in ,

Rechazo a las bodas gay en Yucatán

Simpatizantes del matrimonio igualitario acudieron ayer a la sesión. También estuvieron presentes los opositores a las bodas gay

En nueva sesión llena de polémica y con graderío lleno, el Congreso del Estado rechazó ayer por mayoría que se permita el matrimonio entre personas del mismo sexo en Yucatán.

En total, 15 legisladores sufragaron en contra de las bodas gay y nueve a favor. Una diputada local no acudió porque está de incapacidad.

La votación sobre este asunto fue de nuevo secreta, pero algunos legisladores dieron a conocer el sentido de su sufragio. Las posturas a favor y en contra del matrimonio igualitario se hicieron sentir entre los asistentes a la sesión de ayer.


Con voto secreto no se aprueban los enlaces gay

Por segunda ocasión, y ahora para declararlo como un asunto totalmente concluido, el Congreso del Estado desechó ayer las reformas a la Constitución estatal con las que se esperaba permitir el matrimonio igualitario en Yucatán, con 15 votos en contra y nueve a favor.

Así habrían sido las votaciones del 10 de abril y 15 de julio sobre la iniciativa del matrimonio igualitario, según revelaron algunos diputados exhibiendo sus papeletas o informando públicamente su decisión. Otros se negaron a dar a conocer el sentido de su voto
Así habrían sido las votaciones del 10 de abril y 15 de julio sobre la iniciativa del matrimonio igualitario, según revelaron algunos diputados exhibiendo sus papeletas o informando públicamente su decisión. Otros se negaron a dar a conocer el sentido de su voto
Así habrían sido las votaciones del 10 de abril y 15 de julio sobre la iniciativa del matrimonio igualitario, según revelaron algunos diputados exhibiendo sus papeletas o informando públicamente su decisión. Otros se negaron a dar a conocer el sentido de su voto
Así habrían sido las votaciones del 10 de abril y 15 de julio sobre la iniciativa del matrimonio igualitario, según revelaron algunos diputados exhibiendo sus papeletas o informando públicamente su decisión. Otros se negaron a dar a conocer el sentido de su voto
Así habrían sido las votaciones del 10 de abril y 15 de julio sobre la iniciativa del matrimonio igualitario, según revelaron algunos diputados exhibiendo sus papeletas o informando públicamente su decisión. Otros se negaron a dar a conocer el sentido de su voto

Esta postura en los votos es igual a la primera vez que se puso a votación en el pleno el pasado 10 de abril.

Muchas personas, sobre todo de la comunidad lésbico-gay, llegaron desde alrededor de las cinco de la madrugada al Congreso y esperaron unas siete horas.

Por momentos surgían discusiones fuera de la sala de sesiones entre los de la comunidad católica que en pequeños grupos se reunía a rezar y los simpatizantes lésbico-gay que no lograron entrar, pues antes de iniciar la sesión el recinto se llenó.

La sesión de ayer estaba convocada para iniciar a las 11 horas, pero desde temprano personas que apoyaban la iniciativa y quienes estaban en contra empezaron a llegar al Congreso para esperar la resolución de las reformas por el matrimonio igualitario, y ya para las nueve de la mañana, la sala de sesiones estaba llena.

El Congreso recibió hoy a personas que apoyan y otras que rechazan el matrimonio igualitario (Foto de Ramón Celis Perera)
El Congreso recibió hoy a personas que apoyan y otras que rechazan el matrimonio igualitario (Foto de Ramón Celis Perera)

Quienes apoyan esta iniciativa portaban banderas de colores, cartelones que decían “Las mismas leyes, los mismos derechos”, “Derechos para todos”, “Si Dios es amor, ¿por qué nos odias?” y algunos hasta tenían pintada la cara con un arcoiris.

Por parte de quienes están en contra, sus cartelones decían “Familia al frente”, “Soy Pro familia”, “La familia es la base de la sociedad”, “Familia = Hombre más Mujer”, “Matrimonio es entre hombre y mujer”, “Niños y niñas tienen derecho a un papá varón y una mamá mujer”, “Respeten la Constitución”, entre otros.

Hasta las 10:45 horas prevalecía una tensa calma que por momentos, cuando veían que les tomarían fotos, pareciera se desbordarían levantando sus banderas y carteles los dos grupos, tratando de taparse entre ellos.

De pronto se escuchó la canción de Alaska “A quién le importa”, que coreaban los miembros y simpatizantes de la comunidad lésbico-gay.

Por primera vez se escucharon gritos retumbando en este recinto (se han registrado enfrentamientos a golpes en el Legislativo, pero en la anterior sede); a las 11:10 entraron los diputados, y empezaron los gritos de “Yucatán por la Familia”, “Yucatán por la Familia”, “Viva Arco iris”, “Mi familia yo la elijo”, “Todos a votar”, “Biología, Biología”.

Comienza la jornada

A las 11.30 horas Enrique Castillo Ruz, presidente de la mesa directiva y diputado del PRI, inició la sesión con la lectura de las reglas sobre cómo se debe desarrollar la sesión, para evitar posibles alteraciones del orden, y empezaron a desahogar los 13 asuntos del orden del día, siendo el antepenúltimo el del matrimonio igualitario, al cual llegaron a las 12:05.

La primera en hacer uso de la tribuna fue la priista Karla Franco Blanco, presidenta de la Comisión de Puntos Constitucionales y Gobernación, quien recordó que su bancada aprobó el dictamen, pero ahora “se encuentran en plena libertad de votar como quieran, no hay línea”.

La única que usó la tribuna para hablar a favor de esta iniciativa fue Silvia López Escoffié, diputada de Movimiento Ciudadano, quien se dijo emocionada de ver tanta gente presente defendiendo sus derechos, lo que hace a esta una sesión diferente, con un debate donde debe ganar la razón, y recordó que el dictamen a favor se logró con el voto de diputados del PRI, Movimiento Ciudadano y Morena.

Varios integrantes de la comunidad lésbico-gay se reunieron en el Congreso para apoyar el matrimonio igualitario, que finalmente fue rechazado por los diputados (Foto de Ramón Celis Perera)

La legisladora explicó en qué consisten las reformas constitucionales para que se pueda aprobar el matrimonio igualitario, aunque aclaró que este ya existe hoy en Yucatán, solo que para hacerlo se tiene que seguir un proceso largo y con un costo considerable, pues es mediante el amparo, y pidió que la votación sea abierta, no en secreto como la última vez que causó incluso que en la cadena CNN ridiculizaran a los diputados diciendo que se escondieron a votar, “no que se sepa cómo votamos los valientes”.

Enseguida Castillo Ruz dijo que en uso de sus atribuciones como presidente de la mesa directiva decretaba que el voto sea secreto, por medio de cédulas, lo que desde su lugar Milagros Romero Bastarrachea, de Movimiento Ciudadano, se lo refutó señalando que violaba la ley, como lo hizo la vez anterior.

Alejandro Cuevas Mena, del PRD, apoyó a la diputada y anticipó incluso que su voto sería a favor de la iniciativa, igual que Luis María Aguilar Castillo, de Nueva Alianza, quien fue el primero en pasar a votar.

El Congreso recibió hoy a personas que apoyan y otras que rechazan el matrimonio igualitario (Foto de Ramón Celis Perera)
El Congreso recibió hoy a personas que apoyan y otras que rechazan el matrimonio igualitario (Foto de Ramón Celis Perera)

Castillo Ruz respondió que lo hacía porque parte de sus responsabilidades es cuidar la integridad de los legisladores, por eso consideraba que lo mejor es el voto secreto, pero la diputada le insistió en que era violatorio y que se ponga a votación de manera individual.

El presidente de la mesa directiva decretó a las 12:55 un breve receso para discutirlo en privado, entre gritos de “¡Voto abierto!”.

A las 13:10 se reanudó la sesión y Castillo Ruz confirmó que la votación sería por cédula, por lo que dispuso se llamara a los diputados por orden alfabético para que pasen a votar en secreto.

Las diputadas de Movimiento Ciudadano fueron las únicas que mostraron su voto a favor de la iniciativa antes de depositarla en la ánfora, lo que causó aplausos y gritos a su favor.

El resultado final fue de 15 votos en contra y nueve a favor, por lo cual Castillo Ruz dijo que “por segunda ocasión fueron rechazadas las reformas a la Constitución que hubiesen permitido el matrimonio igualitario y por tanto se declara un asunto totalmente concluido”.

De inmediato convocó el presidente de la mesa directiva a un nuevo receso y los diputados abandonaron el recinto en medio de gritos de “¡Cobardes, cobardes!”, de parte de quienes apoyaban la iniciativa.— DAVID DOMÍNGUEZ MASSA

Matrimonio igualitario/ Sesión

Ayer los diputados votaron de nuevo en contra de las bodas del mismo sexo en la entidad.

Enojo

En solo una hora 15 minutos, los diputados desecharon el asunto al dar a conocer el resultado de la votación, causando el enojo de los que deseaban su aprobación. Éstos gritaron “¡cobardes, cobardes!” a los legisladores que se retiraban a un receso.

Mensaje

La única que usó la tribuna para hablar a favor de esta iniciativa fue Silvia López Escoffié, diputada de Movimiento Ciudadano, quien se dijo emocionada de ver tanta gente presente defendiendo sus derechos, “lo que hace a esta una sesión diferente, con un debate donde debe ganar la razón”.

Gritos y consignas

Los activistas LGBT abandonaron el Congreso gritando consignas contra los legisladores, posaron en la entrada con sus banderas de colores y algunos hombres se besaron entre ellos.

El presidente Donald Trump en una reunión con el vicepresidente Mike Pence y los líderes demócratas en la Cámara de Representantes y el Senado, Nancy Pelosi y Chuck Schumer (Foto de EFE)

“No nos callará” Trump: Legisladoras contestan a ataques racistas

Activistas, con posturas a favor y en contra del matrimonio igualitario