in ,

Red de compradores

Ejidatarios de varios municipios protestaron en junio contra el magistrado agrario y especuladores. El funcionario fue reemplazado

Operaciones con tierras en varios puntos del Estado

Un grupo de personas, algunas de ellas exfuncionarios públicos, forma parte de amplia red de compradores y vendedoras de tierras en por lo menos quince municipios yucatecos, entre ellos Mérida, según se puede constatar en documentos oficiales.

En el caso de la capital yucateca, la red tiene intereses en colonias y comisarías con zonas de alta plusvalía, con compras más notorias en los últimos años. En el interior del Estado, buena parte de las compras tiene su origen en terrenos ejidales.

Entre las personas más conocidas de ese grupo figuran Gabriel Guzmán Millet y Rafael Acosta Solís. El primero, identificado como comerciante en inscripciones del Registro Público de la Propiedad, es propietario o copropietario de cientos de inmuebles, lo mismo en Mérida que en Progreso, Yaxkukul, Conkal, Baca, Samahil y otros puntos.

En 2015, Gabriel Guzmán recibió junto con su primo Pablo Solís Millet y otras personas más de 70 terrenos en Yaxkukul de parte de Rafael Acosta, quien, como informamos en su oportunidad, estuvo vinculado a la empresa Patrimonio Kanasín. Las tierras, que juntas suman 56 hectáreas, fueron otorgadas bajo la figura legal de “dación de pago”, que define la acción de saldar una deuda en una forma distinta a la acordada originalmente, con el consentimiento del acreedor.

Acosta Solís, subprocurador de Justicia al principio del gobierno de Ivonne Ortega Pacheco, es mencionado en las escrituras como “productor rural”.

Entre las múltiples compras que realizó Guzmán Millet en 2016 sobresalen seis lotes en el ejido de Copó, Mérida, con una extensión conjunta de más de 15 hectáreas por las que se pagaron $1.714,000, según la inscripción ante el Registro Público de la Propiedad. Esa zona es considerada un filón de oro, porque allí se levantan grandes desarrollos comerciales y habitacionales. Fueron socios en la compra Alejandra Solís Erosa y Felipe Ángel Maldonado Solís.

Felipe Maldonado, de oficio químico y con negocios en Mérida y en Tabasco, adquirió en 2016 el tablaje 5925 en Xcuyum, Yaxkukul.

Además, compró en copropiedad con Claudia Militza Castro Metri y María Teresa Pinelo Flota el tablaje 7010 en Sisal, Hunucmá, que tiene una superficie de siete hectáreas. El pago fue de $1.520,000.

En 2017 obtuvo el tablaje 7354 en Hunucmá, de 100 hectáreas, con Alejandro Hadad Pinelo y Guillermo de Jesús Mena Salazar, con un pago de $1.100,000.

Además de esa copropiedad con Maldonado Solís y Hadad Pinelo, Guillermo Mena adquirió otros terrenos con el segundo en Tetiz y Cholul: en el primer caso es de 39 hectáreas —inscrito en 2015 y reportado con un pago de $351,000—, y en el segundo es un lote de 435 metros cuadrados comprado en 2017 mediante un pago de $165,000.

Es socio también, con otras dos personas, en la compra del tablaje 14348 en Mérida, que fue registrada oficialmente en 2014.

También aparece en una copropiedad con María Teresa Pinelo Flota y un tercero en Umán. Se trata del predio 96 interior de la calle 11. La operación, inscrita en abril de 2015, representó un pago de $1.778,000.

Mena Salazar, quien fue director jurídico del Instituto de Infraestructura Carretera de Yucatán (Incay), realizó otras compras en copropiedad con Hadad Pinelo. Son los tablajes 385 y 393 en Dzemul, de 18 y 72 hectáreas, respectivamente, y dos predios en Sierra Papacal, comisaría de Mérida, con dimensiones de 9,750 metros cuadrados cada uno. Las operaciones de compraventa de Dzemul fueron inscritas en 2014, con precios de $70,000 y $150,000, y las de Sierra Papacal tienen registro de 2013, con pagos de 536,000 pesos en cada caso.

Guillermo Mena es esposo de Claudia Militza Castro, quien, como señalamos líneas arriba, es copropietaria de siete hectáreas en Sisal con Felipe Maldonado y María Teresa Pinelo Flota. Además, compró junto con Alejandro Hadad —exdirector de Capacitación Electoral del Instituto Electoral y de Participación Ciudadana (Iepac)— y un tercero el predio 96 de la calle 11 entre 18 y 20 de Umán, por la cantidad de $250,000.

Claudia Militza es también copropietaria de nueve hectáreas en Cacalchén, adjudicadas en 2009. En 2016 obtuvo junto con su esposo, Guillermo Mena, y Alejandro Hadad un predio de una hectárea en Kanasín, por 385 mil pesos.

En familia

Claudia Mena Castro, hija de Claudia Militza y Guillermo Mena, aparece en documentos oficiales como compradora de los tablajes 3426 y 3479 en Tetiz, en 2016, junto con Francisco Torres Rivas, Sergio Cuevas González y Friedman Peniche Rivero.

Torres Rivas es presidente del Comité Estatal del PRI, Cuevas González fue consejero jurídico en el gobierno de Ivonne Ortega y Peniche Rivero fue vicefiscal también en el quinquenio.— ÁNGEL NOH ESTRADA angel.noh@megamedia.com.mx

 

Compras masivas Tierras en todos lados

En los últimos años en Yucatán se intensificó la compra de tierras para la especulación.

Algunos de los principales

Revisiones en el Registro Público de la Propiedad arroja entre los mayores compradores a Gabriel Guzmán Millet y Rafael Acosta Solís, este último subprocurador de Justicia al principio del gobierno de Ivonne Ortega Pacheco.

No hay distinción

Las operaciones se extienden a municipios de varias zonas, incluyendo Mérida. Buena parte corresponde a tierras ejidales.

Políticos y exfuncionarios

En numerosas operaciones de compraventa asoman nombres de políticos y exfuncionarios públicos, o parientes de éstos. En Mérida hay inclinación por comisarías que han adquirido alta plusvalía.

Homilía del XVI domingo del tiempo ordinario

Cartón de Tony

Cartón de Tony: “Gastonautas al ataque”