in

Refugio en cada iglesia

Autoridades deben ponerse de acuerdo con los párrocos

Todas las iglesias están a disposición para ser refugios temporales ante el paso de la tormenta tropical “Gamma”, cuyos efectos se sentirán este fin de semana y al inicio de la otra, recordó el presbítero Jorge Martínez Ruz, vocero de la Arquidiócesis.

El sacerdote recomendó que por este mal tiempo se exhorta a la población a no salir y a seguir las celebraciones eucarísticas desde las redes sociales.

La indicación que el arzobispo Gustavo Rodríguez Vega dio, desde el paso de la tormenta “Cristóbal”, es que todas las iglesias están a disposición para refugios temporales, recordó.

Lo importante, dijo, es que cada autoridad local en los poblados se debe coordinar con el sacerdote, para que vean que si es necesario y se pueda habilitar el templo como refugio.

“Cuentan con los templos, pero hay que tener una coordinación entre autoridad local y el párroco”, insistió.

El Pbro. Martínez Ruz añadió que uno de los aspectos que se deben tener en cuenta es que el templo cumpla con los requisitos para ser albergue, pues algunos son muy sencillos, tienen goteras o algún problema de infraestructura, y esos no se podrían hablilitar.

Recordó que otros edificios también se convierten albergues como es el caso de las escuelas.

Indicó que el arzobispo envió un mensaje de exhortación para que la gente no salga de casa a menos que sea absolutamente necesario, lo que dura la tormenta. “Luego hay gente que quiere a ir a misa porque ya se puede, pero en estos casos en que hay riesgo, es mejor quedarse en casa”.

Explicó que por la situación climática la celebración de las misas está a consideración de los párrocos y donde haya riesgo se puede suspender la celebración o cambiar de horario.

Explicó que el estado es muy grande y no todos están pasando la misma situación climática, de modo que hay que estar muy atentos a las recomendaciones que den las autoridades locales.— Claudia Ivonne Sierra Medina

Ya se ven los estragos

En la capital yucateca las frecuentes y por instantes copiosas lluvias causan estragos en varias calles y avenidas, donde hay inundaciones de diversas profundidades.

En barrios y colonias

Eso ocurre en los barrios aledaños al Centro Histórico de Mérida, como en San Sebastián y La Ermita, e igual en el sur y oriente de la ciudad.

Homilía del XXVII domingo del tiempo ordinario