in

Rechazan plan del Tren Maya en Mérida

MÉRIDA.- La academia representada por especialistas de la UNAM y el Cinvestav, la sociedad civil organizada y ciudadanos rechazaron categórica y contundentemente la intención del gobierno federal de utilizar un polígono del terreno de La Plancha para la construcción de una estación del Tren Maya y que el ferrocarril atraviese de nuevo el corazón de la ciudad.

Hubo un pronunciamiento casi unánime para que las 26 o 28 hectáreas de terrenos que forman parte de La Plancha sea para el proyecto plasmado en el Plan Maestro del Gran Parque La Plancha, que es fruto del estudio de especialistas en urbanismo, ambientalistas, paisajismo y preservación del patrimonio edificado. Incluso, Juan Chaia recordó que hay un compromiso firmado por el anterior gobierno estatal para que sea un centro cultural, de esparcimiento y un pulmón verde de esta zona de la ciudad por lo que se debe de respetar.

El coordinador del Tren Maya en Yucatán, Aarón Rosado Castillo, reiteró que Fonatur sí tiene la idea de utilizar la parte donde hoy están las oficinas del Istmo de Tehuantepec, que opera el ferrocarril Chiapas Mayab, y parte del terreno donde están los talleres, para una estación del Tren Maya, pero afirmó que se diseñará con las opiniones de la sociedad civil para que logren el mejor proyecto que beneficie a la ciudad y la economía de la capital.

Te interesa: Hay casi 2,000 vestigios arqueológicos en la ruta del Tren Maya

Sin embargo, la aceptación del uso de La Plancha originó una dura exposición argumentada y fundada de los doctores Pedro Camarena Berruecos, de la UNAM, y de Susana Pérez Medina, del Cinvestav, quienes advirtieron del daño a la movilidad urbana, al medio ambiente y al tejido social y la advertencia de que el regreso del tren al centro de la ciudad condenaría a una desocupación habitación del centro histórico, que es todo lo contrario que pretenden las mejores ciudades del mundo que incentivan la habitabilidad y el aprovechamiento de los espacios públicos.

Hubo reproches para los representantes del gobierno estatal y del Ayuntamiento porque no tuvieron un posicionamiento claro y dejan abierta la posibilidad de que cristalice ese proyecto del gobierno federal.

El foro, coordinado por el arquitecto David Solís, reunió a 45 participantes en un salón de la Escuela Superior de Artes y los organizadores acordaron entregar formalmente una copia del Plan Maestro de La Plancha al actual gobierno del Estado y al Ayuntamiento de Mérida y convocar a nuevas reuniones de diálogo porque tienen que estar pendientes y defender un proyecto que emanó de la ciudadanía.

Juan Carbajal Rosas exhortó al Gobierno Federal de que sean más respetuoso de la voluntad ciudadana y le recordó que ellos son servidores públicos deben escuchar y replantear su proyecto. Pidió que en el próximo foro se invite a los diputados locales y federales porque son un poder que pueden acotar el proyecto del tren maya.

Pablo Chico, representante de Icomos, advirtió que la Unesco tiene los ojos puestos en La Plancha porque el proyecto del parque puede enriquecer la zona de monumentos históricos de Mérida.

“No es posible meter esa infraestructura ferroviaria”

“Como consejo de monumentos estamos comprometidos con el proyecto de La Plancha porque dará valor del patrimonio edificado”, indicó. “Admitir que entre otra vez el tren sería de gran perjuicio para el patrimonio del centro histórico. Sentí que las autoridades del municipio y del estado si tenían que dar una respuesta más categórica. No es posible meter esa infraestructura ferroviaria, no se a quien se le ocurrió reforzar la estación de autobuses del barrio de San Juan, es una estupidez . La estación de autobuses debe de salir fuera porque el paso de ADO perjudica la vialidad. Si tenían elementos para una respuesta más contundente, hace falta voluntad e interconexión entre estos niveles de gobierno, no es posible que digan que es participativa y no la defienden”.

Víctor Cervera Hernández fue más directo y contundente. “Sí piensan usarlo como estación, lo que vemos es que no lo han decidido. El gobierno ya nos dijo que hará lo que el gobierno federal considere, para hacer un parque no habría problemas para el uso del suelo. Si como dice el ayuntamiento hará lo que queremos los ciudadanos, qué tenemos que hacer para que no sea una estación del Tren Maya sino un el parque”.

Te interesa: Oposición al Tren Maya

“Hay que detener esto. La estación de carga está echa afuera de la ciudad, si aprovechando que no entrar el tren se hizo, cuál es la terquedad de meterlo a Mérida de nuevo, cuál es la ceguera del Ayuntamiento de permitirlo, es impensable que entre el ferrocarril de nuevo, si quiere traer turismo con un buen servicio de camiones los pueden traer de la central ferroviaria. Yo vivo en Itzimnà y hace años que no veo el tren y que cauce accidentes y problemas viales, no creo que sea compatible un parque y un tren. Que nos ayuden, qué hacemos para iniciar el trámite los meridanos que nos oponemos para que no se haga la estación ni entre el tren y sí se realice el parque”.

Hubo otras opiniones que se oponen al proyecto con argumentos sólidos y ejemplos, entre ellas el de María Eugenia Núñez Zapata y un jubilado ferrocarrilero de 94 años de edad.

Antes del foro, el promotor del parque La Plancha, Félix Rubio, dio la bienvenida a los invitados y participantes.- Joaquín Chan Caamal.

Fallece un “viene-viene” en el estacionamiento de una tienda

Desaparecen más de 100 migrantes en el Mediterráneo