya es mucho más abierto en la labor que realiza, se está volviendo un instituto más interdisciplinario donde se conjuga la labor de los antropólogos, arqueólogos, arquitectos, restauradores y jurídico, y como servidores públicos nos obligan a cumplir uno de los objetivos del instituto que es la difusión”, indicó.

Luego recordó que “antes todo lo que sacaban los arqueólogos se quedaba para ellos, lo mismo con los arquitectos y eso ha cambiado” en los últimos años con el INAH, ahora se tiene la obligación de difundir todos estos conocimientos.— Luis Iván Alpuche Escalante

Dijo que la gente a veces no puede acceder a las zonas o a lo que se ha encontrado y eso ha cambiado.

“Hemos abierto a los ciudadanos bodegas, museos, instalaciones, espacios públicos mantenidos bajo resguardo, porque al final el objetivo es la difusión y conservación del patrimonio cultural y si conservamos todo eso y nadie lo ve, es no cumplir nuestra labor”, apuntó el entrevistado.

Difusión

José Arturo Chab Cárdenas habla de un cambio en la política de los hallazgos.

Obligación

Antes todo lo que sacaban los arqueólogos era para ellos, lo mismo con los arquitectos y eso cambió en los últimos años con el INAH, ahora hay la obligación de difundir todos estos conocimientos, explicó el jefe de trámites y servicios legales.

Acceso

Dijo que la gente a veces no puede acceder a las zonas o a lo que se ha encontrado y eso ya cambió.

Objetivo

“Hemos abierto a los ciudadanos bodegas, museos, instalaciones, espacios públicos mantenidos bajo resguardo, porque el objetivo es la difusión y conservación del patrimonio cultural y si conservamos todo y nadie lo ve, es no cumplir nuestra labor”, apuntó.

Síguenos en Google Noticias

China reporta 41 víctimas fatales por nuevo virus

Trabas a grupos defensores en los cruces fronterizos