in

“Que no se criminalice a las mujeres”

Adelaida Salas Salazar

Piden no perder de vista el fondo de una protesta

“No voy a decir si está bien o mal, pero sí que no es vandalismo y que sería muy importante que no se criminalice a las mujeres que asistieron a la manifestación”, opinó Martha Capetillo Pasos, integrante del Equipo Indignación, A.C., al ser entrevistada sobre las pintas realizadas al Monumento a la Madre el pasado sábado durante una manifestación.

La activista dijo que la autoridad bien podría atender el mensaje ahí expresado y también repensar la ciudad y sus símbolos, pues los hechos se dieron en el contexto de una manifestación y de exigencia de derechos en temas muy sensibles y dolorosos socialmente y en ese sentido no lo considera un acto de vandalismo.

Dijo que el monumento en cuestión es elocuente: “¿dónde está el padre? Bueno, es un monumento a la Mmternidad ¿Y hay un monumento a la paternidad? ¿No hay? ¿Por qué?”

Además expresó que la exaltación de la maternidad sin la exaltación equivalente de la paternidad podría sostener la criminalización de las mujeres.

La integrante del Equipo Indignación recordó que en Ciudad de México un grupo de mujeres restauradoras llamó a documentar las pintas ocurridas durante la marcha feminista del 16 de agosto y a no borrarlas hasta que se dé solución a la violencia de género.

“El 21 de agosto, Restauradoras con Glitter (un colectivo formado por profesionales asociadas al patrimonio cultural que incluye conservadoras-restauradoras, historiadoras, historiadoras del arte, arqueólogas y arquitectas) se pronunció a favor de documentar las pintas ocurridas durante la marcha feminista del 16 de agosto”.

“Sostienen que el patrimonio no es estático, sino dinámico: es la sociedad la que se apropia de él, independientemente de su sentido original. En este caso, el significado de la Columna de la Independencia como libertad y victoria también nombra a las mujeres. Ellas, como el 51% de la población, deberían de poder participar de la independencia que el monumento celebra”.

Martha Capetillo recordó que el alcalde de Mérida, Renán Barrera Concha, en su administración anterior incumplió la promesa de atender el malestar que provocó la imposición de la estatua a los Montejo, que agravió al pueblo maya.

“Se comprometió antes de ser electo y después se le olvidó y no tocó el tema. Es una buena ocasión para recordárselo”, dijo.

Adelaida Salas Salazar, representante en Yucatán del Observatorio Ciudadano Nacional del Feminicidio (OCNF), comentó que las mujeres que viven en el estado de Yucatán lo hacen con la violencia de todas clases y modalidade .

Aseguró que en Yucatán destaca el abuso sexual y la violencia física y viene alcanzando a estos dos tipos de violencia las tentativas de feminicidio y el acoso callejero.

Indicó que en este estado de doble moral, donde se discrimina a la diversidad sexual y se legisla sobre el cuerpo, al parecer a la sociedad y a las autoridades les duelen más las pintas que se hacen o se hicieron sobre una mujer de piedra a las violaciones que sufren las niñas y mujeres de todas las edades. “Les duele más ver pintado un monumento, que los golpes que reciben las mujeres, o las tentativas de feminicidio que se han ido incrementando al igual que el acoso callejero”, dijo.

Adelaida Salas opinó que las chicas de las organizaciones que salieron a manifestarse el 28S, Día Mundial de la Interrupción del Embarazo, tenían rabia de ver y sentir cómo se legisla sobre su cuerpo y su sexualidad dejando a un lado el respeto a sus derechos sexuales y reproductivos.

“Un estado de doble moral donde quien puede pagar y tiene dinero lleva a su hija al extranjero a abortar y luego regresa como si nada”, indicó la entrevistada.

Señaló que las pintas al Monumento a la Madre que se hicieron no deben caer en el maniqueísmo puro “¿Bueno? ¿malo ? ¿está bien ? ¿está mal?, sino que debe hacerse una reflexión sobre nuestros valores y que las autoridades en lugar de condenar y amenazar, deben tender puentes, diálogos”.

“No fue una protesta sin causa u objetivo, se legisla sobre cuerpos ajenos: los de las mujeres, se decide sobre cuerpos ajeno, los de las mujeres”, apuntó.

La encargada del OCNF aseguró que las nuevas generaciones no van por la súplica, van con todo por el respeto a sus derechos y criminalizando y amenazando no se avanza.

Respeto

Patricia McCarthy Caballero, integrante del Frente Cívico Familiar (FCF), dijo creer en el respeto a los derechos humanos, como piedra angular para la construcción de una sociedad que busca la paz.

“Uno de esos derechos es la libertad de expresión y hacer uso de ese derecho con tolerancia, respeto y de manera pacífica nos fortalece como sociedad”, apuntó.

Indicó que el Frente Cívico Familiar, siempre ha encontrado inspiración en la resistencia civil pacífica que ejemplificó con su vida y su lucha Gandhi.

“Sentimos que estos principios tienen hoy la misma vigencia que tuvieron entonces y pueden orientar nuestros esfuerzos en la construcción de una sociedad mejor”, aseguró.

McCarthy Caballero indico que es necesario que las autoridades establezcan protocolos de actuación para evitar que las cosas se salgan de control y se llegue a niveles de violencia que todos podemos llegar a lamentar.— Luis Iván Alpuche Escalante

Baja tasa de natalidad