in

Protesta frente al desaparecido local de “Ponte Xux”

Elena Martínez

Apoyada por sus hijos y sus vecinos, la señora Elena Martínez, dueña del desaparecido “Ponte Xux”, se plantó ayer en la mañana frente a los escombros donde por muchos años funcionó el conocido restaurante de la colonia Ampliación Revolución (Cordemex), para exigir al gobierno justicia.

La mujer y quienes la apoyaron portaron pancartas con consignas contra el gobernador Mauricio Vila Dosal, a quien acusan de favorecer a sus amigos empresarios, y contra el alcalde Renán Barrera Concha, a quien acusan de haber despojado y destruido el negocio de “doña Elenita”.

Gabriel Zapata, hijo de doña Elena, señaló que el gobierno del Estado “actuó como los delincuentes, durante las horas de la noche y en plena restricción de movilidad”, para destruir el lugar y así evitar que se impida dicha acción.

Él mismo explicó, como ya se ha publicado antes, que el terreno no fue invadido por ellos, si no que les fue donado por el Ayuntamiento de Mérida en los años 80, cuando se iba a construir la avenida que va de la carretera Mérida-Progreso a Sodzil Norte. También dijo que cumplían con su pago de predial y permisos de funcionamiento, sin embargo, el 22 de febrero de este año el Catastro Municipal les notificó que existía un “conflicto catastral” con el gobierno del Estado y les fue cancelado su folio catastral para que el terreno que ocupaba “Ponte Xux” fuera anexado al folio creado para el terreno que ocupa la Escuela Normal Preescolar.

“Nos inconformamos en tiempo y forma y en pleno proceso administrativo vinieron a demoler”, señaló.

“Los yucatecos no elegimos a un rey o a un emperador que esté dispuesto a incendiar Roma cuando las cosas no le salgan como quiere”, expresó.

Los vecinos ocuparon parte de la avenida del Maestro y la calle 60 Norte para manifestarse.

Esperan diálogo

Gabriel Zapata señaló que en caso de que el gobierno del Estado se siga negando al diálogo y a llegar a un acuerdo con la familia, van a continuar las manifestaciones incluso, de ser necesario, frente a la casa del mismo Vila Dosal.

Desde el 8 de marzo, cuando se publicó la primera nota al respecto, se solicitó la siguiente información al gobierno del Estado sin tener respuesta hasta hoy: Demolieron el local de “Ponte Xux” en la esquina de Cordemex, según vecinos fue el gobierno del Estado, ¿es cierto?; ¿Ya se vendió el terreno de la Normal y se incluyó el local?, Si ya se vendió, ¿a quién, en cuánto, por qué y para qué?; ¿Estaba concesionado el local?, ¿a quién?, ¿le avisaron?; ¿Qué sigue tras la demolición?, ¿Qué hay de cierto de que se vendió o al menos apalabró la venta al grupo de “The Harbor”? ¿Se afectará la base de bomberos aledaña al terreno?— Gabriel Chan U.

Terreno Posturas oficiales

El Ayuntamiento de Mérida y el gobierno estatal indicaron su postura en sendos boletines.

Lo que dice el Ayuntamiento

La Comuna indica que mantiene la disposición y apertura al diálogo con los ciudadanos que pudieran tener inquietudes y afirma que el predio es propiedad del gobierno del Estado por decreto presidencial de expropiación al ejido de Chuburná, emitido el 22 de septiembre de 1975, para la construcción de la escuela normal “Rodolfo Menéndez de la Peña”.

Lo que dice el gobierno

“En relación con la queja sobre el terreno que ocupaba un local en la escuela normal el gobierno del Estado reitera que dicho inmueble es propiedad estatal; y por ende, del dominio público del Estado de Yucatán. Se informa que no existe ningún tipo de concesión vigente sobre ese bien inmueble”.

Queda atascado un camión en los rieles