in

Propuesta cívica para luchar contra la obesidad

Algunas de las golosinas que suelen venderse afuera de las escuelas de todos los niveles

Colectivos buscan enriquecer una serie de reformas

Entre los puntos más importantes del manifiesto “Alianza por la ley de nutrición infantil del Estado de Yucatán”, que ayer se presentó en rueda de prensa virtual, destaca la prohibición de la distribución, venta, regalo y suministro en el estado a personas menores de 12 años de alimentos y bebidas no alcohólicas con exceso de sodio, grasas y azúcares de acuerdo a la Norma Oficial Mexicana, a menos de 100 metros de instituciones educativas públicas y privadas de los niveles de preescolar y primaria.

Además de su distribución, venta, regalo y suministro dentro de las instituciones educativas y a través de distribuidores automáticos o máquinas expendedoras.

Las agrupaciones que respaldan la “Alianza por la ley de nutrición infantil del Estado de Yucatán” presentaron al Congreso el viernes 11 pasado una propuesta ciudadana en la que se señalan los aspectos mínimos que deben contemplarse en la iniciativa de reformas las leyes de salud, de educación y de nutrición y combate a la obesidad.

Entre esos aspectos están una adecuada denominación de los alimentos prohibidos para su distribución, venta, regalo y suministro; prohibir y sancionar cualquier tipo de publicidad de bebidas azucaradas y alimentos envasados de alto contenido calórico al interior de los planteles escolares públicos y privados de los niveles preescolar, primaria y secundaria; y que esa misma legislación aplique para negocios o vendedores ambulantes a 100 metros a la redonda de los planteles públicos y privados.

También establecer con carácter obligatorio la colocación de bebederos o dispensadores de agua purificada en todas las escuelas públicas y privadas, e implementar un sistema de vigilancia nutricional en las escuelas de nivel básico de Yucatán para contar con datos estatales públicos sobre la magnitud del sobrepeso y obesidad.

.

Además promover desde las citadas leyes que en los comedores escolares de planteles públicos y privados de educación básica se establezcan programas de abasto de alimentos sin procesar a través de productores locales.

Establecer con carácter obligatorio que las y los docentes de educación inicial y básica reciban al menos 2 veces al año capacitación sobre temas de sana nutrición por parte de la Secretaría de Salud del Estado de Yucatán.

Establecer estrategias que fomenten la práctica regular de actividad física y deporte en todas las escuelas de nivel básico de Yucatán.

Que los 8 puntos anteriores contemplen los planteles públicos y privados de los 3 niveles de educación básica, es decir, preescolar, primaria y secundaria.

Los firmantes se inclinan por una propuesta legislativa más integral, insistiendo en que ésta pueda ser enriquecida sumando, entre otras cosas, la experiencia de académicos, investigadores, la perspectiva de la interculturalidad, de los derechos humanos, así como la valoración comunitaria con respecto a la alimentación y a la salud.—Emanuel Rincón

 

“Con amplios espacios”: justifican plan de mejora a la Movilidad Urbana

Un intenso flujo de transeúntes