in

Premio a una investigación yucateca

Cinco integrantes del proyecto Tuunich: en el orden de costumbre

Reconocimiento en EE.UU. a estudio de la litiasis renal

Una investigación sobre piedras en los riñones de los yucatecos ha tenido resonancia internacional y representa para el proyecto Tuunich, del cual forma parte su autor, la muestra de que sí se puede paliar el problema de la litiasis renal y mejorar sustancialmente la calidad de vida de los pacientes.

La investigación, emprendida por el urólogo yucateco Mario Basulto Martínez, obtuvo el 28 de septiembre pasado, en Colorado Springs, EE.UU., el primer lugar entre cerca de 200 trabajos participantes en la reunión anual de la Sección Sur-Centro de la Asociación Americana de Urología.

Antes, en marzo, el doctor Basulto había obtenido también reconocimiento por su trabajo en el XLIII Congreso Internacional del Colegio Mexicano de Urología. El nombre de la investigación es “Polimorfismos en los genes SLC13A2 y SLC13A3 en pacientes con litiasis renal”.

El destacado urólogo, primer mexicano en ganar el lugar de honor en la Asociación Americana de Urología, es parte importante del proyecto Tuunich, una iniciativa sin fines de lucro que impulsa la investigación sobre las piedras en los riñones para mejorar el tratamiento en los pacientes de todas las edades.

Te interesa: En los ojos del mundo

“El premio internacional es un orgullo no solo para Mario y nosotros sino para Yucatán y el país en general. Es el primer mexicano en ganarlo”, indica Juan Pablo Flores Tapia, coordinador del proyecto Tuunich.

Otras vertientes de la presencia internacional que va adquiriendo Tuunich es la participación de una representación yucateca, con los doctores Flores Tapia y Emmanuel Torre Horta al frente, en el Consorcio de Educación e Investigación de las Américas que se celebró hace unas semanas en la Universidad Estatal de Michigan.

Además, en los hechos ya se reflejan los resultados de las primeras investigaciones en Yucatán. Entre las acciones más recientes, como señalamos en otro lugar de esta página, figura un fin de semana en el sur del Estado en el cual un equipo médico brindó atención a comunidades apartadas.

En esos trabajos ocupa un papel importante el doctor Torre Horta, quien coordina el proyecto Tuunich fuera del área hospitalaria.

“Él fue el detonante para salir del hospital (el Regional de Alta Especialidad de la Península de Yucatán) y llevar Tuunich a las comunidades”, explica Juan Pablo Flores. “Al igual que Mario (Basulto), Emmanuel fue parte del nacimiento del proyecto y ha hecho mucho trabajo en las comunidades del interior del Estado. Un día nos dijo: ‘Oye, ¿por qué no empezamos a investigar aquí?’ Así surgió nuestra primera misión en el sur de Yucatán”.

En esa incursión se levantaron encuestas cuyos resultados se están evaluando, se hicieron más de 450 ultrasonidos en solo dos días y se contó con el apoyo de profesionales de la Universidad Estatal de Michigan.

“Tratamos de promover este proyecto para que la gente responda en las campañas que realizamos”, subraya el doctor Flores. “Primero queríamos precisar qué tan grande es el problema, y por lo que hemos visto sí es mayor de lo que pensábamos. Ahora seguimos investigando para ofrecer mejores tratamientos”.

En esas campañas también tienen un papel preponderante las doctoras Martha Menjívar Iraheta y Bárbara Peña, investigadoras en genética de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM). Han emprendido investigaciones sobre síndrome metabólico y de obesidad, que están muy ligados a las piedras en los riñones.

Un aspecto medular de este trabajo, indica la doctora Peña, es conjuntar la parte clínica con la investigación en genética.

La doctora Menjívar es coordinadora del posgrado de Bioquímica Clínica en la Unidad Académica Yucatán de la UNAM.

El doctor Basulto Martínez dice que desde el punto de vista clínico la prevención basada en la educación y un mejor tratamiento resuelven el serio problema de salud en que se ha convertido la litiasis renal.— ÁNGEL NOH ESTRADA

Más detalles

Área de trabajo

Por ahora el proyecto Tuunich no ha entrado a trabajar en Mérida, pero sí planea hacerlo más adelante. Su atención está más enfocada al interior del Estado, donde hay comunidades marginadas que requieren más apoyo médico.

Actuación inmediata

Sus promotores dicen que la litiasis renal no se resolverá de la noche a la mañana, pero sí hay que actuar.

Ventas ejidales, a juicio

Clausuran la granja bovina